Quantcast

La ‘revuelta escolar’ vuelve a reivindicar menos tráfico alrededor de los colegios

La ‘revuelta escolar’, un movimiento impulsado por familias para reivindicar entornos escolares con menos coches, más seguros, menos contaminación y menos ruidos, a la que ya se han sumado 26 centros madrileños, volverá este viernes a las calles.

La iniciativa consiste en cerrar al tráfico calles circundantes a los centros educativos al finalizar la actividad lectiva para convertirlas en zonas seguras de juego para los niños, con la previsión de hacerlo los viernes cada dos semanas mientras no se den «cambios sustanciales y generalizados».

Nacida en Barcelona a principios de curso, la ‘revuelta escolar’ llegó el pasado 12 de marzo a Madrid, donde ahora se celebra por tercera vez este viernes habiendo multiplicado por tres prácticamente los colegios y escuelas infantiles participantes. A nivel nacional, ya son 95 colegios de 11 ciudades españolas los que se han adherido a la ‘revuelta escolar’.

Los centros educativos que, a través de las asociaciones de padres y madres o de las asociaciones de familias de alumnos, organizarán actos en la calle este viernes en el marco de la ‘revuelta escolar’ son Miguel de Unamuno (Arganzuela); Fernando el Católico (Chamberí); Asunción Rincón (Chamberí); Menéndez Pelayo (Arganzuela); Rufino Blanco (Chamberí); Lope de Vega (Carabanchel); Arcangel (Retiro); Juan de Zaragüeta (Hortaleza); Palacio Valdés (Centro); La Melonera (Arganzuela); el Almudena, Garcilaso y Ramón Pérez de Ayala (Hortaleza), que lo organizan conjuntamente; El Alba (Arganzuela); Vázquez de Mella (Centro); Ignacio Zuloaga (Tetuán); Méjico (Ciudad Lineal); San Eugenio y San Isidro (Arganzuela); Claudio Moyano (Chamberí); La Jara (Usera); Decroly (Chamberí); Luis Cernuda (Hortaleza); Nuestra Señora de La Paloma (Centro); S.XXI (Moratalaz); San Benito (Ciudad Lineal) y La Latina (Latina).

CONTRA COCINAS FANTASMA

Desde la Asociación de Familias de Alumnos (AFA) del CEIP Miguel de Unamuno quieren denunciar además en esta ocasión la «apertura inminente» de un negocio de ‘cocinas fantasma’ junto al colegio, un local que ofrece 18 cocinas individuales en alquiler para elaborar platos para el mercado de comida a domicilio.

Según ha explicado una representante del AFA, Iris Arisa, «más allá de si los humos y los olores van al patio», ya que las chimeneas de las cocinas van a parar al mismo, y de que los residuos «van a invadir una de las calles del cole», les preocupa el hecho de que las motocicletas de los repartidores van a estar circulando alrededor del colegio continuamente.

Precisamente, esto coincide con la reivindicación de las familias del centro para la pacificación del entorno del colegio, a la que ahora se suma por tanto la solicitud al Ayuntamiento de Madrid que no se autoricen estas actividades de dimensiones industriales en zonas residenciales y entornos escolares.