Quantcast

Cómo limpiar el filtro del lavavajillas

El lavavajillas es ese electrodomésticos esencial, se encarga de dejar todos los platos, vasos, cubiertos y cristalerías de forma impecable.

Aunque es un electrodoméstico que se encarga de limpiar todos los implementos de la cocina, este también requiere de limpieza de vez en cuando.

Lea TAMBIÉN: CÓMO TRANSFORMAR UN MUEBLE ANTIGUO EN UNO DE DISEÑO LUJOSO

El lavavajillas también necesita tener una limpieza en su interior cada cierto tiempo y esto a fin de mantener su funcionamiento. Es decir que el electrodoméstico se mantenga funcionando a la perfección.

Las razones del mantenimiento son más que obvias, el lavavajillas siempre tiene restos de comida, grasa y la cal e impurezas de la propia agua. Es precisamente esto lo que ocasionada la suciedad e incluso los malos olores. También los restos de comida pueden llegar ocasionar que el electrodoméstico falle.

De acuerdo a los especialistas, todo equipo del hogar requiere de un mantenimiento preventivo y el caso del lavavajillas no es diferente.

Mantenimiento del lavavajillas

Mantenimiento del lavavajillas

Tal como ya hemos mencionado, el lavavajillas requiere de un mantenimiento para que perdure en el tiempo. Es decir, para que su funcionalidad se mantenga por un determinado tiempo.

Si pasamos desapercibido el mantenimiento, lo más probable es que termines con el lavavajillas dañado o con algún detalle que no le permite cumplir el ciclo del todo. Así que a continuación te dará algunos consejos para limpiar el lavavajillas.

1- Llena el lavadero con agua hasta la mitad y añade 2 tazas de vinagre. Esta sustancia irá a las partes sucias de tu lavavajillas mientras limpias alrededor de las paredes y la base.

2- Saca y retira los soportes y las rejillas. Debes sacar los estantes del lavavajillas junto con el soporte de utensilios y otras piezas que no son parte de las rejillas. Si alcanzan, colócalos en el lavadero para añadirle la solución de agua con vinagre para poder limpiarlos. Si no entran en el lavadero, límpialos con un paño húmedo con la misma solución.

3- Retira los residuos de los orificios en los brazos giratorios. Para asegurarte, revisa que todos los orificios estén abiertos para que el agua pueda pasar fácilmente a través de ellos. En caso que los orificios del lavavajillas no estén despejados, deberás limpiarlos para que el lavavajillas funcione de manera eficiente.

4- Limpia alrededor de los bordes de la puerta y de la tapa. Cuando el lavavajillas realiza un ciclo, este espacio no se lava. Usa un paño húmedo y la solución de vinagre, puedes ayudarte con un cepillo suave de cocina viejo puede ayudarte a llegar a las esquinas y también debajo de la tapa.

5- Utiliza lejía para sacar el moho u hongos. Realiza un ciclo de lavado, sin usar ningún limpiador ácido. Ten en cuenta que no debes mezclar lejía con otros limpiadores o con algún detergente para lavavajillas. También ten en cuenta que este es bastante fuerte, incluso para el lavavajillas, así que úsalo con moderación.

6- Remueve las manchas de óxido. Utiliza productos especiales de ser el caso y en caso extremo si la oxidación persiste debes revisar las tuberías en caso que este sea el problema.

¿Cómo limpiar el filtro del lavavajillas?

¿Cómo limpiar el filtro del lavavajillas?

La limpieza del filtro es parte del mantenimiento, así que ten en cuenta los siguientes consejos para que puedas hacer el cambio completo y correcto.

El filtro es aquel que se ubica en la zona inferior de la cubeta interior del lavavajillas, justo ahí y antes de extraerlo y limpiarlo, es recomendable quitar el carro o bandeja inferior para mayor comodidad.

Lo que debes hacer para la limpieza es agarrar la parte superior del filtro, girar ligeramente y tirar hacia arriba para extraerlo. Muchos pasan desapercibido esta parte del electrodoméstico, pero es sumamente importante hacer limpieza al filtro del lavavajillas porque es precisamente aquí donde se acumula la mayor parte de la suciedad y los restos de comida.

Ahora bien, para hacer la limpieza a fondo debes mezclar agua y unas gotas de jabón para platos. Si quieres una limpieza mayor, deberás diluir en dicha mezcla una pizca de bicarbonato de sodio o añadir un poco de vinagre.

Luego debes frotar la mezcla con un cepillo suave por todo el filtro, eliminando así la suciedad y los restos que hayan quedado incrustados. Después solo tendrás que enjuagarlo bien y devolverlo a su sitio.

En caso que la pieza tenga mucha suciedad, puedes dejar el filtro remojando durante media hora en agua caliente antes de limpiar con el cepillo y de esta manera la suciedad saldrá un poco más rápido.

Es aconsejable que el procedimiento de realice una vez al mes en caso de que utilices el lavavajillas todos los días.

Top extra

Top extra

Para que quede todo un poco más limpio, sanea los conductos internos. Lo que debes hacer es aplicar alguno de los productos para limpieza de lavavajillas que existen en el mercado. Su modo de empleo es casi siempre el mismo: se retira el precinto, se coloca en el interior del lavavajillas y se programa un ciclo largo con la maquina vacía.

Una opción más ecológica y económica es añadir al cajetín del detergente una mezcla de vinagre y ácido cítrico en polvo. Servirá para eliminar los restos de cal y acabar con la grasa del interior del lavavajillas.