Quantcast
jueves, 22 abril 2021 11:44

Las ventas de motos acumulan una caída del 0,4% este año

Las ventas de motocicletas acumulan una caída del 0,4% en el primer trimestre de este año, hasta 33.096 unidades, a pesar de que en el mes de marzo se entregaron 15.186 unidades, un 89,8% más que en el mismo periodo de 2020, según datos de la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor).

Estas cifras hay que contextualizarlas en la situación de pandemia vivida en marzo de 2020, cuando España comenzó los meses de confinamiento total, manteniendo cerrados los concesionarios. De ahí que en el pesado mes de marzo casi se duplicasen los registros.

Por su parte, se vendieron 3.408 ciclomotores en lo que va de año, un 31,1% menos, así como 1.533 unidades en marzo, un 33,2% más. Además, se entregaron 521 triciclos en el primer trimestre (+4,4%) y 248 en marzo (+93,8%).

Las ventas de cuatriciclos ligeros aumentaron un 16,2% entre enero y marzo (652 unidades) y un 155,1% el mes pasado (273 unidades), mientras que las entregas de cuatriciclos pesados subieron un 81,4% hasta marzo, con 938 unidades, y se triplicaron en el tercer mes del año, con 366 unidades.

En total, el sector de las dos ruedas vendió 38.615 unidades en los tres primeros meses de 2021, un 2,8% menos, mientras que en marzo entregó 17.606 unidades, un 85,2% más.

Si se comparan las cifras de este año con las de 2019, último año antes de la pandemia, en lo que va de año se vendieron un 10% menos de motos, aunque en marzo se comercializaron un 1,3% más. El total del sector acumularía una bajada del 9,3%, pese a remontar el tercer mes del año un 4,9%.

“Tras los datos negativos de enero y febrero, en marzo el mercado ha presentado un repunte. No obstante, la incertidumbre por la posible llegada de una cuarta ola de la pandemia y el impacto de los problemas en la cadena logística global y los suministros de algunos componentes serán factores relevantes en los próximos meses”, ha destacado el secretario general de Anesdor, José María Riaño.

Según él, el canal de alquiler es el más afectado, con una caída del 70% respecto a 2020, lo que ha lastrado las matriculaciones especialmente en Cataluña, Madrid, Canarias y Baleares, las únicas regiones con el trimestre en números rojos en términos interanuales.