Quantcast

Cómo hacer una moussaka griega, el pastel de carne y berenjena más famoso del mundo

Unos de los platillos más increíbles en el mundo gastronómico: la moussaka griega.Es considerado por muchos muy similar a la lasaña, solo que se reemplazan las capas de pasta usando capas de berenjena, acompañadas de una deliciosa carne de cordero, o en su defecto, carne de ternera. Con cualquiera de estas dos carnes que escojas, será una bomba de sabor en tu boca con este delicioso pastel. De paso, aprende a freír las berenjenas para que estén en su punto.

Prepara moussaka sin dificultades

Prepara moussaka sin dificultades

Yendo directo al grano, esta es una receta que requiere esfuerzo y mucho tiempo invertido, pero no te asustes, es mucho más fácil de preparar de lo que imaginas. Una vez que tienes todos los ingredientes que necesitas a mano, solo debes seguir cada paso que la receta indique para preparar el famoso pastel de berenjena llamado moussaka.

Pasos para preparar moussaka

Pasos para preparar moussaka
SONY DSC

Preparación de la base

El ingrediente fundamental que lleva este plato es la berenjena, que es uno de los alimentos probióticos. La manera en que se utiliza depende de los gustos y preferencias de cada persona, algunos lo hacen cortando las berenjenas de manera transversal, a manera de láminas o lonchas, y otras personas prefieren usarlas en rodajas.

Del modo que decidas cortarlas, tendrá el mismo sabor, solo que al picarlas en rodajas será mucho más fácil que las berenjenas se gratinen, pero esto dependerá completamente de ti. Las berenjenas deben ser colocadas en un papel que sea absorbente, agregándoles una pizca de sal para que logren soltar su líquido y quede en el papel.

De este modo, lograremos que pierdan ese sabor amargo característico de ellas. El siguiente paso a seguir con las berenjenas, luego de que hayan perdido su jugo y su sabor amargo, es pasar a freírlas. Lo más recomendable es hacerlo en un sartén que sea antiadherente. Importante: utiliza poca cantidad de aceite en este proceso.

Si prefieres no utilizar sartenes y no eres fanático de pasar tiempo friendo, una opción eficaz para ti será colocar las berenjenas en una bandeja y rociarlas con aceite, y luego dejarlas cocinar en un horno, y cada cierto tiempo darles vueltas para que logren cocinarse de ambos lados a la perfección.

Preparación de la carne

Luego de tener nuestras berenjenas listas y fritas, pasaremos a la preparación de la carne y el tomate. Se necesita utilizar mucha cebolla en este platillo, preferiblemente que esté picada en trozos muy pequeños. También utilizaremos un diente de ajo únicamente y una zanahoria, todo esto procederemos a llevarlo a una cazuela a fuego bajo.

Luego de esto, se agregará a la cazuela la carne y al pasar unos pocos minutos, procederemos a incorporar el tomate, vino, hierbas y, por supuesto, no puede faltar agregar un poco de caldo. Se dejará reposar todo esto en un fuego bajo por aproximadamente de treinta minutos a una hora, para que la carne pueda absorber el jugo y el sabor de este.

Lo siguiente que deberemos realizar es nuestra bechamel. Agrégale un toque de nuez moscada rallada, acompañada de una gran cantidad de queso, preferiblemente diferentes tipos, para que al gratinarse encima tengo muchísimos más sabores y texturas

Esto es todo lo que se debe hacer para preparar moussaka sin ningún tipo de complicación. De seguro, ahora que ves que no era tan difícil elaborar este platillo, te animarás a prepararlo en casa para sorprender a tus amigos y familia con tu increíble pastel de berenjena.

Tips para lograr una moussaka tradicional

Tips para lograr una moussaka tradiciona

Lo primero que debes saber es que debemos engrasar nuestro refractario por completo. Luego, en la primera capa de fondo, agregaremos patatas, pero deben estar cortadas del mismo tamaño en el que picarás la berenjena. Preferiblemente, pica las patatas en rodajas y fríelas ligeramente a manera de que queden tiernas en su interior.

Cuando vayas colocando las capas de la moussaka, asegúrate de aplastarlas bien, para que cada capa logre estar bien compacta y así al momento de cortar el platillo cuando esté listo será mucho más sencillo.

Ten muy presente que las berenjenas se deben utilizar con su piel, de esta manera, tendrá más sabor. Claro que si lo que buscas es una apariencia visual más apetecible, si las utilizas peladas, el platillo y su presentación se verá mucho mejor. Al dejarle la piel a las berenjenas ocasiona que cueste más trabajo su corte y la comida se desmontará en este proceso.

Debes ser cuidadoso con cómo queda tu bechamel, no debe quedar líquida, pues lo que queremos es que funcione como cobertura. Si no queda de esta manera, esta logrará filtrarse entre las capas de la moussaka.

Moussaka griega tradicional

Moussaka griega tradicional

El tiempo de preparación de la receta tradicional y original de la moussaka es de treinta minutos, mientras que el tiempo que tomará llevar su cocción a cabo será de cuarenta minutos. Así que en total, la elaboración total de este platillo se logrará en una hora y diez minutos.

Los ingredientes necesarios para la receta tradicional son de dos a tres berenjenas, estas deben de ser de un tamaño mediano estándar y que estén bien limpias. La cantidad requerida que debes utilizar de carne de cordero son cuatrocientos quinientos gramos, también dos patatas peladas y estas deben ser cortadas en rodajas.

Necesitarás también una cebolla picada, un diente de ajo picado, alrededor de dos a tres tomates, depende de su tamaño. Estos deben estar bien maduros, picados en trozos y sin piel. Si quieres evitar cortarlos, puedes utilizar una lata de tomate troceado, una pizca de vino blanco, un punto de sal, un solo huevo batido, tomillo y pimienta molida.

Para poder preparar la deliciosa bechamel casera, necesitaremos los siguientes ingredientes: 25 gramos de mantequilla o, si gustas, puedes utilizar un chorro de aceite de oliva, 25 gramos de harina, 500 mililitros de leche entera, aunque también puedes utilizar leche semidesnatada en la preparación de la bechamel.

Para finalizar nuestra deliciosa bechamel, necesitaremos queso y luego procederemos a rallarlo para que así pueda gratinarse mejor. También debemos utilizar unas rodajas de queso mozzarella y para acabar su preparación, agregaremos una pizca de deliciosa nuez moscada y tendremos lista nuestra deliciosa cobertura para nuestra moussaka tradicional.