Quantcast

Cómo evitar el dolor de oídos por las mascarillas

Las mascarillas han llegado y nadie sabe cuándo dejarán de usarse. Si bien es una de las medidas obligatorias para evitar la propagación del Coronavirus, también suelen ser un dolor de cabeza, o de oídos en este caso, para algunas personas.

Todos los ciudadanos deben portarlas al salir de sus casas, especialmente si se acude a un sitio público, pero no a todas personas les quedan  las mascarillas a la perfección. Como resultado de esto la zona posterior de las orejas se irritan, doblan y por ende terminan doliendo.

Muchas son las molestias que pueden causar en uso prolongado de las mascarillas:

  • Empañaduras de los anteojos y gafas de sol.
  • Calor.
  • Mascné.
  • Dolor en las orejas.
  • Eccemas.
  • Rozaduras.
  • Comezón

Pos suerte la mayoría de estas afecciones y molestias pueden solucionarse. Aunque esta guía se enfocará en evitar ese incómodo dolor de oídos causado por el uso de las mascarillas. Para ello existen diversos métodos, descubre cómo evitar el dolor con el que más te guste.

Usa una horquilla o gancho para sujetar las mascarillas

Usa una horquilla o gancho para sujetar las mascarillas

Si eres de esas chicas a las que les gustan los accesorios para el cabello, este método es para ti. Para ello solo necesitarás contar con un par de horquillas o ganchos de tamaño XXL.

  1. Coloca los ganchos u horquillas 1 cm más arriba de tu oreja.
  2. Luego, cuando los hayas enganchado a tu cabello, solo tendrás que colocarte la mascarilla como lo harías normalmente, pero sujetarás las gomas de esta con las horquillas o los ganchos.

Así de sencillo, con este sencillo método podrás evitar el dolor de oídos, mientras luces un lindo accesorio para el cabello.

Usa una camisa vieja para sujetar las mascarillas

Usa una camisa vieja para sujetar las mascarillas

Este método fue viral en las redes sociales. En la plataforma de vídeos TikTok, un profesional de la salud (@piodelcas) compartió su secreto para evitar el dolor de oídos causado por el uso constante de las mascarillas. En el vídeo explica cómo aplicar este sencillo pero eficaz truco, pero para ello necesitarás un par de cosas:

  • Una camisa vieja que ya no uses.
  • Unas tijeras para cortar tela.

Luego solo tendrás que hacer lo siguiente:

  • Con ayuda de las tijeras deberás recortar la camisa.
  • Tendrás que recortar un trozo rectangular.
  • El tamaño puede ser de entre 16 y 18 cm, aunque puede variar según la persona.
  • Asegúrate que el trozo que sea el que posee los botones.

De esta forma podrás elaborar una especie de diadema, con la cual podrás sujetar las gomas de las mascarillas. Para ello solo tendrás que colocarte la diadema y luego la mascarilla, solo que las gomas de esta irán sujetadas detrás de las orejas con los botones de la diadema.

Además de esto, una alternativa si prefieres una alternativa más estilizada, es conseguir una diadema de algodón (puedes conseguirla en cualquier tienda de cosméticos), y coserle un par de botones a los lados (1cm por encima de las orejas).

Correas plásticas para sujetar las mascarillas

Correas plásticas para sujetar las mascarillas

Desde el comienzo de la pandemia y como resultado de la crisis sanitaria que se generó a causa de esta misma, muchas fueron las empresas que comenzaron a fabricar correas plásticas para sujetar las mascarillas. Estas cuentan con varios ganchos que permiten una mejor adaptación de las mascarillas.

Al ser de plástico, estas correas cuentan con una mayor resistencia y durabilidad. Sin contar que además pueden adaptar las mascarillas para que todas las personas puedan hacer uso de estas correas sin molestarse por la incomodidad generada por el uso de las mascarillas por largas horas.

Sujetar las mascarillas con un clip para papeles

Sujetar las mascarillas con un clip para papeles

Un simple clip puede hacer la diferencia entre unas orejas irritadas y unas libres de dolor. Lo mejor es que es una alternativa súper (súper) económica, práctica y muy fácil de usar. El clip se encargará de sujetar las gomas de la mascarilla y no se desprenderán, evitando así ese molesto dolor en la parte posterior de las orejas.

El aspecto negativo de este método, es que a diferencia de los anteriores, no puede ser adaptado según el tamaño de la cabeza de cada persona. Como resultado de esto podría terminar causando cierta presión sobre el rostro  al tirar de las gomas, por lo que dependerá de cada persona.

Consejos para el uso de la mascarilla

Si bien estos métodos pueden evitar el dolor de los oídos, no debes olvidar el resto de las afecciones que podrían generarse por el uso constante de la mascarilla:

  • Evita los jabones que puedan irritar y resecar tu piel.
  • Aplica crema hidratante en el rostro antes y después de usar la mascarilla.
  • Lleva un paño limpio contigo para limpiar el sudor y evitar el mascné.
  • Ajusta bien la mascarilla para evitar empañaduras en los cristales de los anteojos.
  • Lava siempre tu rostro después de usar la mascarilla.
  • Aplica vaselina sobre las mejillas, nariz y alrededor de la boca para proteger del rose causado por la mascarilla.
  • Lava la mascarilla luego de un par de usos, así evitarás que acumule suciedad y restos de maquillaje, piel muerta, entre otras cosas.