Quantcast

Cómo solicitar un asistente para personas mayores

Hoy en día existen varias formas para solicitar un asistente para personas mayores dependientes o centros de cuidados. Este tipo de ayudas son dispensadas por los centros sociales, como los ayuntamientos y los servicios sociales de cada Comunidad Autónoma.

Existen dos tipos de prestaciones para la asistencia para personas mayores, estas son:

  • Las Prestaciones Comunitarias: Son un tipo de ayudas sociales que se les realizan a las personas mayores para que esta pueda mantenerse en su domicilio. En esta categoría se encuentra la ayuda a domicilio y la teleasistencia.
  • Las Prestaciones Institucionales: Son ayudas que permiten que las personas mayores que ya no pueden ser atendidas adecuadamente en su domicilio, puedan seguir siendo cuidados al ingresar a una residencia.

Ayuda a domicilio: Solicitar un asistente para personas mayores

Solicitar un asistente para personas mayores

Con este servicio una persona se desplaza hasta el domicilio de la persona mayor en cuestión para realizar algunas tareas, tales como:

  • Tareas domésticas: como la limpieza, lavado y planchado de la ropa, compras y cocina, entre otras.
  • Ayuda complementaria: Adaptación a la vivienda, ayudas técnicas.
  • Servicios personales como el aseo: supervisión médica y de salud, compañía diurna o nocturna, apoco a la movilidad en el hogar.
  • Apoyo en las relaciones con el entorno: Acompañar a las visitas médicas, gestión de trámites, visita a familiares.

Para poder solicitar este tipo de ayudas es necesario contactar con el trabajador social de la zona, el cual se encargará de evaluar todas las necesitas y según estas podrá ofrecerle el servicio con el cual dispone. En algunas comunidades este servicio tiene un tiempo de duración límite, con una duración máxima de 2 horas diarias o hasta 20 horas por semana.

Solicitud de cuidados para personas mayores mediante teleasistencia

Solicitud de cuidados para personas mayores mediante teleasistencia

Este servicio permite que las personas mayores puedan entrar en contacto con alguna central de atención durante las 24 horas del día. Para ello se emplea un emisor y receptor incorporado en alguna pulsera o colgante, el cual está conectado mediante vía telefónica. Operadoras especializadas en la atención a personas mayores atenderán las llamadas, para luego responder a la solicitud con el apoyo de profesionales sanitarios y sociales. Este es un servicio que ofrece seguimiento periódico y atención inmediata en casos de emergencia, lo cual les proporciona tranquilidad a los usuarios y sus familias.

Modalidades de teleasistencia:

  • Con unidad móvil: De ser el caso la unidad móvil se dirige hasta la dirección del usuario, pues cuenta con una llave y el personal podrá actuar con la movilidad, primeros auxilios o reparaciones domésticas.
  • Sin unidad móvil: Este servicio es prestado exclusivamente desde la central de atención, en la cual su personal siempre está activo para atender cualquier emergencia. Estos se encargan de llamar a los servicios de emergencia como una ambulancia, policía o bomberos. Pero también ayudan a localizar a los familiares o vecinos más cercanos.

Para solicitar este servicio se debe contactar con el trabajador social de la zona, o particularmente con el ayuntamiento, pues este es un servicio que hoy en día ha traspasado las Comunidades Autónomas y llegado hasta las entidades municipales.

Los centros de día

Los centros de día

Son un tipo de prestaciones institucionales que atienden a los adultos mayores que viven con sus familias durante la jornada laboral. Esto permite que los familiares puedan trabajar mientras los mayores se mantienen en estos centros, los cuales pueden atender exclusivamente a algunas dependencias o atenderlos de manera homogénea.

Estos centros dependen de los servicios sociales, y junto a estos se realizan programas y actividades, como la mejora de la salud física, higiene, alimentación adecuada y otros cuidados.  Generalmente los requisitos para obtener una plaza en estos centros suele variar en algunas Comunidades Autónomas, pero normalmente suelen ser los siguientes:

  • Ser mayor de 60 años.
  • No contar con la atención de familiares u otras personas durante el día, o necesitar otros tipos de atenciones.
  • Contar con autonomía reducida para llevar a cabo actividades básicas.
  • No contar con alguna enfermedad infecto-contagiosa o enfermedad que necesite ser tratada en un centro médico.
  • Ser pensionista del sistema público de pensiones, cónyuge de pensionista o contar con el derecho a las prestaciones sociales del IMSERSO en virtud de la ley o convenio internacional.
  • Residir en la comunidad autónoma o el ayuntamiento en el cual solicita el puesto.
  • Conseguir una determinada puntuación en la aplicación del baremo correspondiente, la cual le permita conseguir el puesto en el centro de día que solicita.

Para mayor información se puede acercar a los centros de día o contactando con el trabajador social de su centro de salud o solicitarla a los servicios sociales del ayuntamiento.