Quantcast

Tubos Reunidos tuvo pérdidas de 101,3 millones en 2020

Tubos Reunidos tuvo unas pérdidas de 101,3 millones de euros en 2020, lo que supone un 114% más que el año anterior, cuando perdió 41,5 millones. Por trimestres, de enero a marzo del pasado año tuvo unos números rojos de 10,4 millones, la pérdida fue de 35,3 millones en el segundo trimestre, para bajar a 13,6 millones en el tercero y acabar el último trimestre perdiendo otros 42 millones.

Según ha informado la compañía de Amurrio (Álava), el impacto provocado por la Covid-19 anuló el «buen comienzo de ejercicio», impactando desde el segundo trimestre de 2020 y va a seguir afectando en el ejercicio 2021.

Durante el mes de mayo de 2020 se formalizó la novación del acuerdo marco de la reestructuración firmada a finales de 2019, así como una financiación extraordinaria por importe de 15 millones de euros, parcialmente garantizada con la línea de avales del Estado gestionada por el ICO.

Las prioridades del Grupo son la digitalización, el desarrollo de nuevos productos, y una estrategia comercial orientada a incrementar su mix de ventas en todos los sectores con productos de más valor añadido.

El Grupo Tubos Reunidos ha afirmado que continúa tomando las medidas preventivas necesarias para asegurar la salud de todos los trabajadores en las operaciones diarias, responder a las necesidades de los clientes cumpliendo todos los contratos y adecuar las capacidades productivas a la demanda, poniendo el foco en la estabilidad económica de la compañía.

En 2020 el importe neto de la cifra de negocio ascendió a 241,7 millones de euros, un 15% menos que el ejercicio 2019 por el «drástico» impacto del Covid, que ha provocado el retraso de múltiples proyectos en la cadena global de sectores clave para el grupo, como el Oil&Gas, energía e industria, un desplome de la demanda y, en consecuencia, la ralentización y reducción de la actividad desde su irrupción.

En términos comparables el Resultado de Explotación (EBIT) del Grupo acumulado del ejercicio 2020, sin tener en cuenta deterioros de inmovilizado, es 4,1 millones de euros inferior al obtenido en el ejercicio anterior, pese a registrar una ventas 43 millones de euros menores.

En este contexto y de cara a afrontar el incierto ejercicio 2021, Tubos Reunidos ha afirmado que está trabajando en la obtención de financiación adicional, entre otras de la solicitud de apoyo público temporal con cargo al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas afectadas por la pandemia, por un importe de 112,8 millones de euros.

Tubos Reunidos ha comenzado el ejercicio 2021 con un posicionamiento «mucho más diversificado y con mucha mayor capilaridad en segmentos clave como el downstream». Este posicionamiento debe permitir aprovechar las nuevas oportunidades en productos y negocios.

El sector Downstream se ha confirmado en este ejercicio 2020 como el principal driver del negocio, suponiendo un 47% del total de las ventas de tubería del presente ejercicio, creciendo un 6% respecto al ejercicio 2019, a pesar de la menor demanda.

La estrategia implantada para maximizar la captación de pedidos en los sectores Midstream y Downstream -pedidos de mayor valor añadido y margen-, ha mitigado la reducción de volumen derivado de los aranceles en Estados Unidos.