Quantcast

Cómo aliviar los calambres

Los calambres son una leve molestia generada por una contracción muscular intensa, brusca y de corta duración. Esta puede darse en cualquier parte del cuerpo y pueden ser dolorosos y durar de unos segundos a varios minutos.

Los calambres suelen aparecer de forma más frecuente en las piernas. Para ser más específico en los llamados gemelos o pantorrillas , mayormente las mujeres son más propensas a padecerlo.

Lea TAMBIÉN: CÓMO HACER UN CHAMPÚ DE CEBOLLA CASERO

Las causas más habituales que provocan los calambres son la falta de hidratación. También el déficit de algunos minerales como calcio, magnesio o potasio, o bien problemas circulatorios.

También pueden aparecer si la persona se encuentra mucho tiempo en la misma posición. Cuando se hacer ejercicio sin calentar o si utilizas un calzado con mucho tacón o muy plano.

Aunque no hay nada que detalle las razones por las que lo adultos que gozan de buena salud padecen calambres, existe una serie de factores de riesgo que fijan a los adultos mayores como los más susceptibles.

De acuerdo a Basil Eldadah, funcionario del National Institute on Aging (Instituto Nacional sobre el Envejecimiento), dichos factores son las deficiencias en importantes minerales, escasez de líquido, una mala preparación muscular y ciertos medicamentos.

¿Cómo aliviar los calambres de forma natural?

¿Cómo aliviar los calambres de forma natural?

De acuerdo al funcionario del NIA, los calambres no son necesariamente un riesgo y tampoco son la consecuencia de algo. Sin embargo, no es mala opción acudir al médico para que sea este quien determine que no está asociado a algún malestar o trastorno subyacente.

Pero además de esto, hay algunas soluciones naturales que pueden funcionar para aliviar los calambres. Y que de alguna manera te harán sentir mucho mejor en poco tiempo.

Consulta a tu médico previamente en caso de cualquier duda.

  • Alfalfa para remineralizar

Se dice que mayormente los calambres se deben a un déficit de nutrientes que hace que el músculo no trabaje bien. La alfalfa es una planta muy completa con proteínas, vitaminas y minerales que ayudan al correcto funcionamiento muscular. Es recomendable tomar de 3 a 5 g al día de extracto de planta, repartidos en 2 tomas.

  • Castaño de Indias para la circulación

Si padeces varices, pesadez u algún otro problema venoso, puede que tengas calambres. Las castañas de este árbol favorecen la circulación mejorando la oxigenación y el aporte de nutrientes a las piernas. Es recomendable de 250 a 500 mg de extracto al día, en 1 o 2 tomas. Ten en cuenta que debes evitarlo si tomas anticoagulantes.

  • Gotu kola, refuerza los tejidos

Esta planta también mejora la circulación venosa y refuerza los tejidos elásticos ricos en colágeno (vasos sanguíneos, sistema linfático, tejido conjuntivo). Por eso es útil si los calambres son por mala circulación. La dosis recomendada es de 500 a 1.000 mg de extracto al día 1 o 2 meses. No es recomendable consumir en caso de gastritis.

  • Cola de caballo

Por su contenido en potasio, silicio y otros minerales, mejora los calambres relacionados con las deficiencias de estos nutrientes, así como la salud de los tejidos elásticos (tendones, músculos, etc.). Se recomienda una cucharada en decocción de 15 a 30 días. No se debe consumir en caso de insuficiencia renal.

  • Tónico para dar masajes

Si eres propensa a sufrir calambres, puedes tener un tónico preparado para hacerte masajes cuando tengas molestias. En un recipiente de cristal de un litro pon 40 g de romero, 40 g de menta, 40 g de melisa, 30 g de árnica y 20 g de hipérico.

Rellena el recipiente con orujo (o similar), y deja macerar en un sitio fresco y resguardado de la luz durante 20 días, agitándolo de vez en cuando. Una vez preparado, úsalo para realizar fricciones en la zona afectada, 2 veces al día.

Otros datos

Otros datos

Otros datos que puedes tener en cuenta para evitar los calambres son:

  • Verificar los medicamentos

De acuerdo a un estudio de Archives of Internal Medicine, varios diuréticos que son usados para tratar la hipertensión, las estatinas que funcionan para tratar el colesterol alto y los betaagonistas de acción prolongada que son utilizados para tratar la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, pueden empeorar los calambres durante la noche.

Evite la ingesta en caso que los calambres comiencen a ser un problema después de comenzar alguno de estos fármacos. Ante cualquier reacción consulte a su médico

Si los calambres pasan a ser un problema después de que haber comenzado a tomar alguno de estos tipos de fármacos, hable con su médico.

  • Verifique electrolitos

Los calambres musculares han sido vinculados con bajos niveles de potasio, calcio y magnesio. Si bien las investigaciones realizadas no han confirmado que se puede detener calambres con una dieta rica en estos minerales, bien podría ayudar.

El plátano y la naranja, que están asociados con el alivio de los calambres, son ricos en potasio; el arroz integral, las almendras y el aguacate o palta son buenas fuentes de magnesio; y la espinaca tiene estos tres minerales.

  • Beba suficiente líquido

La deshidratación no podría ser directamente una de las causas de los calambres en las piernas, pero podría ayudar a que se produzcan. A medida que envejecemos, nos tornamos menos sensibles a la sed y, en consecuencia, tendemos a beber menos. Recuerde beber agua durante y después de hacer ejercicios.