Quantcast

Cómo cuidar las orquídeas para que echen flores

Las orquídeas son esas flores predilectas y perfectas que cualquiera desea tener en su jardín. Son parte de las principales opciones para armar los grandes ramos de flores y son las preferidas por las abuelas.

Las orquídeas se encuentran entre las plantas más prehistóricas del planeta, con especies como la Liparis sp, que una orquídea de borneo y que se estima que habita en la tierra desde hace 80 millones de años.

Lea TAMBIÉN: CÓMO HACER ARCILLA CASERA

Aunque es una de las plantas más bellas y asociadas con el romance, el significado de la palabra orquídea es (testículo). La palabra deriva del griego ὄρχις –órjis: (testículo) / ἰδέα: idéa (forma), es decir, (con forma de testículo). Se dice que probablemente la etimología más extra y lejana de lo romántico, pues hace referencia ala forma testicular de los tubérculos de algunas de ellas como las del género Orchis.

Ahora bien, estas plantas son delicadas y al igual que el resto de variedad, requieren de cuidados y atención necesaria. Si no hay cuidados especiales, pues tendremos una orquídea marchitada y sin rastro de nacimientos de flores.

Las orquídeas y sus cuidados especiales para florecer

Las orquídeas y sus cuidados especiales para florecer

Tal como ya mencionamos, las orquídeas requieren de cuidados especiales tal como el resto de las plantas. Y lograr sus cuidados y desde luego su floración, es uno de los objetivos de los amantes de las flores.

Desde luego no hay quien añore más que ver su orquídea florecida, pues la belleza de estas plantas la convierten en un verdadero espectáculo natural de colores. Al mismo tiempo que goza de unas llamativas formas y sin olvidar los aromas que desprenden.

Así que todo cuidador desea y desde luego atesora el florecimiento de estas hermosas plantas. Pues es precisamente el florecimiento un tipo de recompensa a los buenos cuidados que se le ha brindado.

Para lograr que las orquídeas puedan tener una floración ideal, lo que debes hacer es crear el ambiente perfecto. De manera que la planta pueda estar y sentirse cómoda para posteriormente comenzar a crear la vara floral.

Algo que para muchos puede ser complicado, es cuestión de básicamente conocer cómo es el hábitat natural de la orquídea que tengas y recrearlo en la medida de las posibilidades. De esta manera la planta estará más que cómoda.

Entonces, para comenzar es necesario conocer las características y ambiente del tipo de orquídea que tienes. Recuerda que cada una es diferente y no todas tienen las mismas necesidades. Así que debes educarte sobre qué tipo de orquídea tienes en casa.

¿Cómo obtener un florecimiento perfecto?

¿Cómo obtener un florecimiento perfecto?

Antes de empezar es necesario que tengas en cuenta algunos datos que te ayudarán en el tema de la floración de las orquídeas. Recuerda que no hay un manual específico para hacer que esto pase, solo cuidados necesarios y mucha atención en el proceso.

Lo primero que debes hacer es comprobar el estado de la planta. La floración de cualquier planta implica un importante desgaste de energía y nutrientes, así que si la planta no está completamente sana, no florecerá hasta estarlo plenamente.

En este caso que es el de las orquídeas, es fácil detectar su estado de salud. Para conocerlo, solo deberás fijarte en dos aspectos que te darán las pistas necesarias para saberlo. Lo primero son las hojas, una orquídea sana presentará hojas de color intenso y resistentes, un signo evidente de que ha sido hidratada a la perfección.

Otro punto es revisar las raíces. Estas pueden decir claramente el estado que tiene la orquídea, y es una de las mejores maneras de reconocer si el riego que se aplica es el indicado. Para que tengas orientación, una orquídea sana tendrá las raíces verdes cuando está recién hidratada o en tonos plateados cuando está demandando ya un nuevo riego.

También debes tener en cuenta que la orquídea es una planta que separa muy bien sus funciones vegetativas. Es decir, que si está generando hojas o raíces no creará una vara floral.

La luz, una de las principales claves de floración

La luz, una de las principales claves de floración

Cada uno de los tipos de orquídeas tienen necesidades específicas de iluminación, y es evidente que es un elemento clave para que florezcan. Nunca podrás lograr que una orquídea florezca en espacios en el que no reciben buena cantidad de horas de luz indirecta.

Por ejemplo hay especies que demandan menos luminosidad para florecer y otras necesitan muchas horas diarias de luz. Por ello es importante que sepas qué tipo de orquídea tienes en casa para saber cuanto tiempo de luz requieren.

Muchas veces para conseguir que una orquídea florezca es bastante con cambiarla de ubicación y probar un lugar nuevo con más luminosidad o con una luz tamizada. Prueba moviéndolas de lugar para que logren sentirse un poco mejor y atrapen la mayor cantidad de luz de ser necesario.

Juega con la temperatura

Estas plantas son oriundas de climas exóticos, este aspecto es más que necesario para hacer que florezca. Te recomendamos que conozcas su calendario de floración anual y, desde un par de semanas antes del inicio de esta fase, comiences a someterla a descensos nocturnos de temperatura.