Quantcast

El Gobierno vuelve a plantear una reforma de la Corona

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha confirmado este lunes que el Gobierno está trabajando con el Rey para impulsar medidas para «adecuar» la Casa Real a los «estándares éticos» de la sociedad actual, sobre todo teniendo en cuenta que las actuaciones que se están conociendo del Rey Juan Carlos I «no van en la dirección de ayudar a la institución», según ha admitido.

«En ello estamos, por deseo también de Felipe VI. Dijo con claridad que había que estar bajo las exigencias éticas de esta sociedad», ha asegurado la vicepresidenta primera en una entrevista en TVE, al ser preguntado sobre si el Gobierno sigue teniendo intención de modernizar la monarquía y sobre la posibilidad de impulsar una ley de la Corona.

CALVO PIDE «CALMA» Y HABLA DE «SEMANAS O MESES»

Aunque Calvo no ha concretado qué tipo de iniciativas son las que tienen en mente, sí ha confirmado que están «trabajando en ello». Eso sí, ha defendido que este asunto requiere tiempo, «unas semanas o meses», y «un poco de calma».

Así, ha recordado que tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como el Rey Felipe VI han reconocido que la monarquía es una institución que «tiene que adecuarse 42 años después también». «Y nadie va a negar que algunas situaciones que sabemos del Rey emérito, en fin, sería hipócrita por mi parte no decir que no van en la dirección de ayudar a la institución», ha apostillado.

En este punto Calvo ha destacado, no obstante, que frente a ese comportamiento del Rey emérito, la actuación de Felipe VI está siendo «muy buena desde que llegó». «Tomó decisiones muy austeras. Yo creo que eso apunta ya en una dirección de la propia voluntad de Felipe VI», ha ahondado.

«Estamos trabajando en eso», ha añadido a continuación, para insistir en que este tipo de cosas no deben hacerse deprisa. «Yo pienso que las cosas importantes hay que hacerlas con otro método, pero acierta cuando pregunta que hay que hacer cosas en las que estamos, porque el propio Rey quiere, y el presidente, también», ha apostillado.

Sánchez anunció a finales de diciembre que el Gobierno iba a desarrollar junto a al Casa Real una «hoja de ruta» para mejorar la transparencia, ejemplaridad y rendición de cuentas de la monarquía, aunque tampoco concretó si estaban pensando en una Ley de la Corona como tal. Sin embargo, desde entonces el Gobierno no había vuelto a dar detalles al respecto.

Estos movimientos del Gobierno y la Casa Real comenzaron después de hacerse pública en diciembre la primera regularización fiscal que realizó el Rey emérito. Ahora, tras la segunda regularización que ha efectuado Juan Carlos I, el presidente criticó sus «actitudes incívicas» y, sobre esa posible reforma de la Corona, se limitó a decir que «los pasos a dar irán conociéndolos según se vayan realizando».