Quantcast

El BCE ve necesario más regulación sobre fondos y escrutinio sobre bancos

El Banco Central Europeo (BCE) considera apropiado elevar la regulación sobre los fondos de inversión y el nivel de escrutinio sobre los bancos después del colapso del ‘hedge fund’ Archegos Capital, que ha provocado pérdidas millonarias en entidades como Credit Suisse, Nomura o Mitsubishi UFJ Financial Group.

En una entrevista con el semanario alemán ‘Der Spiegel’, la miembro del Comité Ejecutivo del BCE Isabel Schnabel ha alertado de que el colapso del fondo podría haber tenido muchos más efectos de contagio hacia otros actores financieros.

Para Schnabel, el colapso de Archegos «muestra que todavía hay considerables brechas en la regulación de los fondos». La alemana ha explicado que Archegos era un ‘family office’, por lo que únicamente gestionaba el patrimonio de una sola persona. Al no haber otros inversores involucrados, los requerimientos y las obligaciones de información eran menos exigentes.

«Existe una necesidad de escrutar los motivos por los que los bancos permitieron al fondo apalancarse hasta ese punto. Esto podría haber resultado en aún mayores efectos de contagio», ha alertado Schnabel. «Podemos estar contentos de que su efecto se haya limitado solamente a algunos actores. De otra forma, el incidente podría haberse transformado en una crisis sistémica», ha apostillado.

La ejecutiva del BCE ha explicado que parte del problema se debe a la diferente regulación entre bancos y fondos. Mientras que los primeros están obligados a tener suficiente capital para amortiguar las pérdidas de esa naturaleza, la regulación de los segundos está más enfocada a proteger a los inversores.

«Es una señal de peligro de que existen considerables riesgos sistémicos que necesitan ser regulados mejor», ha afirmado.

INFLACIÓN Y FONDOS EUROPEOS

Con respecto a los incrementos recientes en la inflación, Schnabel ha asegurado que son hechos puntuales motivados por efectos transitorios, por lo que todavía no se espera una normalización de la política monetaria a corto plazo.

«Nuestras proyecciones a medio plazo muestran que la tasa de inflación se relajará de nuevo en 2022 porque la demanda agregada presumiblemente permanecerá débil», ha señalado.

Con respecto al desembolso de los fondos europeos, paralizado de momento por el Tribunal Constitucional Alemán, Schnabel ha alertado de que sería un «desastre económico» que la movilización de recursos se retrasara «indefinidamente».

«Si ese fuera el caso, Europa tendría que pensar en soluciones alternativas, pero eso podría llevar cierto tiempo», ha afirmado.