Quantcast

Cómo elegir el colegio de tu hijo

El colegio es prácticamente el pensamiento principal de todo padre en plena pandemia. Y es que debido a la paralización por Coronavirus, el ingreso escolar mantiene a los padres en un lío.

Hasta ahora las ofertas son infinitas, los padres deben lidiar con la publicidad que han emprendido algunos colegio en torno al regreso progresivo de las clases presenciales. Todo debido a que en el mundo parece ingresar a una nueva normalidad.

Lea TAMBIÉN: CÓMO HACER SUMAS, RESTAS Y OTRAS OPERACIONES MATEMÁTICAS EN EXCEL

Más allá de eso, los pequeños deben alistarse para retomar el colegio cumpliendo con medidas sanitarias obligatorias y desde luego no quitando importancia a lo que en materia de educación refiere.

Es decir, que cada padre no solo se enfocará en las medidas sanitarias que cumpla y mantenga el colegio en plena pandemia. Pues también se enfocará en qué beneficios le otorga a los pequeños.

Ya sea en materia de educación o planes alimentarios, la vuelta a clase progresiva mantiene en angustia a los padres. Sin embargo es posible elegir un buen colegio si se conoce la lista básica de lo que se requiere para ser considerado ‘bueno’.

Destacando siempre la calidad de educación que puedan ofrecer, hay otros elementos que deben ser y que son importantes a la hora de elegir el colegio para el niño.

¿Es importante elegir un buen colegio?

¿Es importante elegir un buen colegio?

La respuesta es si. No solo en beneficio para nuestros hijos, la idea de elegir un buen colegio es que tanto la madre como el padre y el alumno se encuentren perfectamente adaptados. Se sientan cómodos, no exista algún problema por distancia o sistema de educación que afecte esa relación.

La idea del buen colegio es que el niño se sienta en armonía con su entorno, aprenda, descubra y que a través de esto los padres puedan saber que fue una buena elección.

Algunos colegio adoptan medidas que quizá puedan reprimir en cuanto a horarios de descanso, uniformes específicamente incómodos y otros. Pero son puntos que se diferencian dependiendo del colegio.

Por ejemplo, las reglas de un colegio convencional quizá no serán las mismas que en un colegio religioso, y es ahí donde los padres juegan papeles importantes. Hay normas, procesos y estilos de educación de algunos planteles que probablemente sean aceptables para algunos, pero para otros no son tan convenientes.

Por ello es que los padres deben tomar en cuenta cada aspecto de un colegio. Su metodología, su sistema de educación, recreación, funcionamiento, valores, uniforme, normas y otros. De manera que se adapten a sus estándares pero que al mismo tiempo sea funcional para el niño. Es decir, que el niño esté cómodo mientras aprende.

¿Qué aspectos puedo evaluar a la hora de elegir?

¿Qué aspectos puedo evaluar a la hora de elegir?

Hay infinidad de aspectos que se pueden evaluar en el momento de escoger un colegio para los niños. Recuerda que es el lugar en el que pasaran la mayor parte de su tiempo aprendiendo, y por ello debe ser perfectamente adaptable y funcional.

Debe contar con una sólida metodología de aprendizaje y con valores que impulsen el crecimiento de los más pequeños.

Debido a que hay grandes listas de opciones a evaluar , a continuación te muestro los tres principales que todo padre debe evaluar:

¿Qué aspectos puedo evaluar a la hora de elegir?

– Colegio público o privado

Este es uno de los aspectos más relevantes que todo padre toma en cuenta. Básicamente en este punto, se evalúa los criterios de admisión y el precio que estén o puedan costear sin problema.

Los colegios privados son aquellos que corren con gastos en cuanto a materiales y la permanencia supone una excelencia. También establecen su criterio en cuanto admisión y sistemas de pago. Pero es importante que los padres evalúen si se trata de colegios religiosos o de otra índole , de manera que estén o no de acuerdo en lo que se quiere para el niño.

En cuanto a las escuelas públicas son gratuitas en la mayoría de los casos, excepto en algunas en las que hay que pagar matrícula y material escolar. Cada padre evalúa qué conviene más , si realmente se adapta a las necesidades del niño y si cumplen con un sistema de aprendizaje aceptable.

– Proximidad, beneficios y valores

Aunque parezcan temas sin relevancia, realmente son fundamentales a la hora de elegir el colegio para los pequeños. ¿Qué tan lejos o cerca puede quedar?, esto es un punto central para evaluar transporte u horarios de entrada y salida.

En cuanto a los beneficios, qué ofrece el colegio para la estadía de mi hijo. Si tienen comedor, áreas verdes y de juego, biblioteca, buenos salones, comodidad ante todo para que el niño pueda estar tranquilo.

En todo colegio se debe evaluar los valores y principios que manejan. Desde la igualdad, la tolerancia, el respeto , la libertad, entre otros tantos. Es necesario saber de qué manera los niños aprenderán o manejaran el espacio en el que conviven varios niños.

– Proyectos educativos

Todo padre se pregunta sobre la forma en la que son transmitidos los conocimientos y cada uno se enfoca en el método de aprendizaje que utilizan y si tienen alguna orientación pedagógica concreta.

También es bueno tener referencias sobre los puntos fuertes del centro, desde formación musical, nuevas tecnologías, literatura, deportes, oratoria, entre otros.

Si se trata de un método pedagógico alternativo los padres tienen que comprobar primero que está certificado por el Ministerio de Educación y comprobar que en cada etapa se cumplen los objetivos que marca el ministerio.

También las actividades extraescolares son importantes para que el niño pueda desarrollar otras competencias y habilidades. Así que es importante captar qué ofrece el plantel para el desarrollo recreacional del niño.