Quantcast

OHL se adjudica el desarrollo de un aeropuerto en Colombia por 34 millones de euros

OHL se ha adjudicado un contrato en Colombia por 141.108 millones de pesos, en torno a 34 millones de euros, para realizar los trabajos de preparación de un nuevo aeropuerto en la región de Caldas, a unos 330 kilómetros de Bogotá, la capital del país.

El proyecto estaba valorado en 148.566 millones de pesos (35 millones de euros), por lo que el presupuesto presentado por la española, que competía contra cuatro empresas regionales, está en línea con el coste estimado por los adjudicadores.

Con este nuevo contrato, la constructora participada por los hermanos mexicanos Amodio busca crecer en este país, en el que está presente desde 2008 y en el que ha abordado proyectos de tranvías y carreteras, pero no fue hasta el pasado mes de septiembre cuando se adjudicó su primer proyecto de edificación en Colombia, el Museo Nacional de la Memoria.

En esta ocasión, el proyecto adjudicado plantea la explanación del terreno para la construcción del futuro Aeropuerto del Café, incluida la franja de pista hasta alcanzar 80 centímetros por encima de la rasante definitiva y la adecuación de los depósitos, incluyendo las obras de drenaje.

Todos sus rivales en la licitación eran empresas americanas: Constructora Meco, de Costa Rica; Sudamericana Integral de Construcciones Sudinco, de Ecuador; y SP Ingenieros y Coninsa-Procopal, las dos radicadas en Colombia.

Se trata de la primera etapa del proyecto de construcción del nuevo aeropuerto, que ha sido declarado recientemente como estratégico para la conectividad y la reactivación económica del país y cuya inversión total ascenderá a los 532.000 millones de pesos (124 millones de euros).

IMPULSO A LA REGIÓN

Con estos recursos se financiará una pista de 1.460 metros de largo y 30 metros de ancho, un cuartel de bomberos, una terminal de pasajeros de más de 6.000 metros cuadrados con capacidad para un millón de pasajeros anuales y una torre de control de 29 metros de altura, según la documentación aportada por los promotores del proyecto.

La construcción de este aeropuerto busca dar respuesta a las limitaciones operacionales del actual aeropuerto, La Nubia, cuya capacidad máxima es de 500.000 personas al año y la oferta de vuelos es únicamente diurna. Hasta 1.700 empleos directos se generarán en la etapa de construcción y otros 6,36 empleos por cada 1.000 pasajeros transportados en la etapa de operación.

Dentro del negocio de aeropuertos, OHL ha participado en el edificio satélite de la T4 de Madrid, en el Aeropuerto Josep Tarradellas de Barcelona, en la plataforma de estacionamiento de aviones en Santiago de Chile, en la pavimentación del aeropuerto Palm Beach (Miami), en el de Praga y en el de en Chicago.

OHL también está pendiente en Colombia de la adjudicación de una autopista 310 kilómetros por un importe de 286 millones de euros, un contrato que se resolverá el 13 de mayo y al que también concurren las españolas Sacyr, Copasa y Ortiz Construcciones y Proyectos, según consta en el acta pública de la licitación.