Quantcast

El inglés se enseña mal, ¿y el resto de materias?

Desde hace semanas se repite en hashtags y memes de redes sociales la idea de que “el inglés se enseña mal”. Los partidarios de esta idea argumentan que un alumno recién llegado al instituto, incluso antes, durante la educación primaria, recibe nociones que seguirán siendo las mismas o muy similares, en toda su trayectoria escolar.

Podemos poner ejemplos, como la enseñanza de las condicionales en inglés, la conjugación de verbos irregulares o los comparativos y superlativos. Sin embargo, esta misma idea se puede trasladar a otras materias, como por ejemplo la biología.

Los alumnos de primero de ESO ya conocen, aunque de manera superficial, qué es la célula y qué estructuras la componen, y son conocimientos en los que se va profundizando a medida que avanza el ciclo educativo.

El caso del inglés es si cabe más pronunciado, pues en términos generales la población española no es la que más facilidades presenta para los idiomas, algo que se podría corregir introduciendo cambios en el sistema educativo.

¿Son los centros bilingües una buena fórmula para mejorar el aprendizaje de idiomas?

Hace unos años, el humorista Miguel Lago protagonizó un monólogo en el que desarrollaba esta cuestión. En tono humorístico se preguntaba cómo era posible que a los niños en el instituto, incluida a su hija, les enseñaran las partes de la flor en inglés, cuando eso es algo que ni siquiera los propios ingleses ni sabían.

El fondo de la cuestión se centra en una realidad incuestionable, los planes de enseñanza bilingües en España no están bien planteados. Es poco productivo para muchos alumnos, y también para profesores, aprender biología, química, matemáticas o geografía en inglés únicamente traduciendo conceptos.

Muchos docentes son especialistas en su materia, y tener que enseñarla en inglés es más una rémora que algo que les vaya a resultar útil a los alumnos y a ellos mismos como profesionales. No se trata, por tanto, de enseñar asignaturas en inglés, sino introducir cambios en el sistema educativo que se traduzcan en más efectividad en el proceso, adquisición de conocimientos más práctica y menos basada en la memorización, comprensión de la realidad a través de casos prácticos.

¿Qué ventajas ofrece el sistema educativo inglés frente al español?

La respuesta a muchas de estas dudas suele ser un mal diseño del sistema educativo español, algo que se refleja en indicadores internacionales como el informe PISA, donde no suele salir muy bien parado en nuestro país.

Pero entonces hay quien se pregunta, ¿es mejor el sistema educativo inglés que el español? En Reino Unido, no solo Inglaterra, existe un convencimiento expreso en que los conocimientos prácticos son tan importantes, o más que los teóricos, pues es el modo de aplicarlos en la realidad.

A su vez, la evaluación continua permite a los alumnos trabaja en las materias durante todo el año y dejar un poco de lado la memorización. A su vez, conviene no olvidar la diversidad de niveles y las exigencias impuestas, normalmente más altas que en el sistema educativo español.

Los colegios y centros británicos de enseñanza ejecutan muchos trabajos por objetivos y es más habitual que existan internados. Cabe mencionar que buena parte de estos resultados positivos se deben a factores económicos, que influyen de manera importante en las posibilidades de avanzar en la escala social a través de los estudios.

Estudiar en el extranjero para desarrollar mejores capacidades

A pesar de que los sistemas de enseñanza bilingüe en muchas comunidades no estén dando los frutos que se esperan, eso no implica que en España existan decenas y centenares de centros que ofrecen una calidad educativa muy alta, con sistemas más vinculados al formato británico que al español.

Además de esto, existe la posibilidad de estudiar cursos de inglés en el extranjero, una opción que atrae a muchas familias porque es una vía para aprender el idioma de manera práctica, introducirse en un contexto con más estudiantes internacionales y, en muchos casos, participar de grupos escolares más reducidos, algo que es un déficit en el sistema educativo español, donde las aulas están muy masificadas.

La propia Princesa de Asturias se va a desplazar hasta Gales el próximo mes de septiembre, para cursar sus cursos de Bachillerato en un centro de ese país británico. Como ella, cada año muchos jóvenes pasan largas temporadas escolares en Gran Bretaña.

Desde Ynsitu inciden en la importancia de hablar inglés a la perfección tanto para el desarrollo profesional como el social y cultural. Esta web cuenta con múltiples destinos y cursos para los interesados, de modo que los interesados pueden comparar y contratar directamente los servicios a través del portal.

España necesita un cambio en su sistema educativo, de modo que se incorporen nuevos métodos que se aproximen más hacia el conocimiento práctico y la proyección práctica de los alumnos en el futuro, ofreciendo en todo este escenario una alta importancia al conocimiento correcto de los idiomas.