Quantcast

Cómo hacerte donante de órganos

Ser donante de órganos puede salvar vidas. En los últimos años, la necesidad de donantes de órganos ha aumentado considerablemente y esto debido a la necesidad que existe por el gran número de personas con insuficiencia orgánica.

Lea TAMBIÉN: CÓMO LIMPIAR EL POLVO DE PANTALLAS Y QUE SE VEAN COMO LIMPIAS

Esto hablando de la etapa terminal y debido a los avances médicos, hay mayor proporción de pacientes que son elegibles para la intervención.

Aunque muy poco se hable sobre el asunto, ser donante de órganos salva vidas y es un tema que no suele ser frecuente. Pero a continuación te amplío un poco sobre el tema y de qué manera se puede ser donante de órganos.

Tipos de donaciones

Tipos de donaciones
  • Donación de corazón: destinado a las personas que luchan contra una insuficiencia cardíaca potencialmente mortal, incluyendo los defectos congénitos y las disfunciones de las válvulas.
  • Riñón: destinado a un paciente con insuficiencia renal. En lugar de pasar varias horas en diálisis tres o cuatro veces por semana, un receptor de riñón disfrutará de una vida más saludable y feliz.
  • Hígado: para salvar la vida de una persona con insuficiencia hepática.
  • Donación de pulmón: un pulmón ayudará a quien los tenga enfermos o dañados por enfermedades como la fibrosis quística o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).
  • Páncreas: si alguien tiene problemas para controlar el azúcar en la sangre, un páncreas trasplantado puede restablecer la producción normal de insulina.
  • Intestino: los trasplantes de intestino se llevan a cabo en pacientes con insuficiencia intestinal, la cual puede ser causada por una variedad de enfermedades y que tanto niños como adultos pueden verse afectados.
  • Corneas: es el tipo de trasplante más común y exitoso. Las córneas pueden ayudar a restaurar la visión de una persona luego de que varios métodos médicos hayan fallado en corregir la vista.
  • Donación de tejidos:  incluidos los tendones, piel y huesos restaura la esperanza y movilidad de decenas de miles de hombres y mujeres cada año.

¿Por qué es bueno ser donante de órganos?

¿Por qué es bueno ser donante de órganos?

Ser donante de órganos brinda una oportunidad a otros. Las personas que están en lista de espera generalmente tienen una enfermedad en etapa terminal. Recibir un órgano puede convertirse en un evento que cambia totalmente la vida de dichos pacientes.

Se estima que hay más de 100 000 personas en espera de un órgano, mientras que alrededor de 20 personas mueren cada día mientras esperan un órgano.

El donante de órganos no solo ayuda a un paciente, la donación puede ayudar hasta 85 pacientes en necesidad. Corazón, riñones, páncreas, hígado, pulmones e intestinos pueden ayudar a 8 personas, las córneas pueden restaurar la vista de 2 pacientes y los tejidos pueden ayudar a otras 75.

La donación puede ser para familiares, amigos y cualquier otra persona que lo necesite. No importa edad, muchos de los órganos podrían ser viables para un trasplante.

Se puede determinar qué órganos no son adecuados para la cirugía y usar los que están en buenas condiciones. Es decir, que el donante padezca una enfermedad en un órgano no impedirá que pueda donar el resto.

¿Cómo ser donante?

¿Cómo ser donante?

Para ser donante de órganos, se debe solicitar la tarjeta de donante que es un documento que da por sentado el deseo de ser donante de órganos tras el fallecimiento. Sin embargo la tarjeta no tiene valor legal.

Es preciso comunicar a todos los familiares el deseo de ser donantes, para que autoricen la extracción de órganos tras el fallecimiento.

La tarjeta de donantes se puede conseguir en diferentes sitios. Se expide en instituciones públicas como Consejerías de Salud, Coordinaciones hospitalarias de trasplante, Servicio de Información al usuario de hospitales y Centros de Salud, Organización Nacional de Trasplantes; o privadas como asociaciones de enfermos renales y de trasplantados de hígado, corazón o riñón.

Esta tarjeta no tiene ningún precio y no implica compromiso definitivo. Puede variar el procedimiento en cada país y se puede anular si la persona lo desea.

La tarjeta de donante o la ficha (dependiendo del país) contendrá:

  • Documento nacional de identidad o pasaporte
  • Formularios específicos sobre este Registro
  • Inscripción en el Registro de Voluntades Vitales Anticipadas
  • Declaración de voluntad vital anticipada
  • Aceptación del representante (si se elige esta opción)
  • Aceptación del sustituto del representante (igual que el anterior)

Es preciso recordar que independientemente de la opción que se elija para hacerse donante, la comunicación de esta decisión a sus familiares, amigos y allegados será siempre una saludable opción. Recuerda que este es tu deseo tras el fallecimiento y es importante hablarlo con los seres queridos.

Promover un debate familiar que hace aflorar y aclara las posibles dudas que existan sobre la donación de órganos y tejidos.

Además, lograr conseguir que esta voluntad de donación sea reconocida y asumida por sus allegados. Así se logrará evitar el dolor añadido de su aceptación en momentos emocionalmente muy complicados. También habrá una aceptación de voluntad y no habrá dudas al respecto.