Quantcast

Cómo evitar que a los jerséis de lana le salgan pelotillas

Los jerséis de lana son las prendas especiales para cada invierno. Estas prendas suelen ser bastante delicadas a la hora de lavar y es que tienden a aparecerse las llamadas pelotillas.

Con el tiempo y desde luego con el uso de la lavadora, a las prendas de ropa les salen esas conocidas ‘pelotillas’ que resultan tan molestas. Precisamente estas pelotillas son las que hacen parecer a la ropa usada y un poco deteriorada.

Lea TAMBIÉN: CÓMO PEDIR UNA DISCAPACIDAD

Especialmente los jerséis de lana son prendas susceptibles y es que lavado tras lavado pequeñas fibras se desprenden de la tela, formando estas pequeñas pelotillas que tanto nos esforzamos por evitar.

Los tejidos sintéticos son más propensos a esto y se debe a que con el tiempo las fibras que se desprenden quedan agarradas al tejido formando la pelotillas. Mientras que en los tejidos naturales tienden a desprenderse.

Si lo que queremos es saber si una prenda es propensa a las pelotillas, puedes mirar en la etiqueta para que puedas verificar los materiales que componen el tejido. Cuanta más mezcla de tejidos, más propensa será la tela a formar pelotillas.

Manteniendo los jerséis de lana ‘intactos’

Manteniendo los jerséis de lana 'intactos'

Para mantener los jerséis de lana y cualquier otra prenda lejos de pelotillas, lo ideal es conocer sus materiales. Que la ropa esté fabricada 100% de un solo tejido, aunque una relación 90-10 es aceptable, ya nos da una idea.

Además, es importante saber que el poliéster es una mezcla de tejidos, por lo que a mayor presencia del mismo, más propensa será nuestra prenda a la aparición de pelotillas.

Estas pelotillas tienden a agravarse cuando se enredan entre sí en la superficie del tejido por ejemplo por movimientos de fricción. Si es muy intenso y muy constante, el roce de otras prendas o el movimiento durante el lavado y el centrifugado son factores que pueden favorecer la aparición de las pelotillas.

Para que perduren, es importante no usar lana con prendas acrílicas encima, con abrigos con forros sintéticos que al rozar la deterioran. Tampoco es favorable usar los jerséis dos días seguidos, la idea es mantenerlo lo más limpio posible.

Pero si ha llegado el punto de lavarlos , es necesario que tengas en cuenta que si lo haces en agua caliente, las posibilidades de que los jerséis de lana sobrevivan son nulos.

Lo más recomendable para prendas de lana es lavarlas a mano y con las prenda girada. Luego secar al aire con la misma de forma extendida.

Si bien es cierto que algunas lavadoras tienen programas para prendas delicadas, es mejor evitar al máximo. También conviene comprobar que se hace en agua fría y sin centrifugar. Para que no pierdan la forma se deberían dejar secar en horizontal, por ejemplo sobre una toalla.

¿Qué pasa si uso lavadora?

¿Qué pasa si uso lavadora?

En caso que desees usar la lavadora para los jerséis de lana, lo más aconsejable es que separes las prendas por tejidos. Para ello puedes utilizar diferentes bolsas de tela.

Si esto resulta imposible o muy engorroso, puedes intentar lavar las prendas del revés y no llenar en exceso la lavadora para evitar el roce ayudará a prevenir la aparición de las pelotillas

Otro dato importante es utilizar un buen suavizante. Este contribuye a mantener los jerséis de lana hidratados, logrando que se desprenda la menor cantidad de tejido de las mismas.

Para mayor protección, puedes meter las prendas de lana antes de estrenarlas en una bolsa de congelación hermética e introducirlas en el congelador hasta congelarlas. Después la retiramos y dejamos que se descongelen, y tras este proceso habremos conseguido retrasar considerablemente el proceso de aparición de las pelotillas.

¿Qué hacer si los jerséis ya tienen pelotillas?

¿Qué hacer si los jerséis ya tienen pelotillas?

Es preciso aclarar que la composición de los jerséis y la mezcla de lanas y fibras artificiales influirá mucho en la aparición o no de pelotillas.

La ventaja de las prendas 100% lana es que si ya existen, las pelotillas serán blandas y fáciles de desprender de la superficie.

Debido a su facilidad, en algunos comercios se puede adquirir unas pequeñas y económicas máquinas destinadas a eliminar las pelotillas.

También puedes utilizar cinta adhesiva. Colocando un pedazo en las zonas afectadas debido a que muchas aparecen dispersas. Algunas aparecen en lugares con especial roce como hombros debido a las chaquetas o los bolsos.

Con la cita pega y despega tantas veces como sea necesario hasta que hayamos eliminado todas las pelotillas.

Otro dato es peinar la prenda con un pequeño peine de puas muy juntas también puede ayudar a eliminarlas, siempre teniendo cuidado de no estropear la ropa. De la misma forma, también podemos utiliza una maquinilla de afeitar desechable para quitarlas, pasándola de manera suave y estirando bien la tela para no dañarla.

Es recomendable que guardes los jerséis de lana siempre doblados y evita en lo posible de colgarlos. Recuerda que son prendas delicadas. Puedes incluso guardarlas en una bolsa de algodón fino que protegerá la prenda y al mismo tiempo la deja alejada de roces innecesarios.