Quantcast

Cómo superar el miedo a las agujas

Es probable que conozcas a alguien que le tenga miedo a las agujas, o tal vez esa persona seas tú. Y aunque a muchas les pueda parecer absurdo, algo tan sencillo como colocarse una vacuna o realizarse un análisis de sangre, puede ser un proceso bastante incómodo y hasta traumático.

Este miedo es conocido como tripanofobia y se estima que aproximadamente un 10% de la población mundial padece esta fobia, por lo que es un miedo bastante común, así que no deberías sentirte mal por padecerlo. Aunque no lo parezca, esta fobia puede desencadenar graves problemas si no es tratada. Es por ello que con esta guía podrás ayudarte a superar el miedo a las agujas.

Cabe mencionar que los resultados de estos métodos dependerán de ti (la persona que lo padece), ya que no existe una fórmula mágica para superar los miedos. Con valentía y constancia podrás afrontar estas situaciones y superar el miedo a las agujas.

Síntomas de la tripanofobia

Síntomas de la tripanofobia

Algunos de los efectos que este miedo causa en las personas suelen ser los siguientes:

  • Ansiedad.
  • Angustia.
  • Náuseas y mareos.
  • Desmayos.
  • Sudoración.
  • Taquicardia.
  • Ataques de pánico.

Algo tan simple como una inyección puede desencadenar estos síntomas en la persona con miedo a las agujas. En algunos casos extremos, las personas que padecen de  esta fobia prefieren optar por no someterse al procedimiento. Como resultado de esto se expone a varios riesgos que ponen en peligro su salud.

Es por ello que existen algunos trucos y métodos para superar el miedo a las agujas. Desde asistir a terapia hasta ejercicios de relajación, cada uno muy útil a la hora de afrontar las agujas, pero recuerda que todo dependerá de ti y de tu voluntad para lograr este objetivo.

Asiste a terapia psicológica para superar el miedo a las agujas

Asiste a terapia psicológica para superar el miedo a las agujas

Como ya se mencionó anteriormente, es probable que a muchas personas les parezca absurda una fobia como esta, pero la verdad es un asunto que amerita atención. La terapia psicológica es una útil herramienta con resultados muy eficaces. En el caso de las fobias, los tratamientos psicológicos tienden a aplicar algunos métodos como la terapia cognitivo conductual o la terapia por exposición.

Aunque en el caso de la tripanofobia, el tratamiento empleado suele ser diferente. Se aplica la técnica conocida como tensión con o sin aplicación, en la que el especialista incrementa el ritmo cardiaco y la presión sanguínea. Como resultado de esto evita que el paciente se desmaye ante la presencia de una aguja.

Ejercicios de relajación

Ejercicios de relajación

Este método no está centrado en cómo superar la tripanofobia, ya que se enfoca en cómo puedes actuar al estar en presencia de una aguja. De esta forma podrás evitar la ansiedad, las náuseas o los desmayos. Esta técnica busca que estés totalmente relajado al momento de la inyección.

Para ello puedes hacer lo siguiente:

  1. Relaja tu cuerpo lo más posible antes de que el agua entre en contacto con tu piel.
  2. Puedes respirar profundamente, esto ayuda a relajar los músculos.
  3. La mente juega un papel importante, es por ello que puedes visualizar cualquier cosa que te calme o relaje.
  4. Puedes cerrar los ojos o apartar la vista a otro punto para facilitarte el trabajo.

De esta forma podrás disminuir el miedo y la angustia.

Ejercicios de respiración para calmar el miedo

Ejercicios de respiración para calmar el miedo

La respiración es fundamental para conseguir relajarse. Para ello puedes practicar la respiración diafragmática, es decir, pausada y profunda. Existen muchos ejercicios respiratorios para cada trastorno, por lo que puedes buscar el que más se adecúe al síntoma que suela presentarse cuando estás en presencia de una aguja.

Podrás aplicar estos ejercicios antes de que el agua entre en contacto con tu piel o mientras estás recibiendo la inyección. Lo importante es que los realices y así poder mantenerse bajo control durante el procedimiento.

Habla para distraerte

Habla para distraerte

Si eres de las personas a las que les gusta hablar, este consejo es el mejor que podrás tomar. No solo te ayudará a distraerte a lo largo del procedimiento, sino que te será útil que un profesional pueda darte algunos consejos sobre cómo actuar durante las inyecciones. Esto podría ayudar además a relajarte al aliviar la tensión que puedan sentir.

Si vas acompañado con algún amigo o familiar, también es buena idea que entables alguna conversación con ellos. De esta forma no notarás cuando el agua entre en contacto con tu piel y te sentirás más seguro en todo momento.

Otros consejos para superar el miedo a las agujas

Otros consejos para superar el miedo a las agujas
  • Imaginar te podrá mantener entretenido y por ende disminuir la ansiedad generada por la tripanofobia. Ya sea idealizar otros escenarios, recrear momentos o simplemente dejar volar la imaginación son algunos ejercicios bastante útiles.
  • Enfocarte en otros puntos o estímulos, para ello puedes oír música, hablar o imaginar.
  • Cuida tus pensamientos, evita pensar en el dolor, las agujas o la sangre. La mente juega un papel importante, es por ello que debes mantenerla bajo control. Recuerda que son profesionales los que te atienden, ellos saben lo que hacen. Tu solo enfócate en relajarte y pensar en otras cosas, preferiblemente positivas.