Quantcast

Reglas claras para el uso del cannabis

Anteriormente, hablar del uso y consumo del cannabis, podría estar vinculado a los grandes carteles de drogas o a las mafias que abundan en callejones oscuros, sin embargo, la ciencia médica ha sido uno de los eslabones más importantes para recuperar la credibilidad de la mencionada planta. Esto ha permitido confirmar los beneficios y propiedades del CBD o Cannabidiol, uno de los principales cannabinoides que junto al Tetrahidrocannabinol (THC) han dado debate público por sus efectos ante el sistema nervioso central; así pues, hoy en día el CBD es uno de los compuestos avalados legalmente para ser incorporado en diversos tratamientos médicos, incluso sus productos pueden ser adquiridos en una tienda online de cbd, Justbob como principal ejemplo, este sitio web se especializa en ofrecer una amplia variedad de productos derivados del cannabis, de igual forma, las tiendas físicas también se han unido al nuevo reto de comercializar CBD.

CBD y su exclusión como estupefaciente

Durante años, todo lo relacionado al cannabis era considerado como ilegal gracias a los efectos psicoactivos que eran provocados principalmente por el THC, esta situación mantenía a la planta bajo el ojo de diversas organizaciones mundiales por considerarla un potente estupefaciente. Sin embargo, a pesar de que su uso a nivel terapéutico se evidencia desde épocas ancestrales, no fue sino hasta el año 1940 que los aportes científicos permitieron reconocer y dar nombre al CBD, así mismo se demostró que carecía de efectos psicoactivos como los ocasionados por el THC.

Este adelanto abrió una nueva página en el debate de la legalidad que no había sido evaluada desde la Convención Única de Estupefacientes del año 1961 donde se especificaba claramente las sustancias que carecían de aportes medicinales y cuyo uso era considerado nocivo y peligroso; así pues, la llegada del CBD transformó la visión del cannabis al punto de que diversos países han apostado por su uso legal bajo los estándares terapéuticos, permitiendo hacer una reevaluación de la famosa lista donde el CBD ha sido retirado, con la acotación de que cualquier uso de la planta con fines recreativos o de tráfico seguirá siendo penalizado por la justicia, como sucede en España.

El valor terapéutico del CBD, su mayor fuerte

La oleada que ha traído la popularidad del CBD y su visto bueno ante la mirada de las leyes en diversos países ha permitido que la medicina natural moderna lo utilice como uno de sus principales recursos terapéuticos que puede ser incluido en diversas presentaciones, sin embargo, la comercialización de estos artículos debe gozar de una certificación por parte de las autoridades, esto se debe a que tanto el CBD como el THC se encuentran presentes en la flores femeninas de la planta del cannabis y se requieren de métodos de extracción específicos y fiscalizados para obtener cada compuesto y evitar que su concentración pueda exceder la permitida desde el punto de vista legal, así garantizar que sus propiedades terapéuticas no sean alteradas por la presencia indebida de un porcentaje mayor de THC, principal sustancia responsable del famoso efecto “subidón”.

La exclusión del CBD de la lista de sustancias nocivas ha sido muy bien recibida por las comisiones deportivas de diversos países, a tal punto de que hoy en día son cada vez más los atletas que incorporan productos a base de CBD como una de sus principales alternativas de tratamiento médico a las lesiones ocasionadas por el desempeño físico gracias a las propiedades analgésicas del compuesto. Por si fuera poco, su consumo dosificado de forma correcta permite mejorar la calidad de sueño de los atletas y por ende les proporciona un mejor descanso debido a su efecto sedante o tranquilizante que no repercute negativamente a nivel cognitivo sin alterar la percepción de la realidad, además, entre otros beneficios, potencia la destreza física que deriva de la ganancia de energía tras el descanso placentero,  favorece la toma de decisiones ya que no afecta la concentración y permite mantener un buen estado de ánimo, pues diversos estudios científicos han respaldado que el CBD contribuye a la disminución del estrés y la ansiedad.