Quantcast

Cómo pedir una moratoria de la hipoteca

La moratoria de hipoteca es una de las medidas que tomó el gobierno de España en plena coyuntura por la pandemia del coronavirus.

La decisión tomada el 17 de marzo 2020 en forma de Real Decreto , tuvo como objetivo reducir el impacto económico producto de la pandemia. Esta moratoria de hipoteca permitió a los ciudadanos solicitar el aplazamiento de la hipoteca tanto capital como intereses.

Lea TAMBIÉN: CÓMO FIRMAR ELECTRÓNICAMENTE UN DOCUMENTO

Estos aplicables en los casos de préstamos hipotecarios para adquirir una vivienda habitual, inmueble en el que se desarrolle una actividad económica o una vivienda en alquiler. Pero esta última solo en el caso que el propietario dejara de recibir la renta tras el estado de alarma.

La extensión inicial era de tres meses, siendo accesibles para todo aquel que cumpliese unos requisitos previamente establecidos.

¿Para quiénes está dirigido la moratoria de hipoteca?

¿Para quiénes está dirigido la moratoria de hipoteca?

De la moratoria de hipoteca pueden beneficiarse aquellos deudores de un préstamo hipotecario y aquellos que padecían dificultades para atender su pago en plena crisis del coronavirus.

Todas aquellas personas que:

  • Se encuentren en situación de desempleo.
  • Empresarios o profesionales cuyas ventas, o ingresos, se redujeron, como mínimo, en un 40 %.
  • Unidades familiares cuyos ingresos, el mes anterior a la solicitud de la moratoria hipotecaria, eran inferiores.
  • Grupos familiares con miembros que tenían acreditada una discapacidad superior al 33 %. Una situación de dependencia o una enfermedad que les incapacite permanentemente para su actividad laboral.
  • Grupos familiares en la que alguno de sus miembros sufría una parálisis cerebral o alguna enfermedad mental (o discapacidad intelectual), entre otros casos, debiendo superar cinco veces el IPREM.
  • También aquellas unidades familiares en las que más del 35 % de sus ingresos netos se estuvieran invirtiendo en la suma de la cuota del préstamo hipotecario (más sus gastos) y en suministros básicos.

Que la cuota hipotecaria más los gastos y suministros básicos sea igual o superior al 35% de los ingresos netos que reciba la unidad familiar. Los gastos y suministros básicos incluyen: electricidad, gas, gasoil para calefacción, agua corriente, servicios de telecomunicación fija y móvil y contribuciones a la comunidad de propietarios.

¿Cómo se solicita?

¿Cómo se solicita?

Par hacer los procedimientos correspondientes a la moratoria de hipoteca, debe contactar con su oficina o gestor bancario.

Puede hacerlo de forma telefónica o a través de un correo electrónico.

Para confirmar la situación laboral:

En caso de quedarse en paro, necesita el certificado que expide la entidad gestora de las prestaciones. Aquí se refleja la cantidad recibida en concepto de subsidio por desempleo.

Ahora en caso de cesar actividad por cuenta propia, se requiere el certificado de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma.

Para confirmar las personas que conviven en la vivienda:

  • Libro de familia.
  • Certificado de empadronamiento de cada una de las personas que habitaban en la casa, con referencia tanto a ese momento en concreto como a los seis meses previos.
  • Declaración de discapacidad, dependencia o incapacidad permanente para realizar su actividad laboral.

Confirmar la titularidad de los bienes:

  • Nota simple de todos los miembros de la unidad familiar.
  • Escritura de la vivienda.
  • Contrato del préstamo con garantía hipotecaria.

Confirmación que la vivienda del titular del préstamo está en alquiler:

  • Contrato de Arrendamiento.

Por último, debía incluir una declaración responsable que demostrase que todos los deudores cumplían con los requisitos exigidos por el real Decreto-ley para ser considerados económicamente vulnerables.

Procedimiento para tramitar la moratoria de hipoteca

Procedimiento para tramitar la moratoria de hipoteca

A continuación te muestro los pasos para presentar la solicitud. Ten en cuenta que esto procede con el acreedor hipotecario junto con los documentos.

La entidad acreedora deberá implementar la moratoria en un plazo máximo de 15 días, y comunicará al Banco de España su existencia y duración.

Dicha moratoria implica:

Suspensión de la deuda hipotecaria durante el plazo estipulado.

La inaplicación durante la moratoria de la cláusula de vencimiento anticipado que conste en el contrato de hipoteca.

Durante el periodo de vigencia de la moratoria de hipoteca, la entidad acreedora no podrá exigir el pago de la cuota hipotecaria, ni de ninguno de los conceptos que la integran (capital e intereses), ni íntegramente ni en un porcentaje.

Asimismo, no se permitirá la aplicación de intereses durante el período de vigencia de la moratoria de hipoteca.

En resumidas cuentas, una vez realizada la solicitud de la moratoria de hipoteca, la entidad deberá proceder a su implementación en un plazo máximo de 15 días.

Tras la concesión de este aplazamiento, la entidad procederá a comunicar al Banco de España su existencia y duración a efectos contables y de no imputación de la misma en el cómputo de provisiones de riesgo.

Asimismo, también es importante tener en cuenta el periodo de vigencia de la moratoria de hipoteca. En este tiempo, el banco no podrá exigir el pago de la cuota hipotecaria, ni de ninguno de los conceptos que la integran.

Ya sea amortización del capital o pago de intereses. Ni íntegramente, ni en un porcentaje y tampoco se devengarán intereses, tal como mencionamos.