Quantcast

Abril-Martorell ingresó 1,7 millones por el plan de incentivo en acciones a 3 años

El presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell, ha recibido 1,7 millones de euros como retribución en acciones en concepto de Incentivo a Medio Plazo, que se cobra en función del cumplimiento de objetivos en un plazo de tres años (2018-2020), lo que supone 3,857 millones de euros menos (una reducción del 70%) respecto a lo percibido en 2018.

En concreto, Abril-Martorell ha recibido 217.056 acciones, que al precio medio de cotización de la acción de Indra aplicado equivalen a un importe de 1,713 millones de euros, frente a las 478.759 acciones entregadas en 2018 equivalentes a un importe de 5,57 millones.

Cristina Ruiz, consejera directora general de TI e Ignacio Mataix, consejero director general de Transporte y Defensa, han recibido cada uno 154.039 acciones brutas, que equivalen a un importe de 1,215 millones de euros en cada caso.

En 2018 se entregaron 194.423 acciones al entonces consejero delegado, Javier de Andrés, en aquel momento equivalentes a un importe de 2,263 millones de euros.

Además, el presidente de Indra redujo en 2020 su retribución anual en 257.500 euros, al rebajar un 5,4% su retribución fija como ejecutivo (equivalente a 42.000 euros), un 24% su variable anual (170.000 euros), un 26,5% la cantidad percibida como consejero (40.500 euros) y un 16% la cantidad asignada a primas de seguros de vida y asistencia sanitaria (5.000 euros menos).

En paralelo, recibió la misma cantidad por aportaciones realizadas en cada periodo al plan de prejubilación y ahorro a largo plazo (PPALP) del que son beneficiarios los consejeros ejecutivos.

El PPALP no es un plan de pensiones y su percepción es contingente, según ha informado la compañía en el Informe anual sobre remuneraciones publicado en la CNMV.

A finales de febrero Indra ya adelantó los datos sobre retribuciones de ejecutivos y consejo en 2020 en la información pública semestral remitida a la CNMV.

Entonces, informó que los consejeros ejecutivos redujeron un 33% sus retribuciones en 2020 respecto a las correspondientes a 2019, de modo que estas pasaron de 6,76 millones de euros en 2019 a 4,53 millones en 2020.

Los sueldos (retribución fija) de los tres consejeros ejecutivos (su presidente y los dos consejeros directores generales, Cristina Ruiz e Ignacio Mataix) se redujeron de 1,87 millones de euros a 1,77 millones, lo que se explica en la reducción voluntaria de un 25% de su retribución fija aplicada en los meses de abril, mayo y junio de 2020.

Cabe recordar que Abril-Martorell redujo a petición propia su retribución fija anual del millón de euros que cobraba el anterior presidente a 775.000 euros cuando accedió al cargo en 2015.

Su retribución variable en efectivo (el 70% de la retribución variable anual) se redujo de 1,55 a 1,18 millones.

Y la retribución variable anual basada en acciones (el 30% de las variables anuales de los tres consejeros ejecutivos) pasó de 665.000 euros en 2019 a 506.000 en 2020.

Con ello, la cuantía total (en efectivo y en acciones) de la retribución variable anual devengada en el ejercicio 2020 por los consejeros ejecutivos es un 24% inferior a la devengada en el ejercicio 2019.

Los sistemas de ahorro a largo plazo de los tres consejeros ejecutivos se mantuvieron en 977.000 euros. En esta partida se incluyen las aportaciones realizadas en cada periodo al plan de prejubilación y ahorro a largo plazo (PPALP) del que son beneficiarios los consejeros ejecutivos.

El apartado de Otros conceptos bajó de 1,68 millones de euros en 2019 a 98.000 euros en 2020. Este incluye el importe correspondiente a la retribución en especie de los consejeros ejecutivos (98.000 euros en 2020 y 82.000 euros en 2019).

En el ejercicio 2019 incluye también la compensación devengada en el período (1,6 millones de euros) por Javier De Andrés, anterior consejero delegado, correspondiente al pacto de no concurrencia suscrito con la sociedad.

REMUNERACIÓN DEL CONSEJO

Por su parte, la remuneración del total de los consejeros de Indra por pertenencia a consejo y a las comisiones bajó de 1,638 millones a 1,432 millones. Esta diferencia responde a la reducción voluntaria de un 25% en su retribución aplicada en los meses de abril, mayo y junio de 2020.

Asimismo, durante seis meses del ejercicio 2020 el Consejo estuvo compuesto por 12 miembros frente a los 13 miembros que se mantuvieron durante todo el 2019.