Quantcast

La plantilla de Petronor se concentrará por el cumplimiento de los acuerdos

La plantilla de Petronor, filial de Repsol, se concentrará este martes ante las instalaciones de la refinería en Muskiz (Vizcaya) para exigir el cumplimiento y el respeto del convenio colectivo y de los acuerdos firmados.

En un comunicado, ESK ha explicado que la dirección de Petronor ha trasladado al comité de empresa la intención de realizar «una serie de medidas para la viabilidad del negocio que afectan, entre otras cuestiones, a los acuerdos alcanzados tras la desconvocatoria de una huelga en enero de 2020, y que recogían la formación y contratación de 75 personas».

Tras indicar que lo que se consigue en estos acuerdos es «la creación de empleo para garantizar la conciliación laboral y personal y la reducción de las horas extra», el sindicato ha denunciado que, ahora, la dirección propone «una reducción de plantilla, aunque anuncie públicamente inversiones millonarias y creación de puestos de trabajo».

ESK ha advertido que «de las contrataciones comprometidas en enero de 2020, únicamente se han realizado 25, las cuales finalizan en el mes de mayo, amenazando ahora con su despido». Asimismo, ha denunciado que ha sido suspendida la formación de otras 17 personas «sin cumplir el compromiso adquirido de contratarlas una vez superado el curso de Operador de Planta Química».

Además, ESK ha dicho que la creación de una formación Dual para las 33 personas restantes «también ha sido suspendida a pesar de que el pacto recogía su formación y contratación para final de octubre de 2020 por necesidad dada la situación de la actual plantilla».

Por otro lado, el sindicato ha señalado que entre el colectivo de Producción se han realizado en el año 2020 un total de 16.437 horas extraordinarias, de carácter obligatorio en su mayor parte. En 2019 fueron 47.180 y en 2018 se llegó a las 20.587. En ese sentido, ESK ha defendido que «reducir las horas extraordinarias mediante las contrataciones previstas es clave para garantizar la conciliación de la plantilla, la seguridad de las instalaciones y la protección del medio ambiente».

Entre las medidas de la dirección se incluyen la realización de un ERTE, la flexibilización de las normas y otras que «continúan en la línea del incumplimiento de los acuerdos y la destrucción de empleo», ha denunciado ESK, para indicar que el comité ha traslado al presidente de la compañía su desacuerdo con la aplicación de estas medidas y ha denunciado «la falta de respeto a los compromisos adquiridos».

«Ante esta situación no nos queda otra opción que actuar, exigiendo el cumplimiento y el respeto del convenio colectivo y de los acuerdos firmados», ha mantenido ESK, para anunciar que este martes iniciarán las movilizaciones para que la dirección «cumpla sus compromisos», con una concentración en el acceso a la refinería, de 13.30 a 15.30 horas. Durante la misma se realizará una asamblea para aprobar un plan de acción sostenido en el tiempo.