Quantcast
domingo, 18 abril 2021 7:31

La tentadora oferta sobre la mesa a Zidane que podría sacarlo del Real Madrid

Los días pasan y en el Real Madrid cada vez luce más difícil que Zinedine Zidane permanezca en al plantilla como el entrenador del equipo. Las dificultades que tiene para mejorar el juego, los resultados adversos y esa mala gestión que está haciendo con la renovación de la plantilla; son razones que han desatado un sin fin de críticas que pueden significar su adiós del conjunto merengue muy pronto. Aunque algunas voces en la prensa especularon con que su salida podría producirse si palmaban ante el Alavés; todo parece indicar que Florentino lo mantendrá hasta el final de temporada. Así que dependiendo de lo que pueda hacer en LaLiga y en la Champions League se tomará una decisión con respecto a si el entrenador galo merece seguir al frente del proyecto de la escuadra blanca.

El problema para Zidane es que los antecedentes no parecen muy alentadores. Esa dura derrota en la Supercopa de España ante el Athletic Club y la humillante eliminación de la Copa del Rey contra el Alcoyano, un equipo de Segunda B, realmente dolieron bastante. A eso se le une sus constantes irregularidades en LaLiga, en la que viven sufriendo ante equipos considerados menores, pero cuando el rival es fuerte o Zidane está en peligro realizan un gran partido. Las inconsistencias son muchas y Florentino Pérez puede que se harte pronto; por ese motivo la prensa especula con su salida, pero ya tendría una alternativa de mucho peso. Zidane tendría sobre la mesa un oferta importante para entrenar a la Juventus si el Madrid llega a dejarlo ir el próximo verano.

Zidane tiene una segunda casa en Turín

El francés dejó una gran huella en la Juventus

Lo cierto es que Zidane no solo tiene una historia importante con el equipo blanco, con el conjunto bianconero también hizo historia como jugador. Durante su etapa allí dejó buenos recuerdos y todos en la directiva de la entidad turinés sueñan con verlo un día dirigiendo el destino del primer equipo. Allí se reuniría con jugadores que ya conoce, como Cristiano Ronaldo o Danilo, y tendría la oportunidad de seguir luchando por los trofeos más importantes en la élite del fútbol; además de que la Serie A continúa ganando cada vez más notoriedad y con su llegada podría dar un golpe definitivo de popularidad que otras ligas ahora no tienen. Tampoco tendría problemas en el aspecto económico, porque la Juventus es un club de mucho poder y en ese aspecto estaría más que tranquilo.

De hecho los contactos no serían nuevos y la posibilidad de sentarse en el banquillo de la Vecchia Signora se le presentaría por segunda vez en su carrera. Tras ganar su tercera Champions League consecutiva con el Real Madrid, el entrenador francés sintió que había dejado atrás una etapa con el conjunto merengue y por eso decidió dar un paso al costado. Su salida hizo sufrir mucho a Florentino Pérez y al madridismo entero; pero fue la oportunidad de la Juventus para abordar su fichaje. No obstante, Zidane no vio tan claro su regreso a la que es su segunda casa y optó por seguir su idea de quedarse fuera un año de los terrenos de juego. Al final, pocos meses después regresó al Madrid tras un llamado del presidente y la mala situación que atravesaba el equipo con Solari.

Pirlo no convence en al Juve

Bartomeu / Arthur
El italiano aún no convence en Turín

La oportunidad de la Juve se perdió esa vez, pero en verano podrían volver a la carga con todo por Zidane; más aún si el equipo sigue por la senda irregular por la que ahora mismo los está llevando Andrea Pirlo. El equipo bianconero marcha en estos momentos en el cuarto lugar, a cinco puntos del Inter de Milan y a siete puntos de AC Milan; algo inusual si se tiene en cuenta que el conjunto de Turín está acostumbrado a dominar el campeonato italiano a placer, así lo ha hecho en los últimos años. Los malos resultados son adjudicados a la inexperiencia de un Pirlo que llegó para dar sus primeros pasos como entrenador en las categorías inferiores de la Juventus; sin embargo, la salida de Maurizio Sarri lo llevó al primer equipo mucho antes de lo esperado y por ahora no todo ha ido tan bien.

Pese a haber obtenido de Supercopa de Italia, al vencer de gran forma al Nápoles por 2-0, esto no parece suficiente para mantener a Pirlo en el banco juventino. “Ganar un trofeo no cambia nada, quiero ganarlos todos”, explicó el entrenador italiano no hace mucho ante los medios; lo que da a entender que sabe las responsabilidades que tiene y que si no gana más cosas le será muy difícil mantener su puesto. El juego del equipo deberá mejorar mucho para no solo depender del potencial goelador de Cristiano Ronaldo o de algún chispazo de otro gran jugador; la escuadra debe dominar el campeonato como en años anteriores si es que Pirlo quiere quedarse al mando y no ver como Zidane lo sustituye en el cargo. El futuro dirá si el francés sale del Madrid, pero la Juve irá con todo si eso pasa.