Quantcast

La Eurocámara reclama una aplicación más estricta de las normas sobre calidad del aire

El pleno del Parlamento Europeo ha reclamado una aplicación más estricta de la legislación comunitaria sobre calidad del aire, que ha conseguido reducir las emisiones pero ha tenido un menor impacto en mitigar las consecuencias de la contaminación en la salud, y ha criticado que muchos Estados miembros incumplen todavía las normas.

En el informe, aprobado con 425 votos, 109 en contra y 153 abstenciones, los eurodiputados instan a la Comisión Europea a hacer cumplir las normas sobre calidad del aire y actuar contra aquellos países que «todavía no respetan los estándares en vigor» incluso a pesar de que tienen abiertos procedimientos de infracción.

El responsable del informe ha sido el eurodiputado del PSOE, Javi López, quien ha recordado que «las directivas sobre calidad del aire sólo han logrado parcialmente sus objetivos» y por ello la Eurocámara pide al Ejecutivo comunitario «que eleve su ambición en las revisión de las normas» prevista en 2022 para «conseguir una aplicación efectiva, mejor representatividad y transparencia» en la red de vigilancia.

Además, los eurodiputados subrayan la necesidad de «garantizar que la calidad del aire se mida en lugares adecuados para garantizar una estimación correcta de la contaminación atmosférica» y piden «un esfuerzo para mejorar la información y la sensibilización sobre la contaminación atmosférica».

«La UE no puede permanecer impasible ante la amenaza que supone la contaminación atmosférica», ha apuntado el socialdemócrata catalán después de que saliera adelante una resolución en la que los eurodiputados enfatizan que la contaminación atmosférica sigue siendo el principal riesgo medioambiental para la salud tanto en la UE como en todo el mundo.

En el texto, los eurodiputados celebran que las normas europeas sobre calidad del aire han conseguido reducir las emisiones y la concentración de la mayoría de los contaminantes atmosféricos. Sin embargo, advierten de que el impacto de las medidas ha sido menor en la reducción de la polución y en la mitigación de sus consecuencias sobre la salud, la calidad de la vida y el medioambiente.

Por ello, el Parlamento Europeo ve con buenos ojos el compromiso en el marco del Pacto Verde para revisar los estándares de calidad del aire, que piden extender para cubrir «todos los contaminantes con un impacto demostrado sobre la salud y el medio ambiente». En este capítulo, nombran en concreto las partículas ultrafinas, el carbono negro, el mercurio y el amoniaco.

Del mismo modo, proponen a la Comisión Europea que desarrolle una «lista de observación» con las sustancias o compuestos que causan preocupación a la población o a la comunidad científica, como los microplásticos.