Quantcast

Ribera califica las declaraciones de VOX sobre cambio climático de una «mal gusto»

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha calificado de «inmensa frivolidad», «mal gusto» o «gran ignorancia» las declaraciones realizadas este jueves por el diputado de Vox Francisco José Contreras en el debate de la ley de cambio climático en el Congreso de los Diputados.

Durante su intervención en la Comisión para la Transición Ecológica que aprobó el citado proyecto normativo, que solo obtuvo en contra los votos de Vox, Contreras opinó que subida de la temperatura del planeta en 2,6 grados «no será el fin del mundo» y añadió que «si se calienta un poquito el planeta, se reducirán las muertes por frío», mientras que Más País le ha acusado de querer buscar «notoriedad».

«Cuando (la temperatura del planeta) suba 2,6 grados a lo largo del siglo XXI, los efectos no tienen por qué ser desastrosos, serán mixtos, algunos positivos y algunos negativos. Por ejemplo, según la revista ‘The Lancet’, hoy en día mueren de frío 17 veces más personas que de calor. Por lo tanto, que se caliente un poquito el planeta, para empezar, reducirá muertes por frío», ha asegurado el diputado de Vox.

Este viernes, en declaraciones a La Sexta la ministra ha manifestado que le parece una «inmensa frivolidad» las declaraciones de Contreras porque en la actualidad ya hay «mucha gente que vive ya los efectos del cambio climático con gran dramatismo y gran dolor».

En ese sentido, ha afirmado que el cambio climático «no es ninguna tontería» y ha recordado que en la actualidad se producen sequías extremas, temperaturas que superan los 50ºC, dificultades para acceder a alimentos, o grandes inundaciones y otros fenómenos meteorológicos extremos.

«Yo creo que es una bromas de muy mal gusto o hablar con una gran ignorancia sobre un tema que es muy peligroso frivolizar», ha sentenciado.

No obstante ha manifestado su preocupación por que personas con buena intención puedan pensar que «lo que dice (Contreras) es correcto». Por ello, ha explicado que el cambio climático no se trata solo de que suba 1,5 o 2ºC la temperatura en una «zona de confort» sino que tiene «consecuencias» en la estructura económica y hay que adaptarse.

Otros ejemplos de la realidad del cambio climático se observan, según ha relatado Ribera, cuando cambian las previsiones con respecto a cosechas porque el suelo, las inundaciones o los fenómenos meteorológicos extremos de alta o baja temperatura se producen en muy poco tiempo y se pierden los alimentos y la seguridad alimentaria se quiebra.

«Lo vemos con daños físicos a las personas, lo vemos cuando se liberan vectores de enfermedad que estaban razonablemente bajo control en condiciones climáticas habituales», ha añadido.

Por eso, ha insistido en que el calentamiento «no es ninguna tontería» y por ello considera «muy importante» hacer pedagogía con «humildad» pero «con claridad» con respecto al «terrible e inmenso dolor» que genera el cambio climático cuando no se está preparado.

La ministra ha celebrado así que «por fin» el Congreso ha dado el paso de aprobar una ley de cambio climático y transición energética que ahora se remite al Senado para ultimar su tramitación parlamentaria.

«Hacía muchos años que queríamos contar con una ley que nos ofreciera un marco para aprovechar las oportunidades de esta gran trasformación», ha subrayado, al tiempo que califica que «el paso» de este jueves es «una excelente noticia para todos».