Quantcast

Viñedos controlados a golpe de clic: la DO Rueda se pasa al Agro 4.0

El Consejo Regulador de la DO Rueda se pasa a la agricultura de precisión, para obtener información detallada, específica y en tiempo real del estado de cada viña. Los viticultores y bodegueros tienen la oportunidad de realizar las labores de control y seguimiento de los viñedos a golpe de clic, a través de una app.

La aplicación permite a los viticultores de la Denominación de Origen Rueda llevar la información de interés disponible en cada momento en su bolsillo y acceder, a través de su dispositivo móvil, a los datos concretos de cada parcela, así como a estadísticas históricas y pronósticos en cuanto a lluvias, temperaturas, humedades ambientales, necesidades estimadas de agua en los próximos días o riesgos en el viñedo.

Se trata de información práctica que ayudará en la toma de decisiones de los socios sobre la producción, el empleo del agua, la energía o los tratamientos a realizar en su parcela. La herramienta favorece una optimización de los recursos y, por tanto, facilita el ahorro energético en el cultivo.

“Hemos apostado por la tecnología más avanzada, para ofrecer a nuestros socios este servicio pionero que les ayudará en el seguimiento diario y en la toma de decisiones para cada parcela con el fin de optimizarla, por ejemplo, en cuestión de tratamientos fitosanitarios, permitiendo llevar a cabo un control exhaustivo de la trazabilidad de la uva”, asegura Carmen San Martín, presidenta de la DO Rueda.

A diferencia de otros sistemas actuales en los que se accede a información de estaciones meteorológicas remotas (en ocasiones alejadas de las parcelas de los viticultores), esta app pionera, que ya está disponible, permite a cada viticultor dar de alta su parcela y ver la información específica de la misma, sin obligación de instalar equipamiento.

Esto se consigue a través de una red de estaciones y de un sofisticado algoritmo de interpolación de datos que calcula la información de cada parcela, siendo la DO Rueda, la primera Denominación de Origen de España en aplicar esta tecnología de alta precisión.

Cada socio de la DO Rueda puede disfrutar ya de este servicio, y de forma opcional aumentar la precisión que obtiene en los pronósticos o elevar las funcionalidades del servicio, añadiendo complementos en sus propias parcelas. Todo ello desde la misma app que el Consejo Regulador pone a su disposición.

En esta iniciativa, la DO Rueda cuenta con el acompañamiento tecnológico de la empresa Qampo, especializada en el Agro 4.0 y que ha desplegado toda la infraestructura necesaria para el servicio en este innovador proyecto.

Esta compañía diseña y fabrica en España su equipamiento y desarrolla, entre otros sistemas, estas estaciones agroclimáticas de procesamiento automático de datos, lo que proporciona a su software en la nube, la inteligencia que permite ofrecer los servicios de Agricultura de Precisión para mejorar la gestión de los viñedos.

Para sacarle partido a todas las funcionalidades de la aplicación, la DO Rueda organizará diversas jornadas formativas, orientadas a explicar todas las prestaciones que ofrece el nuevo sistema a los viticultores y bodegueros inscritos.

Las bodegas españolas no sólo avanzan en la excelencia de sus vinos sino que implementan mejoras ambientales y de reducción de gases de efecto invernadero. Pero todavía tienen margen de mejora. Uno de estos retos es gestionar el aprovechamiento y valorización energética del enorme volumen de sarmientos derivados de la poda de las cepas.

España es el país con mayor superficie de viñedo del mundo. El clima y potencialidad de nuestros suelos, son propicios para un cultivo milenario que forma parte de lo más profundo de la cultura española. Pero el vitivinícola es también un sector innovador y tecnológicamente avanzado.

Y esta condición se visualiza en la mejora de procesos en campo y en bodega para minimizar el consumo energético, en la utilización de fuentes renovables para la generación de energía, en la reducción de las aplicaciones de fitosanitarios o en la búsqueda de formas de aminorar la aportación de recursos hídricos.

GRAN VINO DE RUEDA

La Denominación de Origen Rueda finalizó la vendimia de 2020 con un total de 112.765.436 kilos de uva con derecho a ser acogidos en este marchamo de calidad y con una “importante novedad” ya que el año pasado fue el primero de producción del ‘Gran Vino de Rueda’, categoría que se elabora a partir de viñedos con más de 30 años de antigüedad.

Según ha precisado el Consejo Regulador de la DO Rueda, el 99,16% de los kilos de uva recogidos en la vendimia de 2020 corresponde a uvas blancas y la variedad autóctona Verdejo supone el 87,07% de la producción total, con 98.187.754 kilos.

Según el director técnico de la DO Rueda, Jesús Díez de Íscar, la añada 2020 ha sido “excelente” ya que deja vinos de “gran intensidad aromática y con buena estructura en boca”. “El equilibrio que encontramos entre acidez y grado alcohólico augura unos vinos con una longevidad mayor”, añadía tras la pasada vendimia.