Quantcast

Moreno descarta adelanto electoral Andalucía y confía en la honestidad de Cs

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha vuelto a descartar este jueves en el Parlamento un adelanto electoral en esta comunidad y ha expresado que él confía en la «honestidad y el compromiso» de sus socios de gobierno de Ciudadanos (Cs) hasta el final de la legislatura. Ha indicado que no conoce a ningún miembro del grupo parlamentario de Cs ni a ningún consejero de esa formación que «esté trabajando para impedir que el Gobierno» siga con sus grandes objetivos.

Así se ha pronunciado Moreno ante el Pleno del Parlamento en respuesta a una pregunta del portavoz de Vox, Alejandro Hernández, quien ha dudado de la estabilidad del Gobierno andaluz, donde PP-A y Cs forman coalición, a la vista de lo que está aconteciendo en las relaciones entre ambas formaciones a nivel nacional y en otras comunidades de España, como la de Madrid o Murcia. Para Hernández, Ciudadanos no es un socio «fiable» y ha alertado al presidente del «riesgo» que corre manteniendo un acuerdo con esa formación, de manera que le ha vuelto a demandar un adelanto electoral en esta comunidad.

Sin embargo, Moreno le ha replicado que el «mayor error» que podría cometer cualquier dirigente sería un adelanto electoral por razones que no estén motivadas. Ha dicho que él tendría que adelantar las elecciones si se rompiera el acuerdo de gobierno con Cs o dejara de contar con el apoyo de Vox y no tuviera una mayoría suficiente, algo que no sucede actualmente.

«No se dan esas circunstancias y no se van a dar a lo largo de la legislatura», según ha augurado el presidente, quien ha indicado que la actitud que ve tanto en los consejeros de Cs en su Gobierno como en el grupo parlamentario de Ciudadanos es «honesta, responsable y de compromiso».

El presidente ha recalcado que él se siente «cómodo» con la mayoría de la que goza su Gobierno y que, sin duda, se tiene que construir «todos los días». Ha indicado que él no se va a ocupar de lo que ocurre en otras comunidades de España porque para él, Andalucía es su «primera obligación y, por tanto, me encapsulo en mi territorio y en mi responsabilidad de trabajar en defensa de los intereses de los andaluces».

No obstante, ante lo que está aconteciendo en otros territorios, el presidente ha defendido que PP-A y Ciudadanos escenificaran públicamente hace dos semanas, a través de su persona y del vicepresidente de la Junta, Juan Marín (Cs), una ratificación del pacto de gobierno, porque era lo «razonable, lo responsable y lo oportuno» para lanzar un mensaje de estabilidad y de confianza y para dar seguridad a los andaluces, a los inversores, o a las empresas, en unos momentos en los que la prioridad de su Gobierno es salir de la crisis sanitaria, social y económica generada por la pandemia del coronavirus.

«Si le preocupa la estabilidad del Gobierno andaluz, reconocerá que hagamos un esfuerzo por dotarnos de la mayor estabilidad posible, lo que es una respuesta normal», ha dicho Moreno a Hernández, en relación con la ratificación del pacto de PP-A y Cs. Ha animado a Vox a que siga trabajando con el Gobierno andaluz para sacar a esta tierra de la crisis generada por la pandemia.

Según ha insistido Moreno, ya llegarán las elecciones en su momento y ahora es tiempo que trasladar serenidad y seguridad y no de no de coger el «megáfono para empezar a hacer campaña y pegarnos los unos a los otros».

VOX DUDA DE LA ESTABILIDAD

Por su parte, Alejandro Hernández, que ha indicado que no ha podido encontrar en la página web de la Junta ni en las de PP-A y Cs el acuerdo de ratificación del pacto de gobierno, «como si quisieran ocultarlo», ha trasladado a Moreno las «dudas» de Vox de que el Gobierno andaluz realmente goce de la estabilidad que se trata de trasladar a la ciudadanía, sobre todo, porque Cs «no es un socio fiable», a tenor de lo que se está viendo a nivel nacional y en otras comunidades.

«Pese a sus esfuerzos, estamos preocupados por esta situación», ha dicho Hernández al presidente, al que ha preguntado si de verdad cree que su Gobierno puede mantener «una unidad de acción» con los precedentes en las relaciones entre Cs y PP en otros territorios y si cree que tiene «la solidez y fortaleza necesaria» para afrontar la actual crisis social, económica y sanitaria.

En cualquier caso, Hernández ha le ha dicho que, «en principio», su Gobierno puede seguir contando con el apoyo de Vox, a la espera de que se cumplan los acuerdos suscritos: «Por nuestra parte no habría ninguna alteración de correlación de fuerzas», pero las dudas surge «respecto a otra de las patas del taburete», en referencia a Cs.

Asimismo, se ha referido a manifestaciones de Marín «contra» la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y «contra» el presidente del PP, Pablo Casado, mientras que es un «hecho no desmentido con suficiente contundencia que la consejera de Igualdad tanteó la posibilidad de plantear una moción de censura en Andalucía quizá con Ferraz o Moncloa, algo que ha salido de las filas del PSOE».

Ha insistido en preguntar a Moreno si cree que cuenta con estabilidad en su Gobierno con esos «precedentes» y en que su Gobierno se encontrará «bajo sospecha» de aquí hasta el final de la legislatura. Ha trasladado al presidente que Vox no da «un puñetazo encima de la mesa exigiendo» adelanto electoral ni amenaza con una ruptura de los acuerdos, sino que le está alertando del «riesgo que está corriendo y le indicamos la conveniencia de acudir a las urnas», porque Cs «no es fiable».