Quantcast

Trabajadoras de la Diputación de Valladolid se manifiestan desde las ventanas

Las trabajadoras de la Diputación de Valladolid se han asomado este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, a las ventanas y balcones de las distintas dependencias de la institución para mostrarse «diversas, unidas y fuertes».

El presidente de la Diputación, Conrado Íscar, ha sido el encargado de clausurar los actos desarrollados por la institución y que han culminado con el acto simbólico en ventanas y balcones con el fin de hacer visible su papel en la sociedad.

Conrado Íscar ha finalizado su intervención en el Pleno del Consejo Provincial de la Mujer con un llamamiento a todas las trabajadoras a asomarse a las ventanas para mantener el carácter reivindicativo del 8M en esta edición marcada por la pandemia.

Esta reivindicación se ha celebrado a la hora emblemática de las 12.08 horas, en alusión al 8 de marzo de acuerdo con los protocolos sanitarios. Asimismo, se ha dejado una ventana «abierta y vacía» de recuerdo «a todas las mujeres que hoy no son libres para salir y mostrarse». En el caso del Palacio de Pimentel, esa ventana ha sido la ventana plateresca que es la imagen de la Diputación de Valladolid.

Con este acto simbólico, que se ha repetido en el resto de dependencias administrativas de la Diputación de Valladolid, así como en los Centros Residenciales, se ponía fin a los actos institucionales que se iniciaron con el Pleno del Congreso Provincial de la Mujer.

En la clausura de dicho Pleno, Conrado Íscar ha recordado que «hoy es día de manifestar y renovar la apuesta por la igualdad real y efectiva», la cual «no debería ser una cuestión de ideologías políticas». «Es una cuestión de compromiso social y de justicia», ha añadido.

DESMONTAR ESTEREOTIPOS MACHISTAS

En este sentido, ha advertido de que aunque se han producido avances en la sociedad española, «aún queda mucho trabajo por hacer para desmontar los estereotipos sexistas», por lo que ha considerado «imprescindible» dar pasos en materia de conciliación de la vida laboral, familiar y personal.

«Es inaplazable acabar con la brecha salarial y con la precariedad laboral de las trabajadoras, es indispensable favorecer la participación pública de las mujeres y es intolerable que tengamos que seguir reclamando el fin de las situaciones de acoso sexual o de violencia de género», ha defendido el presidente.

En este sentido, ha comprometido que la Diputación de Valladolid «va a mantener su esfuerzo» para llevar adelante el VI Plan de Igualdad de Oportunidades y Contra la Violencia de Género 2019-2022, un esfuerzo que «se ha hecho patente en este año pasado» en el que, pese a la pandemia, se han cumplido 39 de los 48 objetivos propuestos, con 101 de las 149 medidas concretas que incluye el Plan, con la participación de más de 2.400 personas de 123 municipios de la provincia.

Precisamente la evaluación de las actuaciones del Plan el pasado año ha sido uno de los asuntos abordados en el Pleno del Consejo Provincial de la Mujer, donde también se ha constatado la alta implantación de programas como Crecemos (31 municipios y 278 niños), del Servicio de Respiro Familiar (cinco municipios y 134 personas atendidas) o del préstamo de chalecos para mujeres embarazadas conductoras, que se ha ampliado a tres nuevos municipios, alcanzado a un total de 28 mujeres.

En el capítulo de formación se han desarrollado 120 talleres de Educación para la Igualdad con alumnos de Educación Primaria, ESO y Bachiller.

El Pleno del Consejo Provincial de la Mujer ha aprobado también la creación de un portal propio de Facebook, como elemento de contacto e información permanente de todas las asociaciones, además de aprobarse la nueva imagen y logotipo del Consejo, bajo el lema ‘Nosotras somos la voz’, que aúna las 5 propuestas presentadas y que viene a representar la unión de todas las mujeres de la provincia.