Quantcast

Cómo quitar las manchas de lejía de la ropa

La lejía que es destinado para quitar manchas de suciedad, es el resultado de diluir el compuesto químico, hipoclorito de sodio (NaCIO), en agua. Este mayormente tiende a ser de color entre verdoso claro y amarillo.

El amarillo tiende a ser el color más característicos de la lejía, por ello muchas personas lo pueden confundir con cloro, pero este tiene un tratamiento químico diferente.

Lea TAMBIÉN: CÓMO CAMBIAR LA SKIN EN FORTNITE

La lejía es conocida por su función desinfectante y como base para blanquear superficies repletas de suciedad y ciertas prendas blancas.

Asimismo, la lejía es usada por cientos de personas por su efectividad en manchas, gérmenes y olores. Funciona para romper en pequeñas unidades la cadena de moléculas.

Además, es perfecta para erradicar bacterias y los mohos tras liberar oxígeno activo que ataca y descompone las proteínas destruyendo los microbios.

El hipoclorito de sodio tiende a ser en concentraciones del 5% con pH=11 irritante y en superiores al 10% con pH=13 corrosivo. Por ello es necesario tener cuidado al momento de usarlo.

Uso correcto de la lejía

Uso correcto de la lejía

Antes de saber si finalmente las manchas de lejía pueden ser removidas, es necesario que tengas en cuenta que la lejía debe ser usada con precaución.

En caso que la lejía sea utilizada de forma imprudente y sea inhalada al estar en lugares cerrados, puede ocasionar dolor abdominal, náuseas, vómitos. También diarrea, intoxicaciones, fallo renal y alteraciones sanguíneas.

Por ello a continuación te dejamos algunos tips para evitar complicaciones al momento de usarla:

Recuerda siempre usar guantes, recuerda que dependiendo de la concentración puede causar irritación y quemaduras en la piel.

Evita utilizarla en lugares cerrados o con poca y casi nula ventilación. Recuerda que al usar lejía en espacios cerrados puedes inhalar los vapores que esta desprende y finalmente irritar mucosas nasales y ocasionar vómitos, intoxicación y otros malestares.

Bajo ningún pretexto se recomienda mezclar la lejía con otros productos químicos. Ni para atender manchas difíciles, tampoco para desinfectar más, no se puede mezclar con otros productos con amoniacos o ácidos.

Recuerda que tras hacer esto puede desprender gases tóxicos que pueden resultar fatales.

Es necesario que utilices la cantidad de lejía recomendada. Utilizar producto en altas cantidades no dará mayor efectividad.

Lo correcto es usar lejía para desinfección tras una limpieza profunda.

¿Se pueden quitar las manchas?

¿Se pueden quitar las manchas?

Cuando hablamos sobre las manchas de lejía, hablamos realmente sobre decoloraciones que sufren las prendas de vestir o cualquier tela al entrar en contacto con este.

Muchas veces la lejía ocasiona tanto daño en las prendas que es muy probable que termines tirando la camisa o jean favorito. Sin embargo existen algunas soluciones sencillas para atender el problema.

Sin embargo, al momento de usar la lejía es recomendable usar prendas que no sean de gran importancia en caso de que se puedan manchar.

En caso que hayas usado una prenda de importancia y ya la hayas manchado, debes actuar de forma rápida y añadir sobre la mancha un poco de alcohol. Esto funcionará para neutralizar el efecto decolorante de la lejía.

Puedes también meter la prenda de forma inmediata en abundante agua.

¿Se pueden quitar las manchas?

Ropa oscura

En caso de que la mancha de lejía se haya producido sobre una prenda oscura, significa que la prenda sufrió una decoloración. Mayormente estas manchas son de tonos rosas o marrones con toques de naranja.

Cuando pasa esto, lo único que se puede hacer es teñir la prenda con tinte para ropa. Solo debes buscar un color similar o que se parezca al original y teñirla por completo. Es recomendable que sea teñido con un tono más oscuro para que no haya zonas disparejas.

En caso que esta no sea tu opción, puedes customizar la prenda. Puedes probar tapar la mancha de lejía con algún parche decorativo o cosiendo sobre ella. También puedes aplicar diseños de manera que la prenda tenga una apariencia vintage.

Puedes recortar y hacer diseños con abertura o simplemente puedes hacer estampados de varios colores.

Manchas de lejía sobre ropa blanca

Manchas de lejía sobre ropa blanca

Aunque parezca mentira, la ropa blanca también se puede manchar con lejía. Mayormente este producto ocasiona que algunas prendas sed tornen con grandes manchas amarillas.

Esto sucede debido al uso excesivo de la lejía o por el deterioro de algunas prendas. Para recuperar la tonalidad de los blancos, lo más recomendable es usar blanqueadores que están disponibles en los mercados.

Para desmanchar sigue las instrucciones del blanqueador, una vez que logres disminuir y quitar las manchas, procede a dejar secar al aire libre.

En caso que el blanqueador no haya hecho su función, aún puedes utilizar unas gotas de agua oxigenada y añadir un chorrito de vinagre. Coloca la mezcla directamente sobre la mancha amarilla a tratar deja actuar por unos minutos y retira.

Otra opción para blanquear es el bicarbonato de sodio, debes añadir un poco sobre la mancha amarilla y puedes pasar un cepillo suave de manera que se extienda. Deja que actúe durante unos 20 minutos para asegurar sus resultados.