Quantcast

Cómo hacer un pollo a la hawaiana con el que te chupes los dedos

¿Sabes cuántas recetas que llamamos hawaianas existen? De todas, las realizadas con pollo son mis preferidas, así que hoy te diremos cómo hacer un pollo a la hawaiana con el que te chupes los dedos tanto tú como toda la familia, y compartiremos además otras recetas relacionadas que nunca están de más para que variemos.

Una de las célebres recetas de pollo a la hawaiana, es realizada con jugosas pechugas que se presentan agridulces, llevan tocino y es super sencilla, con sabor intenso que a nadie dejará indiferente; y es que combinar piña, jamón y tocino con un pollo dorado por fuera y jugoso por dentro, es simplemente celestial.

Existen recetas que hacen del pollo un manjar agridulce suave que nos introduce en la gastronomía hawaiana, y que hacen lucirlo con la combinación de frutas como el coco y la piña, e ingredientes orientales como la salsa de soja y el picante que nos aporta el jengibre; claro que, muchas veces su colorido se lo da los pimientos de colores diversos que usamos y la cebolla de verdeo de adorno. 

Ingredientes para la primera versión

Ingredientes para la primera versión
  • 2 pechugas de pollo.
  • 1 pimiento morrón verde.
  • 1 pimiento morrón rojo.
  • 1 pimiento morrón amarillo.
  • 2 ruedas de jengibre fresco.
  • ¼ de piña madura.
  • 2 dietes de ajo.
  • 4 ramas de cebolla de verdeo.
  • ½ taza de salsa de soja.
  • 200 ml de leche de coco.
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • Aceite de oliva lo necesario.
  • Sal y pimenta.
  • Arroz blanco cocido para acompañar.

Instrucciones para la preparación

Lo primero que haremos es cortar en cubos las pechugas; las doramos en aceite de oliva en una olla de fondo grueso y al estar de muy buen color, las salpimentamos; allí mismo vamos agregando los morrones todos en juliana, el ajo picadito, el jengibre y la cebolla de verdeo, guardando una poquita para cuando vayamos a servir y decorar.

Una vez agregados estos ingredientes, les damos unas vueltas para que saquen su sabor e inmediatamente le adicionamos la salsa de soja, que integraremos con los ingredientes muy bien; y una vez integrada, echamos la leche de coco como último paso; una vez hecho esto, dejamos cocinar por 20 minutos y lo servimos con el arroz blanco y la cebolla de verdeo por encima.

Otra receta de pollo a la hawaiana: Con vino

Otra receta de pollo a la hawaiana: Con vino

Como antes te dijimos, hay muchas otras versiones; y entre ellas una que utiliza el vino y que te queremos hacer llegar; y es que, además, tiene un procedimiento diferente, pero que es una ventaja conocerla para que vamos creando opciones de cocciones y técnicas diversas, para ver cuáles son las que mejor nos funcionan a nosotros.

Ingredientes

Para 4 raciones:

  • 4 piernas de pollo.
  • 1 pimiento morrón rojo.
  • 2 cucharadas salsa de tomate casera o de bote.
  • 1 piña cortada en cubos.
  • 1 copa vino blanco o tinto.
  • 3 cucharadas grandes de salsa de soja.
  • 3 cucharadas medianas de azúcar.

Tenemos la opción de freír los muslos de pollo primero o asarlos al horno o en el microondas, lo que ustedes prefieran; aunque en la receta original es frito; y al tenerlo listo lo reservamos.

Luego picamos la piña en cuadritos pequeños y la ponemos a calar con el azúcar; y cuando ya esté en su punto le agregamos los morrones, el vino, la salsa de tomate y la de soja y esperamos hasta que la mezcla se reduzca; y una vez reducida le agregamos el pollo, lo dejamos cocinar por unos 5 minutos más, bañado en la salsa para que éste tome todo el sabor.

La manera correcta de servirlo es con arroz blanco y unas papas cocidas o fritas según sea de nuestro agrado; y te garantizamos que disfrutarás de un pollo con un suave sabor dulzón, que, a diferencia del primero, no tiene el toque picante del jengibre.

Pechuga de pollo a la hawaiana

Pechuga de pollo a la hawaiana

Otra simple receta que también mucha gente opina que puede ser llamada pollo a la hawaiana, es esta que contienen queso mozzarella y jamón; pero que su nombre nos indica que como ingrediente debe llevar la piña; y es que realmente es una receta que podemos considerar seca, ya que no tiene la crema que le aporta el coco ni las salsas previas de piña cocida.

Ingredientes:

  • 1 pechuga grande de pollo.
  • 250 gr de queso mozzarella.
  • 200 gr de jamón picado en cubos o en cuadros.
  • 500 gr piña en cubos medianos.
  • Sal pimienta al gusto.
  • Mantequilla al gusto.
  • Aceite vegetal en cantidad necesaria o suficiente.

Lo primero que tenemos que hacer es salpimentar la pechuga de pollo, y mientras se marina, vamos calentando una sartén donde derretir la mantequilla y en ella, dorar los cubos de la piña; así, ya dorados, añadimos el jamón; y cuando esté con algo de color, los retiramos de la sartén y los reservamos.

En el mismo sartén añadimos el aceite vegetal y sellamos los cubos de pechuga hasta dorarlos por todos sus lados; luego añadimos el queso mozzarella y el resto de los cubos de jamón y piña previamente cocidos; les damos algunas vueltas y ya podemos servir sobre una deliciosa cama de hojas verdes y acompañando con arroz o pan.

Versión de pollo hawaiano con tocino

Versión de pollo hawaiano con tocino

Aunque es un poco más elaborada, pero nada difícil de preparar, esta receta centra su atención en el pollo como protagonista del plato, pero recibe su apodo hawaiano, del hecho de que la salsa en la que lo bañamos está hecha a base de piña; y te aseguramos que su intenso y delicioso sabor te sorprenderá.

Ingredientes:

  • 1 o 2 pechugas de pollo, y va a depender de la cantidad de personas que vayan a comer; y por lo general salen porciones de dos o tres por cada pechuga, ya que se preparan enteras.
  • 1 lata de piña de la mejor marca que consigas.
  • Tocino suficiente para envolver las pechugas rellenas.
  • Queso Cheddar en cantidad suficiente.
  • Jamón de pavo o el tradicional.

El paso uno es limpiar las pechugas de pollo y abrirlas tipo mariposa; y en ellas, una vez abiertas, vas colocando las rebanadas de queso cheddar y las de jamón una por una; ya una vez que tengas los ingredientes colocados, enrollas las pechugas de tal manera que todo quede dentro del pollo; el cual irá al horno con las piñas y el néctar; como ves, otra versión deliciosa del pollo a la hawaiana.