Quantcast

Qué es una keyword

La keyword mejor conocidas como palabras clave, son los términos que introducen los usuarios en la caja de búsqueda de sitios como Google. Allí los usuarios colocan todo tipo de frases relacionadas con un tema.

Lea TAMBIÉN: QUÉ ES LA DIFTERIA EN NIÑOS

A veces, las búsquedas se componen de un solo término, pero lo más frecuente es que combinen varios o incluso formen una frase completa. Algunas veces tienden a ser más largas que otras por ejemplo, ‘ropa de mujer de talla grande en zona sur’.

Mayormente estas búsquedas tienden a ser por voz pero algunos realmente la hacen en el cajón y utilizan frases completas y preguntas.

Esta keyword son aquellos términos de búsqueda que activan el despliegue de resultados y anuncios relacionados. Como ya mencionamos en la frase anterior, las palabras clave serían ropa, mujer, talla grande, sur.

Cuando el usuario quiere obtener información en Internet, introduce los términos que describen mejor lo que necesita y da click en “Buscar”. El motor le despliega entonces una lista de resultados que incluyen esas keywords, ordenados en términos de utilidad y relevancia. Es decir las primeras páginas de acuerdo al posicionamiento y posteriormente las restantes.

¿Qué función cumple una keyword?

¿Qué función cumple una keyword?

Cuando realizas una campaña de marketing digital, tu objetivo es que el motor de búsqueda le muestre información sobre tu producto o servicio a aquellos usuarios que una keyword relacionadas con lo que tu empresa ofrece.

Por lo que se dice que hacer una buena investigación de palabras clave es fundamental por razones tales cómo:

Una keyword es el camino principal para que los usuarios encuentren el blog o página web, ya que en la actualidad son muy pocos los que escriben la URL directamente en el navegador. Por tanto, son el primer paso para garantizar la visibilidad de la marca online.

Una buena selección hace posible que la web aparezca más alto en los resultados del buscador y por tanto, que atraiga mucho más tráfico. Es importante tener en cuenta que los tres primeros resultados de Google acaparan la mayoría de las visitas y que muy pocos usuarios pasan de la primera página de resultados.

El posicionamiento web también contribuye a la imagen de marca. Es decir que los usuarios tienden a asumir que las páginas web que aparecen en los primeros resultados son mejores o más importantes que las de la competencia.

Escoger bien los términos de búsqueda ayudará a definir la estructura de la página web y la estrategia de contenidos. Puedes pensar en ellas como una especie de «mapa» que guía los pasos a seguir para construir la marca online.

Evita derrochar tiempo y recursos. Si apuestas por una palabra que no es óptima, estarás perdiendo tiempo y dinero, así como el coste de oportunidad derivado de no estar dedicando ese esfuerzo a otras más interesantes.

Esto significa que puede que el término que hayas seleccionado tenga competencia o sea muy genérico, quizá atraiga a persona que no están interesadas en el producto o servicio que ofreces. Por lo tanto debes ser eligir bien el término que se ajuste al producto.

¿Cómo obtener las mejores palabras?

¿Cómo obtener las mejores palabras?

Ya hemos dejado en claro que la keyword debe ser precisa y puntual. Una mala palabra podría hacer que se pierda tiempo y dinero y eso es lo que no necesitamos.

Por tanto es preciso fijarnos en la propia marca, en estudiar incluso detalladamente a la competencia, ver qué están haciendo y cómo están posicionados tanto para resultados orgánicos como de pago.

También podemos sacar ideas de su estrategia de contenidos y el tipo de temas que tratan. De esa manera podrás escoger el keyword que se ajuste al producto o servicio.

  • Define a tu buyer persona. Para saber la keyword que te interesan más, tendrás que meterte en la cabeza de tu cliente ideal. ¿Qué temas le preocupan y cómo busca resolverlos con sus búsquedas?

El primer paso es crear un buyer persona general que ayude a centrarte en el consumidor ideal y definir cómo es. Desde aquí, puedes empezar a pensar en cuáles son sus necesidades y cómo intenta obtener información.

  • Empieza por lo más genérico. Una vez que se tiene claro la situación y la audiencia a la que se dirige, ha llegado la hora de ponerse a buscar.
  • Lo más recomendable es un keyword genérico. Para encontrarlas, puedes empezar por hacer un brainstorming: date un tiempo determinado, reúne a tu equipo y pueden escribir todas las posibles búsquedas que se puedan ocurrir que esten relacionados.
  • Identifica los términos long tail. Este «long tail» se refiere a las búsquedas más amplias y descriptivas, que atraen a menos visitas pero que sumadas pueden llegar a ser una fuerza poderosa.
  • Depura la lista. No puedes puedes centrarte en todas las palabras a la vez, así que tendrás que escoger las que sean realmente relevantes para tu marca. Por lo tanto luego de discutir todas las posibles búsquedas, es hora de ir descartando y dejar las más importantes.