Quantcast

Isabel Pantoja: así ha asestado a su hijo, Kiko Rivera, el palo más duro

El conflicto que envuelve a Isabel Pantoja y su hijo, Kiko Rivera, es vox populi. La tonadillera ha ocultado a su hijo durante muchos años la forma en la que estaba gestionando la herencia de Paquirri. La gota que colmó el vaso fue que Kiko Rivera descubriera que su madre guardaba todos los trajes de torear de Paquirri, que ella había asegurado que se los habían robado después de que un juez la obligara a entregárselos a los hijos de Carmina Ordónez, Fran y Cayetano.

Kiko Rivera ha desvelado todos los entresijos del conflicto en los platós de televisión y en entrevistas a revistas mientras que Isabel Pantoja se ha movido mediante abogados para defenderse de las acusaciones de su hijo. A continuación, te contamos cómo Isabel Pantoja ha asestado a su hijo, Kiko Rivera, el palo más duro.

EL INICIO DEL CONFLICTO ENTRE KIKO RIVERA E ISABEL PANTOJA

cantora

El 2 de agosto de 2020, cumpleaños de Isabel Pantoja, Kiko Rivera comenzó a abrir los ojos. El DJ se encontró en la habitación de Paquirri de Cantora todos los aperos y trajes de torear de su padre que la tonadillera había dicho que le habían robado para evitar entregárselos a Fran y Cayetano Rivera. Kiko afirmó que hasta entonces se había creído la versión de su madre.

El joven se enfrentó a su madre y a su tío, Agustín Pantoja, y acabó tirando su teléfono móvil a la pared de rabia. Kiko Rivera abandonó la celebración del cumpleaños junto a su mujer, Irene Rosales, y sus hijas. El DJ no tardó en llamar a sus hermanos para pedirles perdón y contarles todo lo que había visto en la habitación del torero en Cantora, que habitualmente se encuentra cerrada a cal y canto.