Quantcast

Torrent defiende que en el Parlament de Cataluña se pueda hablar de todo

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha defendido este lunes que han garantizado desde la Cámara catalana que se «pueda hablar de todo, y así debe continuar siendo», ha dicho después de que la Fiscalía Superior de Cataluña haya presentado una querella contra él y tres miembros de la Mesa por presunta desobediencia.

«Por mucho que intenten censurar debates, no podrán esconder las prácticas corruptas de la monarquía y que la autodeterminación es un derecho al que no renunciaremos», ha agregado el presidente del Parlament y dirigente de ERC en un apunte en Twitter.

La Fiscalía se ha querellado contra Torrent y también contra los miembros de la Mesa Josep Costa, Eusebi Campdepadrós y Adriana Delgado, por «haber permitido la tramitación de una serie de mociones vinculadas al proceso independentista», en las que se reivindicaba el derecho a la autodeterminación de Cataluña y se reprobaba al Rey.

COSTA, CAMPDEPADRÓS Y DELGADO

Costa (Junts) ha asegurado en Twitter que todo era previsible, y ha compartido un tuit suyo del 27 de enero de 2020, cuando se retiró el acta de diputado al entonces presidente de la Generalitat, Quim Torra: «Os dieron a escoger entre conflicto y deshonor, habéis escogido deshonor y también tendréis conflicto», dijo entonces, recordando unas palabras del exprimer ministro británico Winston Churchill antes la Segunda Guerra Mundial.

«Cuando más obedecíamos, peor nos trataban», ha asegurado que podría haber dicho entonces, en referencia a que Torrent acatara y retirara el acta de diputado a Torra –no haberlo hecho habría podido suponer un presunto delito de desobediencia, el mismo por el que se ha querellado la Fiscalía este lunes–.

En otro tuit, Costa ha añadido: «La Fiscalía nos ha puesto la querella más anunciada de la historia: estaba preparada y dejó pasar el 14F por intereses partidistas del Gobierno del que depende», ha dicho en referencia a las elecciones catalanas, y ha sostenido que la querella debería ser también inútil, porque quiere silenciar el Parlament y no se debe permitir, según él.

Campdepadrós (Junts) ha criticado en la misma red social que «la Fiscalía de Pedro Sánchez se querella ahora contra los miembros independentistas de la Mesa del Parlament como amenaza para la nueva Mesa y advertencia para las negociaciones del nuevo Govern».

Adriana Delgado ha coincidido en señalar también en Twitter: «Lo que hicimos en el Parlament fue permitir el debate político, que se pudiera hablar de todo en la sede de la sobernía del pueblo de Cataluña. Eso es democracia», ha zanjado la diputada republicana.