Quantcast

La eurozona no esquivará una segunda recesión, según BofA

La aplicación de medidas de confinamiento más prolongadas, que forzarán una reapertura de negocios más tardía en Europa como consecuencia del impacto de la segunda ola de la pandemia, arrastrará a la eurozona a una segunda recesión entre el último trimestre de 2020 y el primero de 2021, según las últimas previsiones de Bank of America, que enfría el ritmo de recuperación estimado para 2021 y espera, en cambio, un mayor rebote en 2022.

En concreto, la entidad anticipa una recaída en recesión de la zona euro, tras la sufrida en los dos primeros trimestres de 2020, con una contracción estimada del PIB del -1,4% entre octubre y diciembre de 2020, a la que seguirá una caída de la actividad del 0,9% en los tres primeros meses de 2021.

“Suponemos que el comercio minorista no esencial reabre en febrero, pero que las restricciones de servicios (hoteles, restaurantes, eventos) se levantan gradualmente solo en el segundo trimestre, similar al año pasado, lo que lleva a un crecimiento máximo de reapertura en el tercer trimestre”, explica el banco.

“Nuestro escenario es más cauteloso para la reapertura de lo que implican los planes oficiales actuales. Sin embargo, los riesgos para nuestras previsiones siguen estando firmemente a la baja”, advierten desde la entidad.

De esta manera, el banco estadounidense ha rebajado en un punto porcentual sus anteriores pronósticos para la zona euro y ahora prevé que el PIB de la región crecerá en 2021 un 2,9%, tras caer un 7% en 2020, aunque confía en que la actividad acelerará su expansión al 3,4% un año después, frente al 2,7% que anticipaba en noviembre.

Sin embargo, los analistas de BofA advierten de que un lanzamiento más lento de la vacunación y/o nuevas variantes de la Covid, podrían causar mayores interrupciones en la economía, lo que podría frenar fácilmente el crecimiento de la zona del euro hasta un rango de entre el 1%-2% este año.

REBAJA AL 4% EL REBOTE DE ESPAÑA EN 2021

En el caso de España, la entidad espera ahora que, tras una contracción del PIB del 11,2% en 2020, una décima menos de lo previsto anteriormente, la economía española crecerá este año un 4%, frente al 4,5% que anticipaba en noviembre, aunque ha mejorado en ocho décimas su proyección de crecimiento para 2022, hasta el 4,5% desde el 3,7%.

De este modo, España crecerá en 2021 y 2022 por encima de la media de la zona euro, después de haber sufrido el mayor desplome del PIB en 2020.

Entre el resto de las principales economías de la zona euro, BofA espera que Francia sea la economía con mayor crecimiento en 2021, con una expansión del 4,7%, frente al 5,9% estimado previamente, que en 2022 se moderará al 3,5% en vez del 2,4% anticipado con anterioridad. De su lado, Alemania ha visto recortada en nueve décimas su previsión de crecimiento para 2021, hasta el 1,9%, mientras que el próximo año crecerá siete décimas más de lo estimado, con un 3,1%.

A su vez, la economía italiana, que en 2020 registró una caída del 8,8%, según BofA, en línea con la contracción de Francia, el PIB rebotará este año y el siguiente un 3,4% y un 3,2%, respectivamente, cuando anteriormente la entidad anticipaba un crecimiento del 4,7% en 2021 y del 2,5% en 2022.