Quantcast

Qué hacer si tu coche ha sufrido daños por la nieve o el hielo

Nuestra amiga Filomena ha pasado por nuestro país dejando unas imágenes de nieve espectaculares, por ello vamos a ver qué hacer si tu coche ha sufrido daños por la nieve o el hielo. Por otro lado, dejando las estampas invernales de la capital que hemos visto continuamente en los informativos, el problema que ha surgido son las consecuencias de dicha nevada. Coches que no arrancan, árboles caídos que han roto lunas y demás daños producidos por las inclemencias del tiempo. Por ello, en este artículo vamos a ver qué debemos hacer si nuestro vehículo ha quedado sepultado por la nieve, no sabemos cómo desenterrarlo o arrancarlo, y cómo actuar frente al seguro.

Las bajas temperaturas pueden afectar a la mayoría de la mecánica de los coches, pero para llegar a ello lo primero que tenemos que hacer es desenterrar el coche del enorme manto de nieve que ha quedado sobre él.

Veamos cómo desenterrar el coche y qué esperar de los seguros:

 

Cómo desenterrar nuestro coche

Un coche enterrado por la nieve y el hielo

Quitar la nieve de nuestro coche es relativamente fácil, cogiendo pala y paciencia lo desenterraremos en un rato. El problema llega cuando hemos quitado la nieve y sale a la luz la capa de hielo que se ha formado sobre la superficie del coche. Hay que saber cómo quitar el hielo, ya que hacerlo mal podría llegar incluso a que se rompiesen los cristales.

Una de las opciones que tenemos es verter líquido anticongelante en el cristal y, con el rascador de hielo, ir quitándolo poco a poco. Eso sí, debemos armarnos de paciencia ya que puede ser una tarea larga. Algunas personas optan por coger agua caliente y echarla sobre el cristal, pero se trata de un gran error ya que puede ser malo para la carrocería y el cristal.