Quantcast

Cómo hacer unas natillas de coco deliciosas

Estas natillas de coco sin lácteos es un postre cremoso y de ensueño por el que los amantes del coco se volverán locos. Está lleno de dulce sabor a coco y esta natilla puede comerse sola o usarse en lugar de la crema pastelera normal.

Las natillas de coco son increíbles. Hay suficiente sabor a coco para probarlo sin ser abrumador para aquellos que no lo aman tanto. También agregamos un poco de coco sin endulzar a la natilla, que es opcional, y cubrimos la nuestra con un poco de coco tostado extra.

NATILLAS DE COCO SIN LÁCTEOS

Estas natillas de coco sin lácteos son en realidad un precursor de una receta: un pastel de coco.

Pero, cualquiera que sea el postre que elijas, esta es una receta realmente versátil porque puedes comer las natillas de coco solas como un pudín o puedes usarlas en recetas como sustituto de la crema pastelera. Es tan buena que querrás empezar a comerla con todo.

Ingredientes

  • 1 lata de 13.5 oz de leche de coco entera
  • 5 yemas de huevo
  • 1/3 taza de azúcar granulada
  • 1/4 taza de harina de tapioca (o maicena)
  • 1 cucharada de extracto puro de vainilla casero
  • Coco tostado para cubrir, opcional

INSTRUCCIONES

  • Agrega la leche a una cacerola mediana y calienta a fuego medio-bajo.
  • Mientras se calienta la leche, agrega las yemas de huevo, el azúcar y la harina de tapioca en un recipiente de vidrio de tamaño mediano.
  • Batir para combinar (la mezcla quedará grumosa) y reserva.
  • Revolver la leche de vez en cuando hasta que empiece a hervir. Retira la leche del fuego y, mientras bates, vierte un poco de leche (aproximadamente 1/2 taza) en la mezcla de huevo, no dejes de batir.
  • Continúa batiendo y vertiendo lentamente la leche restante en la mezcla de huevo simultáneamente. Cuando se haya vertido toda la leche en el recipiente, revuelve bien la mezcla y luego viértela nuevamente en la cacerola.
  • Calienta la mezcla de leche a fuego medio, batiendo casi constantemente, hasta que empiece a espesarse como pudín y a burbujear. Retira del fuego y agrega el extracto de vainilla.
  • Coloca un colador sobre un recipiente limpio y vierte las natillas en el colador. Revuelve y empuja la crema pastelera a través del colador, dejando los grumos.
  • Pon un trozo de envoltura de plástico directamente sobre las natillas y deja enfriar a temperatura ambiente. Cuando esté frío, refrigera al menos 2 horas antes de servir.
Cómo hacer unas natillas de coco deliciosas
Cómo hacer unas natillas de coco deliciosas

NATILLAS DE LECHE DE COCO VEGANO

Natillas de leche de coco: postre vegano y cremoso que se prepara en solo 10 minutos. Una deliciosa salsa de natillas vegana repleta de fabuloso sabor a coco seguramente atraerá a los amantes del coco.

A los niños les encantará esta deliciosa natilla de coco vegana y no dejarán de pedir más. Un postre perfecto para complacer a la multitud en comidas compartidas, noches de juegos, reuniones familiares y fiestas colectivas. La leche de coco es un ingrediente versátil que infunde grandes sabores a cualquier plato

VARIACIONES DE LA RECETA

Las natillas de coco veganas se pueden personalizar para satisfacer las preferencias de gusto de cada persona.

  • Una pizca de nuez moscada molida o canela molida le da un sabor maravillosamente saludable y sorprendente.
  • Intenta agregar puré de fresa para una versión afrutada o agrega un poco de cacao para el atractivo de los niños.
  • Una pizca de agua de rosas agrega un encantador aroma floral a esta salsa de natillas.
  • Un poco de jugo de limón y un poco de ralladura de limón agrega un toque encantador a la salsa de natillas.

CÓMO SERVIRLA

  • Una gran alternativa vegana para hacer tartas, pasteles, pudines.
  • Puedes usarlo en lugar de crema pastelera.
  • Cubre con frutas, panqueques, budines o crepes.
  • Un gran sustituto de las natillas tradicionales para las personas intolerantes al gluten y a los lácteos.

NATILLAS DE LECHE DE COCO VEGANA

Ingredientes

  • 1 lata (400 ml) de leche de coco
  • 1/3 taza (77 g) de azúcar
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 3 cucharadas (30 g) de harina de maíz

Instrucciones

  • Para hacer una mezcla de harina de maíz, combina la harina de maíz y un poco de leche de coco en un tazón pequeño. Revuelve y mezcla bien. Deja a un lado.
  • Combina la leche de coco, el azúcar, el extracto de vainilla y la mezcla de harina de maíz preparada en una cacerola.
  • Enciende el fuego a fuego medio-bajo y sigue revolviendo continuamente.
  • Continúa revolviendo hasta que la salsa espese y alcance una salsa espesa y cremosa. Tarda entre 8 y 10 minutos.
  • Apaga el fuego y transfiere la salsa a una jarra o frasco.

Disfrútala caliente o déjala enfriar en la nevera durante unas horas y sírvela fría.

NOTAS

  • Agrega una pizca de cúrcuma para obtener un color dorado.
  • La salsa se mantiene bien durante 3-4 días en el refrigerador. Se espesa más cuando se enfría.
  • El tiempo de cocción puede variar según el tipo de quemador que utilices.
  • Ajusta la harina de maíz según tu consistencia preferida.
  • Azúcar a tu gusto.
  • La salsa se espesa aún más una vez que se enfría.
Natillas de coco
Natillas de coco

Consejos y trucos

  • Asegúrate de mezclar bien la pasta de azúcar y harina de maíz antes de encender el fuego para evitar que se formen grumos.
  • Sigue revolviendo constantemente para evitar que se queme en el fondo de la sartén.
  • No se deben formar grumos si sigues revolviendo constantemente, pero si tienes pocos grumos, cuela la salsa de natillas a través de un colador antes de servir o enfriar.
  • Siempre cocina natillas a fuego lento.
  • Apaga el fuego dependiendo de la consistencia requerida.

¡Estás listo para disfrutar de estas natillas de coco!