Quantcast

Cómo limpiar la campana de la cocina

La campana de cocina extractora es uno de los electrodomésticos que más se utilizan en la cocina. Su función es eliminar el humo y acabar con los olores que se puedan presentar al momento de cocinar.

Lea TAMBIÉN: CÓMO RENOVAR EL CARNÉ DE CONDUCIR DESDE CASA

La campana de cocina tiene un extractor que se encuentra insertado en la carcasa, esta es instalada en la parte de arriba de la cocina. La campana se encarga de eliminar toda la grasa en suspensión y todo lo que procede de la combustión.

Es decir, humo, olores, calor, y vapor de agua (esto a través de un filtrado y evacuación de aire).

Campana de cocina según su funcionamiento

Campana de cocina según su funcionamiento

Pese a que a simple vista las campanas de cocina pueden ser todas iguales, la verdad es que no es así. De acuerdo a su funcionamiento, existen las campanas por extracción de exterior , y estas son las que se instalan justo a nivel de la salida de humo.

Este tipo de campana , tienen un motor que aspira el humo y olores que se van generando al cocinar. Este humo atraviesa un filtro metálico antigrasa y es expulsado al exterior a través de conductos de salida de humo.

Esta campana de cocina tiene incorporado una válvula antiretorno para que el humo y los olores de otras instalaciones no entren de nuevo en la cocina.

Ahora bien, la campana de cocina por recirculación en las cocinas que no tienen salida de humos. Este tipo son aquellas en el que el aire se absorbe y se limpia pasando por un filtro antigrasa y después por un filtro desechable de carbón activo. Este funciona absorbiendo la grasa y los olores para devolver el aire limpio a la cocina.

Estos filtros de carbón activo deben renovarse habitualmente, dependiendo siempre del uso de la campana extractora.

Por esta razón es que se dice que la campana es el electrodoméstico más complejo de limpiar. Pues mayormente y con el tiempo, la grasa se aloja en los filtros y paredes de esta y para eliminarlo hay que hacer limpieza profunda.

Limpieza de filtros y algo más

Limpieza de filtros y algo más

La campana es quizá el electrodoméstico que más grasa acumula, por ello es recomendable que la limpieza de esta sea cada 15 días. Esto a fin de evitar que la grasa se acumule y tienda a pegarse en las paredes.

Ahora bien, cuando hablamos sobre los filtros que llevan internamente dichos electrodomésticos, es necesario tener en cuenta que requieren de un correcto mantenimiento. Pues son precisamente los filtros que acumulan la mayor parte de la grasa y la suciedad de la cocina.

Es preciso destacar que de acuerdo al tipo de filtro, el mantenimiento varía. Mientras que si los filtros son de carbón activo tienen que ser sustituidos de forma periódica.

Cuando la campana de cocina tiene filtros de fibra de fieltro, estos se pueden lavar siempre y cuando se mantenga un cuidado. Debido a que si estos se deforman pueden generar problemas al momento de volver a colocarlos en la campana.

Si la campana utiliza filtro de metal que son los más comunes, pueden ser limpiados en el lavavajillas. Es recomendable lavarlos de forma vertical solo si la grasa no está tan adherida.

En el caso que la grasa esté muy adherida, será necesario remojar el filtro en agua caliente con jabón neutro durante unas horas. Lo mejor es una revisión y mantenimiento de cada dos meses, de esa manera garantizamos la limpieza y el correcto funcionamiento de la campana de cocina.

Campana de cocina limpia y sin residuos

Campana de cocina limpia y sin residuos

No es un secreto que como todo electrodoméstico en la cocina, se llena de grasa y malos olores. Afortunadamente hay opciones para limpiar la campana de cocina, dejarla sin residuos de grasa y con fresco aroma.

Lo más importante es que ninguna de las opciones causa daños o afecta la superficie del electrodoméstico. Sin embargo puedes consultar el manual del equipo por seguridad. También puedes conseguir productos diseñados para limpieza de campana que venden en cualquier mercado.

Recuerda verificar siempre los ingredientes de estos productos , ya que muchos contienen químicos fuertes y pueden dañar la superficie de la campana de cocina. Por ello lo más recomendable son los productos que tenemos en casa.

Ahora bien parte de los implementos a utilizar para la limpieza de la campana es usar una esponja suave o estropajo. Esto al momento de limpiar la campana por dentro,, sin importar el material que tenga. Recuerda hacerlo con mucho cuidado.

Las esponjas que son ásperas pueden destrozar el acabado de la campana. Así que debes tener en cuenta que debe ser esponja suave. Puedes usar una mezcla de agua y jabón de lavavajillas, puedes añadir un chorrito de cloro para complementar. Esto será má que suficiente.

También puedes usar vinagre en caso que no desees usar jabón, además el vinagre blanco es perfecto para quitar los restos de grasa. Debes usar la misma cantidad de vinagre que por otra parte de agua tibia.

Con desengrasante también se puede limpiar. Realiza una mezcla de agua y lejía y pasa por la campana con cuidado.