Quantcast

Cómo expulsar una piedra del riñón

Esta enfermedad de la piedra del riñón consiste en la existencia de piedras también llamadas cálculos o litiasis en la vía urinaria. Son acumulos de cristales bien de sales minerales o de sustancias orgánicas eliminadas por el riñón que se van depositando en capas alrededor de un núcleo primigenio y que adquieren con el paso del tiempo, si no son expulsadas antes, un tamaño significativo que va desde escasos milímetros a varios centímetros. 

Es un problema relativamente frecuente que lo padece alrededor del 10 % de la población siendo más frecuente en los hombres que en las mujeres, aproximadamente en una proporción de 2 a uno.  El 90% de los cálculos son expulsados espontáneamente tras más o menos molestiasEn la Comunidad Autónoma del País Vasco aproximadamente entre 1500 a 2000 personas requieren un tratamiento por ondas de choque o endoscópico para solucionar su problema.

Aumento de casos

Cómo expulsar una piedra del riñón

Con la generalización de la ecografía abdominal, una exploración inofensiva, pero que reporta una gran información anatómica de toda la vía urinaria, ha aumentado notablemente el diagnostico. Existen piedras alojadas en apartados rincones de la vía urinaria de las que se desconocía su existencia por estar en localizaciones donde son asintomáticas. 

También existen un tipo de litiasis que paradójicamente por su gran tamaño producen poca sintomatología y pueden pasar inadvertidas hasta destruir el riñón, son los llamados cálculos coraliformes que moldean todas las cavidades del riñón creciendo y tomando una forma que recuerda un coral. En inglés se les conoce como staghorn que significa cuerno de ciervo también muy descriptivo sobre la morfología.

Origen de la piedra del riñón

cambios en la orina

Existen múltiples causa la mayoría de origen genético o hereditario. Un pequeño porcentaje se debe a procesos infecciosos en la orina. Son las piedras más peligrosas pues pueden llegar a producir una infección generalizada o septicemia, siendo potencialmente mortales. Existen pocas enfermedades predisponentes sobre las que podemos actuar. Una de ellas es el hiperparatiroidismo, secundario en ocasiones, a una tumoración en unas pequeñas glándulas llamadas paratiroides que se encuentran en el cuello a ambos lados de la glándula tiroides, de aquí su nombre.

Estas glándulas regulan el metabolismo del calcio y el fósforo y la aparición de estos tumores, normalmente benignos, produce alteraciones en la eliminación del calcio. Los cuales provocan la aparición repetitiva de numerosas litiasis en ambos riñones. Se debe sospechar esta enfermedad ante la presencia de un cuadro florido de litiasis cálcica. Su diagnostico es relativamente sencillo y la solución definitiva del problema es posible con la extirpación quirúrgica del tumor.

Diagnóstico precoz de la piedra del riñón

Cómo expulsar una piedra del riñón

El diagnóstico precoz puede ser de vital importancia. Por un lado, para tratar litiasis desconocidas y potencialmente peligrosas con escasos síntomas. Y por otro, para conocer el estado de nuestros riñones.

También para la existencia de pequeños cálculos que pudieran darnos un disgusto en un viaje a países con una atención sanitaria deficiente. Así pues el chequeo anual mediante una ecografía abdominal, exploración inofensiva como ya hemos dicho, es de elemental prudencia.

Síntomas

Cómo expulsar una piedra del riñón

Cuando una piedra se mueve del riñón y cae al uréter iniciando su descenso a la vejiga para ser expulsada con la micción aparecen los síntomas. Si el cálculo se atora en el uréter y lo obstruye bruscamente no dejando pasar orina se produce el terrible dolor conocido como cólico nefrítico. 

El dolor se produce por la dilatación retrograda de la vía urinaria y dependiendo del grado de obstrucción dicho dolor puede recorrer toda la escala de grises. Cuando el taponamiento no es total y se produce de forma muy lenta, el paciente puede solamente notar discretas molestias lumbares. Estas situaciones son especialmente peligrosas pues al no detectarse correctamente el problema, puede conducir a una dilatación crónica que termine destruyendo el riñón.  En ocasiones, todo comienza con sangre en la orina, sobre todo en relación con el ejercicio, debido al roce del cálculo en la mucosa de la vía urinaria.

Ir al médico

Médico

Evidentemente, el paciente que experimenta un cólico renal acude casi siempre, ante la intensidad del dolor, a un centro de urgencias. Ahí será tratado con potentes analgésicos y remitido a un urólogo para ulterior evaluación y decisión terapéutica. Siempre se debe seguir un control evolutivo hasta estar seguros de la expulsión del cálculo y de la indemnidad de la vía urinaria. 

Una situación especialmente peligrosa ocurre cuando tras unos días de intenso dolor en ocasiones el riñón se rinde dejando de producir orina y cesando el dolor. El paciente se cree curado y no acude al médico terminando por quedarse sin ese riñón obstruido. Es por esto la insistencia de seguir siempre un control hasta estar seguros de que no hay una piedra en tránsito y que toda la vía urinaria esta normal. 

En las situaciones de dolores poco claros en la zona lumbar o incluso en genitales externos y con mayor motivo en toda situación de hematuria (sangre en la orina) se debe realizar una ecografía abdominal como inicio del algoritmo diagnostico. Debe prestarse especial atención a la aparición de fiebre y escalofríos pues esto indica infección de orina asociada. Un riñón obstruido e infectado es lo más parecido a una bomba de relojería con un riesgo de infección generalizada que pone en peligro la vida del paciente. Esta situación requiere maniobras desobstructivas urgentes por parte de un equipo de urólogos cualificados.