Quantcast

Adif AV incrementa un 157% sus pérdidas en 2020

Adif Alta Velocidad (Adif AV) obtuvo unas pérdidas de 461 millones de euros en 2020, lo que supone un incremento del 157% respecto a los ‘números rojos’ registrados un año atrás, como consecuencia del desplome superior al 39% que registró el tráfico ferroviario por las limitaciones a la movilidad.

Los ingresos del gestor ferroviario de alta velocidad fueron de 327 millones de euros, un 46% inferiores, toda que vez los cánones que recibe por la utilización de las líneas por parte de los operadores sufrieron un retroceso del 46%.

Los mayores descensos se produjeron en la línea Madrid-Barcelona-Frontera Francesa, cuyo tráfico cayó un 44%, seguida de la línea Madrid-Valladolid-Zamora, que registró una bajada del 43,2%, según los resultados publicados por Adif.

Los ingresos procedentes de los cánones por utilización de estaciones y otras infraestructuras también se vieron afectados por la crisis sanitaria y retrocedieron un 48% en comparación con los que recibió en 2019, antes de la pandemia.

Con todo ello, el resultado de explotación fue negativo, de 260 millones, frente al resultado positivo de 28 millones del año anterior, al mismo tiempo que siguió aumentado su deuda a un ritmo del 3%, hasta los 16.570 millones de euros.

No obstante, este incremento del endeudamiento ha sido inferior al autorizado como máximo en los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Asimismo, el resultado financiero mejoró en 6 millones de euros, por la disminución del coste medio de la deuda en 9 puntos básicos y la reducción de los intereses de demora vinculados a obras y expropiaciones.

GARANTIZA LAS OPERACIONES

A pesar de la crisis del Covid-19, Adif AV mantuvo operativas todas sus líneas y sin interrumpir las labores de mantenimiento para garantizar la circulación ferroviaria, manteniendo sin cambios «su compromiso con la prestación de un servicio público de calidad, de acuerdo con su misión como administrador de infraestructuras ferroviarias».

En este contexto, el gestor implementó distintas medidas para contener el efecto del Covid-19, como la propuesta para potenciar la bonificación de los cánones ferroviarios, que busca incentivar el incremento del tráfico ferroviario, sobre todo ahora que comienza la liberalización de la alta velocidad.

En concreto, la propuesta supone incrementar hasta el 50% la bonificación prevista en la ley y que afecta al importe a abonar en concepto de los cánones de adjudicación de capacidad y de utilización de líneas. Asimismo, ha puesto en marcha un plan de racionalización del gasto que ha permitido que la rúbrica de otros gastos de explotación presente un descenso del 17% con respecto al importe previsto en el presupuesto de la entidad.

MANTENIMIENTO

El año pasado, la entidad pública destinó 296 millones de euros al mantenimiento de la red, lo que supone un gasto de 82.900 euros por kilómetro. El último estudio de calidad percibida por los usuarios arroja una nota de 7,76 sobre 10 para las estaciones de viajeros.

En materia de medio ambiente, Adif sigue realizando actuaciones para la protección de los recursos naturales en el entorno de las infraestructuras ferroviarias, como el seguimiento del consumo de recursos naturales, la homologación de canteras de balasto y la utilización de energía solar.

También ha establecido objetivos de reducción de consumo energético y de emisiones de gases de efecto invernadero y apostado por la compra de Energía Eléctrica Verde con Certificados de Garantía de Origen (GdO), así como mitigando la contaminación acústica.