Quantcast

Pulpo a la plancha: la receta de Karlos Arguiñano (con secreto para que salga buenísimo)

En esta ocasión Karlos Arguiñano, comparte los secretos de su receta de pulpo a la plancha con un toque de pimentón al gusto acompañado con un delicioso puré de patatas al estilo parmentier, para que prepares en casa y disfrutes este exquisito platillo que forma parte de las recetas de su nuevo libro “La Buena Cocina”. Por lo cual, te explicaremos los distintos pasos de Arguiñano para que tomes en cuenta para preparar esta receta.

El parmentier es una especialidad en la cocina francesa y se trata de un gratinado de capas de puré de patata con carne picada de buey (pollo en con ciertas variantes). Aunque en la actualidad el concepto de parmentier aplicado en la cocina es amplio y se dan distintas versiones como lo es en la receta de Karlos Arguiñano donde el parmentier es de patata cocida y machacada, con mantequilla, nata y nuez moscada (sin carne).

La gran receta

La gran receta

El pulpo es uno de los platos más populares en la cocina gallega. En la receta tradicional “polpo á feira”. El pulpo es cocinado entero en una cazuela, para después cortarlo. Aunque existe otra manera de prepararlo ya sea: a la brasa, guisado, cocido en la olla rápida o a la plancha con en esta receta.    

Ingredientes para 4 personas

Ingredientes para 4 personas
  • 1 pulpo o 4 patas de pulpo cocidas
  • 3 patatas (800 g)
  • 80 g de mantequilla
  • 200 ml de nata
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • nuez moscada
  • pimentón dulce y/o picante
  • Perejil

Preparación

  • Coloca a calentar en una cazuela con agua, las patatas y cocínalas durante 35 minutos. Pela, corta y colócalas en un bol. Agrega la mantequilla cortada y aplástalas con un machacador (aplastador) de patatas. Ralla encima un poco de nuez moscada y vierte la nata. Sazona y mezcla bien.
  • Calienta abundante agua en una cazuela. Cuando el agua empiece a hervir, agarra el pulpo por la cabeza y sin soltarlo introduce y sácalo 3 veces. Finalmente déjalo dentro. Sazona, tapa la cazuela y cocina el pulpo durante 40-45 minutos. Retíralo y espera a que se enfríe. Corta 4 tentáculos (la cabeza y los otros 4 tentáculos se pueden congelar para utilizarlos en otra ocasión).
  • Calienta en una sartén con un chorrito de aceite. Añade los 4 tentáculos del pulpo y dóralos un poco, hay que cocinar cada pata de pulpo.
  • Sírvelo en cada plato con una porción de un tentáculo y espolvoréalos con el pimentón (dulce o picante al gusto) y adórnalos con unas hojas de perejil.

Sugerencias

  • Para que las patatas no pierdan parte de su almidón es conveniente cocinarlas con la piel. En ese caso es muy importante lavarlas muy bien.
  • Puedes acompañar el pulpo a la plancha con patatas, las cuales son el acompañante perfecto del pulpo. Desde las tradicionales patatas cocidas con pimentón el pulpo a la gallega, hasta el parmentier francés o puré de patatas (sin carne) como en esta receta de Arguiñano.

Receta de pulpitos a la plancha con aceite de ajo y perejil

Receta de pulpitos a la plancha con aceite de ajo y perejil

Si nunca has visto pulpitos tan pequeños en la pescadería, puedes buscar esta novedad, cómpralos y probarlos. Puedes hacerlos hasta dos días después porque al ser frescos solo necesitan ser congelados durante un mínimo de 48 horas para una mejor cocción. 

Cierta variedad de estos pulpos, tienen la cabeza muy grande y los tentáculos cortos y pequeños, porque el tamaño de su cabeza, en la región de Galicia, se le llama pulpo cabezudo o pulpo cabezón. Otras diferencias entre esta especie y el pulpo grande es que su color es más claro y tiene una sola hilera de ventosas en las patas en lugar de dos.

Son diferentes pero el resultado ha sido muy satisfactorio y recomendable, se pueden preparar solamente 4 (de dos super pequeños) pero se repite nuevamente porque son deliciosos y exquisitos. A pesar de un tamaño muy pequeño son bastante duros por lo que se tienen que cocinar como un pulpo de 1 kilogramo, 20/25’ y deben ser partidos a la mitad cuando se cocinan y dejarlos reposar.

Ingredientes

  • 4 pulpitos cocidos
  • 2 dientes de ajo (grandes)
  • 4 ramas de perejil
  • 75ml de aceite de oliva
  • Sal

Preparación

  • Debes pelar los ajos y lavar el perejil. Machacar los dos en el mortero o picarlos con la picadora.
  • Añadir 50ml de aceite, sal al gusto y remover para mezclar. Reservar.
  • Poner los 25ml de aceite restantes en una plancha al fuego, cuando esté caliente introducir los pulpos y dorarlos por ambos lados. Retirarlos sobre una fuente y regar con el aceite de ajo y perejil.
  • Servir calientes.
  • Algunas personas preparan los pulpitos cabezudos guisados, en salpicón o en una empanada, puedes comprobar que son buenísimos.  

Receta de pulpo encebollado

Receta de pulpo encebollado

El pulpo encebollado es uno de los bocados más deliciosos para saborear tu solo o en compañía. Es una receta muy sencilla, su preparación no tiene ningún secreto, pero lo primero que debes hacer es cocinar el pulpo. Esta receta se realiza fácilmente y en muy poco tiempo una vez que el pulpo esté cocinado solo debes servirlo.

Ingredientes

  • 1/2 pulpo (4 tentáculos)
  • 1 cebolla (mediana)
  • 6 cucharadas (soperas) de aceite de oliva
  • Sal

Preparación

  • Cortar el pulpo, con tijeras, en rodajas. Reservar.
  • Pelar y picar la cebolla en juliana fina.
  • En una sartén calentar el aceite y pochar la cebolla, a fuego medio, hasta que esté transparente y blanda.
  • Incorporar el pulpo y la sal, saltear 3 o 4 minutos.

Sugerencias

  • Si eres de los que les encanta el pulpo de cualquier forma, la receta más recomendada es la del pulpo a la gallega, puedes prepararlo y siempre te sobrarán 3 o 4 tentáculos que puedes utilizar para realizar un pulpo encebollado. El pulpo es una receta fantástica, que podemos incluir en una infinidad de elaboraciones y preparar aperitivos, entrantes o platos principales.
  • Este plato resulta muy sabroso en: empanadas, salpicón, con arroz, a la plancha, en ensaladas y muchas más variedades, pero siempre debemos utilizarlo una vez que esté cocinado. Después de que compruebes las distintas preparaciones puedes admitir que el pulpo se puede disfrutar como un manjar.