Quantcast

¡Se la come a besos! El idilio de amor entre Ana Soria y Enrique Ponce

Por fin han vuelto a aparecer, y muy acarameladitos. Y es que el torero Enrique Ponce y Ana Soria han estado unas semanas desaparecidos de todo el foco mediático. Y eso había puesto ya el rumor en boca de todos. ¿Lo habrán dejado? ¿Seguirán juntos? Pues sí, han reaparecido, no solo en redes si no también en revistas. Y con nueva mascota y comiéndose a besos. Está claro que Ponce está viviendo una segunda juventud. Y Ana Soria está aprendiendo muchas cosas sobre la vida con un hombre con tanta experiencia.

Y es que ya los rumores estaban hablando de que ambos estaban en crisis. La diferencia de edad entre ambos es muy evidente. Obviamente es complicado que tengan los mismos intereses y eso puede generar tensiones, crisis y el fin de la relación. De hecho en algunos medios llegó a publicarse que Enrique Ponce iba a poner fin a la relación. Parecía que, por la ausencia, el torero estaría pensando en dar marcha atrás, olvidar a Ana Soria y volver con la mujer con la que se casó: Paloma Cuevas. Vamos a ver cómo Ana Soria y Enrique Ponce acallan los rumores y se comen a besos.

El No de Paloma Cuevas

Paloma Cuevas

Como hemos contado, los rumores hablaban de una reconciliación entre Enrique Ponce y Paloma Cuevas. Decían que la relación con Ana Soria habría sido un antojo del torero por vivir una segunda juventud.

Pero la estabilidad que le da Paloma Cuevas al torero no se lo ofrecería Ana Soria. Sin embargo, tal reconciliación no sería posible debido a que Paloma Cuevas ya no estaría dispuesta a retomar su matrimonio sin más.

Exigiría un arrepentimiento y el perdón del torero. Este, al ver que la pasión se acaba con los meses, tiene cerca de 60 años y ya no es tan joven, volvería con las orejas gachas. Pero tras aparecer en fotos y en redes sociales, la propia Ana Soria junto a Enrique han cerrado bocas.