Quantcast

Uralde confiesa estar emotivo en este “día histórico” por aprobar la Ley de cambio climático

El diputado de Unidas Podemos, Juan López de Uralde, ha celebrado la aprobación de la Ley de Cambio Climático este jueves en la Comisión para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, desde donde se remitirá al Senado para su tramitación final y ha confesado estar “tremendamente emotivo” por haber presidido dicha comisión después de sus años como activista ecologista.

En rueda de prensa en el Congreso de los Diputados para explicar el contenido de la ley, López de Uralde, que ha recordado sus años como activista ambiental. No obstante, fue director de Greenpeace de 2001 a 2010 y un año antes de abandonar la organización para fundar el partido verde Equo, en 2009 fue encarcelado por “colarse” en una cena de jefes de Estado y de Gobierno ofrecida por la Reina Margarita de Dinamarca con motivo de la Cumbre del Clima que se celebró en Copenhague (COP15).

“Comprenderán que, para mi, que he sido durante muchos años activista y en 2009 fui encarcelado en una cumbre de jefes de Estado por reclamar acción contra el cambio climático es tremendamente emotivo haber podido presidir la comisión de hoy en la que el Congreso ha aprobado la ley para su fase final que es su paso por el Senado y si no hay modificaciones entraría en vigor”, ha expuesto emocionado.

El diputado ha agradecido los apoyos que a lo largo de la tramitación ha ido sumando el proyecto de ley, que finalmente ha sido aprobado con los votos del PSOE, Unidas Podemos, ERC, Cs y Teruel Existe. Vox ha votado en contra y el PP y Más País-Verdes Equo se han abstenido.

Por ello, ha calificado este jueves como “un día histórico” y ha negado las acusaciones de falta de diálogo, que han manifestado prácticamente todos los grupos de la oposición incluidos los que han votado a favor.

Para el diputado la primera petición parlamentaria para elaborar una ley de cambio climático tuvo lugar en 2008 y por eso considera que ha habido “mucho tiempo” a pesar de que los distintos Gobiernos, de PSOE y del PP “no han podido aprobar una ley”, hasta ahora.

En materia de información pública, ha destacado que durante la tramitación parlamentaria de la ley se ha informado de los elementos más relevantes y asegura que la norma es “mucho más ambiciosa que la que salió del Ministerio para la Transición Ecológica”.

“Está enriquecida por las aportaciones de todos los grupos”, ha recordado.

Entre las cuestiones más destacadas de la que será la primera ley española contra el cambio climático, ha subrayado aspectos como que incluye objetivos de reducción ambiciosos de partida, pero que además se revisarán al alza en 2023; supone el fin de los sondeos de los combustibles fósiles para que estos “permanezcan bajo tierra”; establece la prohibición de la minería de uranio.

Además, se ha referido a que se pondrán en marcha zonas de bajas emisiones para luchar contra la contaminación, obligatorias para municipios de más de 50.000 habitantes y también para municipios de más de 20.000 que incumplan o superen los límites de emisión de contaminantes atmosféricos.

Otro de los aspectos de la nueva ley es el impulso que dará a la rehabilitación urbana y la consideración, incorporada al texto este mismo jueves, de que el despliegue de las renovables se hará de manera compatible con el patrimonio natural.

Del mismo modo, ha incorporado la creación de un comité de expertos científicos en cambio climático y establece un marco que guiará la descarbonización de la economía para los próximos años.

Respecto a las enmiendas transaccionales asumidas por la Comisión ha explicado que finalmente se ha aceptado revisar los objetivos de la ley –de reducción de emisiones de CO2, penetración de renovables, electrificación, eficiencia energética–. “Echamos ahora a andar y los objetivos se revisarán en 2023 al alza”, ha confirmado.

La segunda de las enmiendas transaccionales que ha pasado el trámite de votación este jueves está dirigida a que el despliegue de la instalación de plantas de energías renovables se haga compatible con la protección de la biodiversidad.

“Es una ley que habla por sí misma. Va a ayudarnos a cambiar nuestro futuro hacia uno más bajo en emisiones de carbono y ahora se trata de que termine el proceso y que hagamos realidad la necesaria reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero”, ha concluido.

Preguntado por las críticas manifestadas por Más País Verdes Equo que denuncia que la ley “responde” a los intereses de los lobbies de las empresas de hidrocarburos ha negado que esto sea así, sino que considera que la ley responde a la voluntad de los partidos que la han apoyado para acometer la necesaria transición energética.

Si bien, admite que “más allá de discrepancias sobre tal o cual punto”, la ley aprobada por el Congreso cuenta con consenso político y social amplio y no responde a los lobbies ni intereses de ninguna empresa.

Por último, ha dicho que el “muy amplio” respaldo parlamentario se demuestra que finalmente “solo Vox” ha votado en contra de la ley, aunque en su momento ya presentó una enmienda a la totalidad porque, según López de Uralde “como todo el mundo sabe son negacionistas”.