Quantcast

Exceltur: «El reto a día de hoy es no perder el verano»

El sector turístico español da por perdida la Semana Santa y el primer trimestre del año pero confía en que la aceleración de los procesos de vacunación y la recuperación de mercados emisores logre impulsar al sector de cara al verano que confían que resulte más positivo sobre todo gracias al turismo nacional.

La Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) asegura que «el reto fundamental a día de hoy es no perder por encima de todo el verano».

Por ello su vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, aboga por que las empresas turísticas que estos momentos se encuentran muy limitadas de liquidez logren disponer de manera «urgente e inmediata» de unas ayudas directas a fondo perdido de tesorería que en estos momentos les resultan indispensables.

«De no recibir estas ayudas inmediatas muy probablemente tendrían que bajar la persiana apenas a pocos meses o pocas semanas de que pudiera estar despejándose la reactivación turística de cara al verano», advirtió Zoreda.

En lo que se refiere el empleo Exceltur considera que los datos presentados este martes de Seguridad Social revelan desde otro ángulo «la dramática situación por la que está pasando el sector turístico español».

Según el lobby turístico, los datos de la Seguridad Social y del Ministerio de Trabajo del mes de febrero, muestran un empeoramiento del empleo en las ramas turísticas, viéndose afectados 875.000 empleos, con un aumento de los ERTE (que se sitúan en febrero en 529.000 personas) con respecto a enero, y una mayor reducción interanual del número de afiliados (-346.000). Esto supone el 66,4% del total de empleos afectados en la economía (el 58,2% de los ERTE y el 84,6% de la caída de la afiliación)».

En febrero, la diferencia entre la mayor cantidad de empleo afectado por la crisis en el sector turístico (-46,3% en términos interanuales) frente al resto de la economía (-2,7%) se acrecentó con respecto a los meses anteriores en casi diez puntos porcentuales.

Por ramas, las más vinculadas a la actividad únicamente turística continúan siendo las más afectadas, es el caso del alojamiento (-67,9% del empleo de febrero de 2020), las agencias de viaje (-49,4%) y el transporte aéreo (-48,5%), aunque también la restauración (-43,2%) y el ocio (-36,5%) sufren un notable retroceso en febrero.

«En definitiva casi el 67% de todo el empleo en estos momentos afectado de toda la economía española es del sector turístico», lamenta Zoreda, quien reitera su reclamación de ayudas directas del Gobierno en tesorería a fondo perdido para evitar «cierres en cascada».

PRIMER TRIMESTRE PERDIDO.

España recibió en enero la visita de 434.362 turistas internacionales, un 89,5% menos que en el mismo mes de 2020, como consecuencia de la tercera ola de la pandemia, según datos publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con el fuerte retroceso de enero, algo superior al de diciembre, se encadenan ya once meses consecutivos de descensos en el número de turistas internacionales que visitan España.

Según Exceltur, estos datos corroboran un primer trimestre que en clave turística se puede dar «prácticamente por perdido».

En su opinión, a pesar de las noticias positivas que empiezan a aparecer en el horizonte, «la Semana Santa todavía está demasiado próxima para poder anticipar que se pueda ver un cambio radical de tendencia a esos pésimos resultados de lo que será el primer trimestre».

En todo caso, desde Exceltur se confía en que se produzca cierto repunte de la demanda española debido a una mayor permisividad del tráfico dentro de las comunidades. En el caso de la demanda extranjera, aunque los touroperadores están haciendo todo lo posible para dinamizar los mercados, las condiciones sanitarias y las normativas «no permitirán que se llegue a tiempo para permitir una mayor flexibilidad en Semana Santa».

ACELERAR LOS PROCESOS DE VACUNACIÓN.

En este contexto, Exceltur considera «urgente» acelerar los procesos de vacunación, ya que a los ritmos actuales no se llegará el verano con unos niveles de vacunados cercanos el 70% como espera el Gobierno. «Necesitaríamos multiplicar por cuatro este ritmo de vacunación», afirmó Zoreda.

En paralelo, consideran muy relevante el que «termine de cuajar» el pasaporte sanitario o algún tipo de certificado que facilite o ponga en valor todos los que se ha vacunado o se han hecho test de antígenos o PCRs y que se haga realidad «con una misma lectura normativa homogénea en los países Schengen para facilitar la movilidad turística».

«Ello no significa como algunos pocos sorprendentemente argumentan, generar exclusiones de ningún tipo o atentar contra derechos fundamentales, sino proceder con las debidas cautelas, pero con mayores certezas, sobre una población, que bien habiéndose vacunado, o habiéndose realizado los pertinentes tests de antígenos o PCRS, deberían favorecerse de una movilidad transfronteriza, más fluida y sin la disparidad de restricciones actuales.», concluyó Zoreda.