Quantcast

Cómo cocinar una pata de pulpo y que quede espectacular

El pulpo se ha convertido, desde hace un buen tiempo, en el platillo estrella de grandes restaurantes. Su preparación es infinita, pero la tendencia al parecer es una sola, servir las patas o tentáculos con finas salsas.

La variedad es amplia y desde luego no todos los restaurantes ofrecen lo mismo, pero si coinciden en servir los tentáculos enteros, hervidos o pasados por aceite. Algunos sirven con arroz al coco, otros con pasta y otros simplemente se arriesgan a servirlo con salsas finas originales.

Se dice que esta tendencia de cocinar la pata de pulpo es porque su precio es accesible y los comensales además de lo sabroso, buscan lo asequible. También por la textura, sabor y múltiples presentaciones que fácilmente son atractivas al paladar.

El pulpo es un alimento que necesita una buena cocción y su mejor método para consumirlo es hervirlo previamente y posteriormente darle forma. Es decir , que lo más recomendable siempre es hervir antes de freír o preparar con el cualquier clase de platillo.

Algunos concuerdan en que para que el pulpo quede tierno luego de la cocción, previamente se debe haber puesto a congelar dos o tres días. De esta manera se rompe las fibras del pulpo y lo hace más fácil cocinarlo.

Cocinar la pata de pulpo

Cocinar la pata de pulpo

Retomando lo expuesto anteriormente, indiferentemente como lo quieras cocinar, debes tener en cuenta que debes congelar y hervir y posteriormente podrás prepararlo a tu gusto.

Le puede interesar: CÓMO HACER UN BIZCOCHO DE TÉ MATCHA

Es la opción más recomendable para que podamos tener un tentáculo de pulpo suave y para nada duro. Así que a continuación te mostraré los pasos para obtener un pulpo blando.

  • Saca el pulpo un día antes del congelador, recuerda que debió permanecer durante 2 o 3 días. Y pasa a un frigorífico o parte baja de la nevera para que se descongele.
  • Alista una olla grande con abundante agua y con fuego máximo, cuando notes que comienza a hervir, saca el pulpo de la nevera y pásalo por agua fría para quitar posibles impurezas.
  • Cuando veas que ya ha comenzado a hervir, debes aplicar la técnica de «asustar» al pulpo y consiste en que meter y sacar el pulpo tres veces de la olla para lograr que se rompa las fibras y la carne quede más blanda.
  • Posteriormente y tras haberlo «asustado» tres veces, mete de nuevo en el agua y deja cocinar durante 20 minutos dependiendo del kilo. En caso que sea más grande debes dejarlo 5 minutos más.
  • Debes pincharlo con un palillo para saber qué tan blando está y cuando lo hayas conseguido, retira la olla del fuego y deja reposar en la misma agua durante 5 o 10 minutos más y listo.

Recetas para preparar el pulpo

Ahora bien, cuando ya tengamos la pata de pulpo hervida y lista para el siguiente nivel, podemos decidir de qué manera la vamos a servir.

A continuación varias recetas fáciles con las que puedes servir los tentáculos de pulpo.

Pulpo a la plancha

Pulpo a la plancha
  • Lo que debes hacer es pelar algunos dientes de ajo y colocar en un sartén, mientras le añades 3 o 4 cayenas y un pimenton. Esto deberás cocinarlo durante 10 minutos a fuego bajo y retiras.
  • Posteriormente en una plancha bien caliente, colocamos las patas de pulpo y doramos por ambos lados. Solo hasta que estén dorados, pues si se deja mucho tiempo podrían secarse. Cinco minutos o menos de cada lado bastará.
  • Cuando esté listo, sirve en un plato y añade sal gruesa a las patas del pulpo y con una cuchara esparce la salsa con ajo y pimentón que hiciste previamente.

Patas de pulpo con humus

Patas de pulpo con humus

Para esta receta necesitarás:

  • 4 patas de pulpo
  • 300 gramos de guisantes
  • 1 manojo de menta
  • humus
  • 1 pimentón

Preparación:

Hierve los guisantes en agua con sal y el manojo de menta. Retira y coloca en un bol grande con agua fría.

Posteriormente trituramos la menta y preparamos los guisantes para que quede como un puré.

Luego cocina el pulpo a la plancha a fuego medio, sin aceite. Esto hará que la piel caramelice, cinco minutos por cada lado estará bien.

Retira y sirve los tentáculos añadiendo sal gruesa y pimienta roja. Acompaña con el humus , el puré de guisantes y tiras de pimentón.

Patas de pulpo con aceite picante

Patas de pulpo con aceite picante

Para esta receta necesitarás:

  • 4 patas de pulpo
  • pimientos rojos dulces
  • harina para tempura
  • pimentón picante
  • sal gruesa
  • aceite

Preparación:

Prepara el aceite picante previamente. Esto debes hacerlo ligando el aceite con el pimentón picante. Si deseas puedes añadir pimientos de cayena secos, que son como los chiles picantes. Tritura y deja reposar. Es preferible que lo hagas unas horas antes.

Mezcla la harina para tempura con agua fría hasta conseguir una masa no tan espesa, allí sumerge los pequeños pimientos rojos y fríe.

Posteriormente, colocamos la patas de pulpo en una plancha o sartén con muy poco aceite, deja que se doren por cada lado.

Sirve los tentáculos con los pimientos fritos y aliña con sal gruesa y el aceite picante.