Quantcast

Qué es la presoterapia

Se le conoce como presoterapia a la técnica usada para tratar el drenaje linfático de aquellos pacientes con problemas de salud o estéticos. Algunas de las afecciones que suele tratar la presoterapia suelen ser las siguientes:

  • El cansancio en las piernas.
  • La celulitis y evita su formación en el futuro..
  • El sobrepeso.
  • Las alteraciones en el sistema circulatorio.
  • Los edemas y linfoedemas.
  • Las arañas vasculares
  • Acumulaciones de grasa.
  • Retención de líquidos.
  • Eliminar las toxinas del organismo.

Para lograr esto, se aplica aire en el cuerpo, para ello se introduce al paciente en un traje especial hecho de neumático. Este traje cuenta con cierta cantidad de cámaras, las cuales se encargan de ejercer y distribuir presión de aire por las regiones afectadas. Dicho traje posee varias secciones y cada una de estas puede varias según la parte del cuerpo que se desee tratar, por ejemplo: El fajín es para tratar la zona del abdomen, las botas están hechas para trabajar con las piernas y los pies.

La presoterapia es una técnica indolora y bastante sencilla, sin contar que consigue buenos resultados a un bajo costo. Esta técnica fue creada durante la década de los 60 para tratar los problemas vasculares que provinieron de las vasectomías en aquella época. En los años 80, algunas investigaciones determinaron que los resultados de la presoterapia son inmediatos y consiguen aliviar las zonas afectadas. Desde entonces esta técnica se ha empleado para tratar las dolencias, aunque también algunos problemas estéticos.

Funcionamiento de la terapia por presión

Funcionamiento de la presoterapia

El tratamiento de la presoterapia funciona de la siguiente manera:

  1. Para comenzar el paciente se introduce en el traje neumático.
  2. A continuación se le comienza a aplicar presión de aire de manera ascendente. Esta presión fomentará la circulación, por lo que acelerará su trayecto hasta el corazón.
  3. La presión de aire será aplicada en la zona afectada, por su puesto de manera totalmente controlada. Como resultado el paciente sentirá una especie de masaje, el cual activará el sistema linfático.
  4. Una vez activado, el organismo procede a eliminar los líquidos, los edemas, las toxinas.

Generalmente cada sesión de este tratamiento suele durar entre 30-45 minutos cada una. El número de sesiones podrá depender de los problemas que se deseen tratar o de los objetivos que el paciente desee lograr a nivel estético.

Tipos de presoterapia

Tipos de presoterapia

Hoy en día existen una gran variedad de métodos de presoterapia, los cuales se han ido adaptando a las necesidades de hoy en día. Algunos no necesitan aire a presión, solo necesitan ejercer una cantidad específica de presión en la parte que se desea tratar:

  • La presoterapia con vendas: Los vendajes elásticos de comprensión fuerte se encargan de ejercer presión durante un largo periodo de tiempo, sin importar si el paciente se encuentra en reposo. Dichos vendajes son elásticos, y muy flexibles, por lo que se adaptan.Por otro lado, los vendajes inelásticos de presión fuerte se encargan de aplicar prensó ante el movimiento, generalmente al caminar. A diferencia de los anteriores, estos se encargan de aplicar presión de manera residual o en menor grado que los vendajes elásticos.En cambio, lo vendajes multicapa son vendas aplicadas de 3-4 capas, ya sean elásticas o inelásticas. Cada una de las capas cuenta con sus componentes particulares, por lo que la presión se aplica por capas y por ende se obtiene presión acumulada.
  • Las mangas compresivas: Estas son prendas que se ajustan a los miembros superiores, lo cual genera presión sobre este. Se emplean para tratar algunos tratamientos como bursitis o los linfedemas.
  • La presoterapia neumática: Esta técnica emplea una cámara hinchable para tratar la parte afectada del cuerpo. Este sistema controlado hace que la estructura hecha de neumático se adapte la zona afectada, por lo que la presión ejercida tratará el malestar.
  • Las botas de elastocompresión: Se suelen usar para tratar las afecciones de las extremidades inferiores.

Beneficios de la presoterapia

Beneficios de la presoterapia

La linfa es un fluido transparente que se produce a causa del exceso de líquido en el cuerpo, la presoterapia se encarga de estimular el sistema linfático, y por ende  drenar la linfa para que así el organismo la elimine junto con todas las grasas y las toxinas acumuladas.

La presión ejercida durante este tratamiento ayuda entonces a que el cuerpo elimine todas las toxinas que ha acumulado con el tiempo. Además de la grasa y los líquidos retenidos que pueden causan hinchazón en algunos miembros. Como resultado de esto logra tonificar los músculos y al mismo tiempo estimula el sistema inmune.

La presoterapia también tiene efectos bastante positivos para tratar algunos procedimientos postoperatorios, particularmente aquellas intervenciones que tengan que ver con la acumulación y la retención de fluidos y grasas (mastectomías, liposucciones, entre otros.)

Sin contar que algunos especialistas emplean la presoterapia para mejorar la elasticidad de la piel. Para ello aumentan los niveles de oxígeno en la piel y facilitan la regeneración tisular.

Riesgos de la presoterapia

Riesgos  de la presoterapia

Este es uno de los tratamientos más seguros, pues solo se emplea presión de aire controlado para masajear las regiones afectadas. Aunque si se presentan dudas podrás consultar con algunos especialistas, de esta forma podrá conseguir una respuesta para cualquier pregunta que se le presente.

La presoterapia generalmente suele ser un tratamiento recomendado para algunos pacientes con las siguientes afecciones:

  • Las personas con problemas o enfermedades cardiovasculares.
  • Las afecciones cutáneas.
  • Los pacientes con hipertiroidismo u otros problemas hormonales.

Por otro parte, si bien la presoterapia es un método sencillo, eficaz y controlado, algunos especialistas no recomiendan que este tratamiento en algunos casos. No importa si se trata de una técnica indolora  no es invasiva, lo más idóneo es evitar en caso de:

  • Presentar TVP o Trombosis Venosa Profunda.
  • Infección o herida en la zona afectada.
  • En caso de sentir dolor o entumecimiento corporal.
  • Los pacientes que presenten un historial de enfermedades cardiacas graves, particularmente si la persona usa marcapasos.
  • Se deberá evitar en caso de embarazo.