Quantcast

Cómo arreglar una cisterna que gotea

La cisterna es prácticamente lo que más se repara tras el uso frecuente de los inodoros. Tanto en los hogares como en otros sitios donde existan estos, los cuartos de baños son uno de los lugares con más uso habitual.

Dada las condiciones, es necesario realizar mantenimiento constantemente y evitar cualquier avería que se pueda encontrar. Como ya lo mencionamos, la cisterna es lo que más tiende a dañarse.

Lea TAMBIÉN: CÓMO PEDIR UNA ORDEN DE RESTRICCIÓN TEMPORAL

Una cisterna, es conocida como aljibe o tinaco que es ese depósito que permite almacenar agua. Sus funciones son muy sencillas, dependiendo para la cual sea utilizadas. De estas se pueden encontrar en carros, depósitos que se utilizan para almacenar otro tipo de líquidos.

El tamaño puede variar dependiendo del sitio que esté instalado y sobre todo que se desee usar. Esta puede tener unas capacidades dependiendo de su tamaño, pudiendo alcanzar unos pocos litros hasta miles de metros cúbicos.

Aunque la cisterna en los inodoros son básicamente sencillas de usar, son un poco delicadas.

Solo se jala una cadena permitiendo que se abra una válvula para dejar descargar el agua. Esta proviene del tanque de la cisterna, que después se volverá a llenar. Cuando el flotador que se encuentra dentro, alcance cierta altura, generará que se cierre para que no pueda entrar más agua a la cisterna.

¿Cisterna dañada y ahora qué se hace?

¿Cisterna dañada y ahora qué se hace?

En caso que la cisterna gotee agua, puede deberse a la válvula de llenado que no corta el agua cuando debe o a la válvula de descarga cuando no cierra correctamente.

Para saber realmente las razones de las fallas, debes abrir la cisterna para comprobarlo. Para ello necesitarás las siguientes herramientas:

  • Destornillador.
  • Alicates.
  • Válvula de llenado nueva (dependerá de la avería).
  • Llave fija.

Lo que debes hacer primero es abrir la cisterna. Dependiendo del tipo de dispositivo, deberás quitar la tapa de la cisterna de una manera u otra.

Quita el pulsador central tirando hacia arriba con un destornillador. En el caso de tiradores, habrá que desplazar hacia arriba y sujetar con unos alicates la varilla para desenroscar el pomo del tirador.

Cuando toque embellecedor, hay que desenroscarlo hasta que salga totalmente.

Recuerda que algunos modelos incluyen un sistema por cable. Si el modelo es por sistema de cable, no es necesario desenroscar el embellecedor, sino que con sólo levantar la tapa de la cisterna y tirar de la pieza gris que entra a presión con el pulsador es suficiente.

Problemas con los que te puedes topar

Problemas con los que te puedes topar

En caso que el problema sea que la válvula de llenado no cierra, te podrás dar cuenta que el agua está rebosando y se sale por el centro de la válvula de descarga.

Esto puede haber ocurrido debido a la acumulación de cal y por esto el flotador que es el que cumple la función de cortar el agua, se encuentre atascado. En caso que al limpiarlo vuelva a funcionar bien, no hay que hacer más nada.

Sin embargo, si está mal regulado, debemos arreglarlo a través del tornillo que hay en su parte superior. Finalmente, otro problema puede ser que la válvula de llenado esté obstruida y no corte el agua, en este caso habrá que cambiarla.

Si está obstruida, deberás:

  • Cerrar la llave de agua para que no entre ni una gota a la cisterna.
  • Debes ayudarte con una llave fija, quita el latiguillo teniendo especial precaución con la junta.
  • Luego debes quitar la tuerca para poder sacar la válvula de llenado.
  • Coloca la nueva válvula en su sitio, aprieta la tuerca y después el latiguillo.
  • Abre la llave de agua y regular el flotador para que el agua no rebose por ningún sitio.

¿Qué hacer si debo cambiar la válvula de descarga de la cisterna?

¿Qué hacer si debo cambiar la válvula de descarga de la cisterna?

Antes de realizar el cambio de la válvula de descarga, debes estar seguro que no hay ningún residuo en la junta de cierre. Al igual que en el caso anterior de la obstrucción, también deberás hacer algunos pasos similares:

  • Cerrar la llave de entrada del agua y descargar la cisterna.
  • Desmontar la válvula girándola en el sentido contrario de las agujas del reloj.

Luego debes limpiar la junta y el asiento, recuerda el asiento se encuentra en la parte que se ha quedado dentro de la cisterna.

Ahora bien, para volverla a montar, debes introducir en la cisterna y girar, esta vez en sentido de las agujas del reloj, para encajar las muescas.

Luego, se abrirá de nuevo la llave del agua para comprobar si la fuga se mantiene.

En caso que el problema persista, deberás cambiar la válvula de llenado tal como ya mencionamos anteriormente.

Recuerda que el goteo de la cisterna es sumamente importante y es una falla que no se debe dejar pasar por alto. Recuerda que de esta manera evitarás el gasto de agua de forma innecesaria.

Otro punto a tener en cuenta es que es recomendable limpiar el interior de la cisterna cada 6 meses aproximadamente para que no se acumule suciedad.

Artículo anteriorQué es un ultrabook
Artículo siguienteQué es un rol