Quantcast

Echenique exige «hacer más» ante los «malos» datos del paro

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha asegurado que el Gobierno tiene que «hacer más» ante los «malos» datos del paro y ha calificado de «vital» desplegar ayudas directas a los sectores más afectados por la crisis, como ya plantearon hace semanas.

«Los guardianes de la austeridad se equivocan», ha subrayado Echenique en su cuenta de Twitter tras conocer que el número de desempleados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) subió en 44.436 desempleados en febrero (+1,1%), su mayor alza en este mes desde el año 2013, cuando se incrementó en 59.444 personas.

«Los datos del paro son malos. Los ERTEs han protegido millones de empleos pero hay que hacer más. Es vital dar ayudas directas a los sectores más afectados como propusimos hace semanas desde Unidas Podemos», ha enfatizado el dirigente de la formación morada.

El despliegue de las ayudas directas al sector de la hostelería y el turismo es una de las medidas en las que está insistiendo Unidas Podemos para atajar los efectos económicos de la pandemia del coronavirus.

Ayer, el secretario de Estado de Derechos Sociales y responsable del área económica de Podemos, Nacho Álvarez, volvió a reivindicar la necesidad de desplegar ahora ayudas directas, de cara a evitar quiebras de empresa.

«MEJOR PREVENIR QUE CURAR»

De hecho, argumentó que es «mejor prevenir que curar», dado que el Estado podría tener que asumir más tarde ese gasto, pero en concepto de subsidios de desempleo ante el cierre de empresas.

«Lo que el Estado no gaste ahora en ayudas directas a empresas para evitar aumentos de la deuda pública, se lo podría terminar gastando en subsidios por desempleo si quiebran las empresas en situación de fragilidad. Siempre es mejor prevenir que curar», señaló en redes sociales.

Unidas Podemos ya planteó al Gobierno la puesta en marcha de nuevas iniciativas de apoyo a pymes y autónomos de la hostelería afectados por las restricciones de la pandemia del coronavirus, un plan que incluye un fondo de 8.000 millones de euros para ayudas directas, una moratoria bancaria de un año y medidas para combatir la morosidad en el sector.

El grupo confederal, que comparte el Gobierno con el PSOE, propuso estas medidas en sendas cartas enviadas a la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, y a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

Por otro lado, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afirmó el pasado viernes que el nuevo fondo de 11.000 millones de euros para nuevas actuaciones en empresas, pymes y trabajadores autónomos del turismo, la hostelería y el pequeño comercio serán ayudas a los balances de las empresas.

Mientras, la vicepresidenta tercera de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, cifró ayer en más de un 2% del PIB las ayudas directas comprometidas en lo que va de año, tras el 5% del PIB destinado el año pasado.

También indicó que se estudian los instrumentos del nuevo paquete de ayudas directas de 11.000 millones de euros para el sector de turismo, hostelería y pymes, que podría incluir recapitalizaciones o la conversión de créditos, además de más apoyo a las CC.AA. para poder seguir dando ayudas.