Quantcast

Arantxa Sánchez Vicario: de exitosa tenista a reina de los dramas familiares y personales

Después de un tiempo alejada de los grandes focos de la atención mediática, Arantxa Sánchez Vicario ha reaparecido con una extensa entrevista para el nuevo programa de Mamen Mendizábal: ‘Palo y astilla’. En un ambiente distendido y relajado, la extenista hizo un recorrido por su exitosa carrera profesional, pero también por algunos de los momentos más complicados de su vida.

La charla, llena de grandes titulares, nos ayuda a conocer un poco más cómo es la carrera de un deportista después de la retirada. Es especialmente interesante si la persona en cuestión es una profesional del calibre de Arantxa. La catalana no se cortó para hablar, entre otras cosas, del enfrentamiento con sus padres y de la separación de su marido, Josep Santacana.

NO TODO ES TAN FÁCIL EN LA VIDA DE UN DEPORTISTA DE ÉLITE

La vida de Arantxa Sánchez Vicario estuvo ligada al mundo del tenis desde que era muy pequeña, algo que puede parecer muy divertido para según quién, pero que realmente lleva implícito mucho sacrificio y sufrimiento. Según lo que contó Arantxa, lo pasaba especialmente mal cuando se veía lejos de los suyos: “He llorado mucho en la soledad pero he madurado muy rápido. Mis padres se cogían un avión y venían a verme siempre que podían”. 

Su gran apoyo y referente, durante todo este tiempo, fue su hermano mayor, Emilio Sánchez Vicario, también tenista. “Para mí Emilio fue mi referente, tener un hermano que llegó tan alto fue muy bueno, ha sido mi mentor, me ha ayudado en los momentos buenos y malos”.