Quantcast
sábado, 27 febrero 2021 1:45

Tiene los días contados: el jugador descarte de Koeman que no llegará a febrero

El mercado de fichajes llegó para el FC Barcelona, por lo que Ronald Koeman sabe que se le abre una ventana de posibilidades, tanto para realizar algún fichaje como para dejar salir a alguno de sus descartes. En lo primero, la realidad es que lo tiene extremadamente difícil debido a que sin un presidente, las elecciones ya no se harán el 24 de enero, parece imposible que la Junta Gestora dirigida por Carles Tusquets pueda organizarse para traer un refuerzo; y además de de eso, por la difícil situación económica que pasa el club catalán. Sin embargo, en lo segundo si que puede producirse una que otra salida que no solo aligere la plantilla y la masa salarial; con ellas se podría complacer de una vez por todas al técnico que no cuenta con varios jugadores casi desde que llegó a dirigir al equipo.

Ciertamente en el club catalán hay varios jugadores que no cuentan para nada en los planes del neerlandés. Jugadores como Riqui Puig, al que ya le pidió que siguiera el camino de Aleñá y saliera cedido; como Junior Firpo, al que no le da oportunidades ni cuando Jordi Alba está lesionado; o Matheus Fernandes, al que no le ve con el nivel suficiente para jugar en el Barça; pero no cabe duda de que por encima de todos ellos, la salida que más necesita que se produzca es la de un central que hasta hace unos años era de los mejores del planeta, se proclamó Campeón del Mundo y consiguió hacerse titular indiscutible del Barcelona. Ese defensor no es otro que Samuel Umtiti, al que quieren vender desde hace mucho y en esta ventana de invierno tendrán una nueva oportunidad.

Umtiti sigue sin entrar los planes

El francés no cuenta ni un poco para Koeman

La venta del defensor francés sigue siendo una de las decisiones que no han cambiado ni un poco en la mente de Koeman; más que nada porque no entra en ninguno de sus planes para jugar en el futuro, ni siquiera para quitarle minutos y permitirles descansar a sus compañeros. En la Superocopa de España se demostró una vez más que está relegado completamente al ostracismo, porque no le permitieron disputar ni un solo minuto; cuando estos partidos definitivos hasta no hace muy pocos no se los hubiera perdido por nada del mundo. Y es que la irrupción de Ronald Araújo y de Óscar Mingueza combinado con el hecho de que Clement Lenglet se ha asentado y que a Gerard Piqué se le espera, pues hacen que su presencia no sea necesaria.

Koeman sabe que su salida se antoja más que complicada debido a que por los pocos minutos que ha disputado en los últimos dos años, gracias a las constantes molestias de su maltrecha rodilla y los pocos minutos que le han dado los entrenadores en los escasos instantes que está bien, pues no se ha podido mostrar. Para los clubes es una gran incógnita como aguantará Umtiti con más continuidad; por esa razón no han recibido tantas ofertas como esperaban y el plan de recolectar unos 15 millones de euros con su venta no ha pasado a ser más que una quimera. Aunque en el verano la prensa hablo de que el Lyon podría darle una oportunidad; lo cierto es que todo eso quedo en nada debido al alto costo que pensaron tenía el defensor.

Una venta que luce muy difícil

Ningún club quiere arriesgarse con su fichaje

Todo plan para reforzarse en este momento tan complicado que vive la entidad catalana pasa porque alguno de los descartes salga y libere masa salarial además de que genere algo de ingresos para invertir. En ese sentido, tal como señalan algunos medios de prensa, Koeman quiere que Umtiti sea el que se marche. Su venta traería el dinero suficiente para apostar un delantero (Depay está a tiro) y dejaría al Barcelona sin pagar esos cinco millones de euros anuales que deberían darle hasta el 2023. Aunque en últimos días las esperanzas han crecido debido a que los medios hablan de que el AC Milan y el Niza estarían pendientes del central, su propuesta no satisface de todo al Barça; esto porque ellos lo buscarían como cedido con opción de compra al no saber en condiciones se encuentra para jugar.

Su rendimiento y lo que pueda alcanzarle a ofrecer con su rodilla, son las grandes dudas que impiden a los equipos apostar de llenó con un fichaje directo. Sin embargo, Koeman ha dejado más que claro que hasta de esa manera le vale; porque no le importa si se pueden reforzar, pero ya no tener al francés en la plantilla sería un alivio enorme para él. Además, ya en el verano lo tendrá más difícil; esto gracias a la más que posible llegada de Eric García, que vendrá gratis tras finalizar contrato con el Manchester City. Los días de Umtiti en el Barcelona parecen estar contados y solo falta que él mismo lo acepte para gran alegría de un entrenador que no lo aguanta más.