Quantcast

La reunión entre ERC, Junts y la CUP concluye sin «ningún acuerdo destacable»

La reunión conjunta entre ERC, Junts y la CUP para negociar la composición de la Mesa del Parlament ha concluido sin «ningún acuerdo destacable» y se han emplazado a seguir reuniéndose.

Lo ha dicho la CUP en un comunicado, después de que los tres partidos hayan mantenido un encuentro por primera vez de manera conjunta para buscar un acuerdo de cara a la próxima legislatura, ya que hasta ahora los encuentros habían sido bilaterales.

Los ‘cupaires’ han reiterado a ERC y Junts la importancia que le dan a la Mesa de la Cámara en esta legislatura, que exigen que garantice que en el Parlament «se pueda hablar de todo» y que ellos se abren a asumir la Presidencia para lograrlo.

Consideran que se debe garantizar la soberanía del Parlament «ante las amenazas, discursos de odio y coacciones de la extrema derecha y ante las ingerencias constantes del Tribunal Constitucional».

Asimismo, la CUP ha insistido en la necesidad de alcanzar pactos concretos para hacer frente «a la profunda crisis social, económica y democrática», como una renta básica universal, regular el precio del alquiler de manera efectiva, fortalecer el sector público e impulsar una industrialización que avance hacia la transición ecológica y que genere empleo estable y de calidad, además de concretar el ejercicio del derecho a la autodeterminación.

En otro comunicado, Junts ha asegurado que el encuentro «ha servido para continuar avanzando en la consolidación de mayorías independentistas», pero no ha revelado más detalles.

Además, fuentes de ERC han explicado que seguirán trabajando entre los tres partidos en «las próximas horas para tirar adelante un proyecto independentista y de izquierdas» tanto en el Parlament como en el próximo Govern.

ACUERDO ANTES DEL VIERNES

Los tres partidos buscan un acuerdo antes del pleno de constitución del Parlament de este viernes, en el que se elegirá el presidente de la Cámara y el resto de miembros de la Mesa.

Si alcanzan un pacto podrían llegar a ocupar cinco de los siete puestos de la Mesa y la principal incógnita es qué partido se queda con la Presidencia del Parlament: la CUP está dispuesta a asumir este cargo, pero Junts considera que le corresponde a su formación este puesto porque hasta ahora siempre lo ha ostentado el segundo partido independentista más votado.

Sin embargo, de momento el PSC y los comuns son los únicos que han postulado a un diputado para presidir el Parlament: los socialistas a la viceprimera secretaria del partido, Eva Granados, y los comuns al que iba como número dos en las elecciones, Joan Carles Gallego.

Ambas propuestas tienen difícil llegar alcanzar su objetivo, aunque no se pueden descartar definitivamente, habida cuenta la falta de acuerdo que por el momento han mostrado las fuerzas independentistas para proponer a un candidato de consenso y hacer valer su mayoría de escaños en el hemiciclo, en una votación que es secreta.