Quantcast

Cómo solicitar una pensión no contributiva

La pensión no contributiva es una prestación económica que se le concede a aquellos ciudadanos que estén en una situación de necesidad. Estas personas no cuenten con los recursos necesarios para su subsistencia.

Dicha pensión es aplicable a aquellas personas que no han cotizado nunca o durante un determinado tiempo para llegar a las prestaciones a nivel contributivo.

Lea TAMBIÉN: CÓMO FIRMAR ELECTRÓNICAMENTE UN DOCUMENTO

La pensión no contributiva se encuentra entre las funciones que el Estado español otorga para garantizar a toda las personas los recursos mínimos durante la última etapa de su vida.

Asimismo, permite que estas personas cuenten con algunos ingresos en casos de emergencia.

Toda persona con pensión no contributiva, cuenta además con asistencia médica y farmacéutica gratuita, además de otros servicios sociales complementarios.

Tipos de pensión no contributiva

Tipos de pensión no contributiva

Existen dos tipos de pensión no contributiva, una pensión no contributiva por jubilación y llamada por invalidez no contributiva.

Para la pensión los requisitos son tener cumplidos 65 o más años, y haber residido por lo menos 10 años en territorio español desde la edad de 16 años.

Mientras que para acceder a una pensión no contributiva en caso de invalidez es necesario contar con una edad de entre 18 y 65 años, haber residido en territorio español un mínimo de 5 años y tener una minusvalía reconocida de al menos el 65 %.

La pensión no contributiva se abona en 12 mensualidades, más 2 pagas extraordinarias anuales. Por otro lado, el importe de la pensión es establecido de forma individual para cada persona.

Para calcular dicho importe es necesario calcular las rentas o los ingresos que disponga el beneficiario de forma individual, o por el contrario, las rentas o los ingresos anuales de cada uno de los miembros de la Unidad Económica a la cual pertenece.

La pensión no contributiva por jubilación es incompatible con:

  • Pensión no contributiva por invalidez.
  • Pensiones asistenciales (PAS).
  • Subsidios de Garantía de Ingresos Mínimos (SGIM).
  • Ayuda de Tercera Persona (SATP).
  • Ley de Integración Social de las personas con discapacidad (LISMI).
  • Asignación Familiar por Hijo a Cargo con Discapacidad mayor de 18 años.

La pensión no contributiva por invalidez es incompatible con:

  • Pensión no contributiva por jubilación.
  • Pensiones asistenciales (PAS).
  • Subsidios de Garantía de Ingresos Mínimos (SGIM).
  • Ayuda de Tercera Persona (SATP).
  • Asignación Familiar por Hijo a Cargo con Discapacidad por hijo a cargo con discapacidad igual o mayor al 65%.

¿Cómo realizar las respectivas solicitudes?

¿Cómo realizar las respectivas solicitudes?

Para hacer la solicitud una pensión se debe presentar la solicitud en las oficinas de los distintos Servicios Sociales de las CCAA, oficina de la Seguridad Social o en el IMSERSO.

Dichos formularios se pueden recoger en las mencionadas oficinas, o descargar por Internet. También se puede solicitar los impresos por correo.

¿Cómo hacerlo?

Lo que se debe hacer es rellenar el formulario de solicitud, una vez obtenido por las vías que hemos indicado.

Además de la solicitud se debe acreditar que se cumplen las condiciones para acceder a esta pensión. Se debe presentar una declaración de ingresos de forma individual en caso de vivir solo o de todos los integrantes de la familia de ser el caso.

En caso de existir cambios de situaciones por aumento o reducción del grado de discapacidad o ajustes en ingresos, es necesario comunicarlo.

Pensión no contributiva por jubilación

Pensión no contributiva por jubilación

Para poder optar por la pensión no contributiva por jubilación, es necesario contar con los siguientes requisitos:

  • Ser ciudadano español o extranjero con residencia legal en España. De ser el último caso, necesita haber vivido en el territorio español durante al menos 10 años, desde que cumplió los 16 años, hasta que llegue el momento de cobrar la pensión. De este periodo de tiempo, al menos 2 años deben ser consecutivos, e inmediatamente anterior a la fecha de la solicitud de la pensión no contributiva.
  • Contar con los 65 años de edad.
  • No contar con los ingresos suficientes, por lo que se establecen algunas rentas o ingresos máximos de variación anual. En esta condición se toma en cuenta algunos factores, como el hecho de vivir o no con familiares, además del parentesco por consanguinidad.

No contributiva por invalidez

No contributiva por invalidez

En caso de que desee solicitar la pensión no contributiva por invalidez, necesitará cumplir con los siguientes requerimientos:

  • Se ciudadano Español o extranjero con residencia legal en España. En este último caso, es necesario haber vivido al menos 5 años en el territorio español, de los cuales 2 años tienen ser que consecutivos e inmediatamente anteriores a la fecha de la solicitud de la pensión no contributiva por invalidez.
  • Cumplir con la mayoría de edad tener menos de 65 años.
  • Contar con un grado de discapacidad acreditado igual o mayor al 65%.
  • Con la pensión no contributiva por discapacidad, el beneficiario tendrá la posibilidad de realizar actividades laborales que se puedan comprar con su nivel de discapacidad, y que por ende estas no afecten su capacidad real para efectuar el trabajo. Esta ayuda es compatible con los ingresos que pueda recibir por este hecho, pero el importe de la misma podrá disminuir en caso de que las rentas puedan superar una determinada cifra anual.